viernes, 28 de noviembre de 2014

Está pasando

El impacto total sobre la inversión está pendiente del canje en acciones

Los titulares de preferentes salen de dudas solo a medias

  • Bankia establece una quita del 39% para las preferentes aunque aún debe fijar el precio de canje al que se convertirán en títulos cotizados de la entidad, lo que dará la verdadera medida de en qué se quedará su inversión inicial. Novagalicia y Catalunya Banc todavía no dan detalles.
Temas relacionados:

De sobra es conocida la pretensión de Bruselas de que los titulares de instrumentos híbridos de capital -preferentes y deuda subordinada- asuman la pérdida correspondiente al deterioro del valor de estos activos, del mismo modo que sucede con los accionistas. El reconocimiento de las minusvalías acumuladas y el canje por acciones -o convertibles- pondrán punto y final a un problema que ha tenido cautivo el dinero de miles de ahorradores, que se han encontrado con una inversión completamente ilíquida y en la que se han dejado de pagar los cupones de rentabilidad a raíz de los procesos de nacionalización de las entidades emisoras.

Los titulares de preferentes y deuda subordinada de Bankia, Novagalicia y Catalunya Banc deberán por tanto asumir pérdidas, según confirmó ayer el comisario de Competencia Joaquín Almunia. Y gracias a ello la factura de la ayuda europea necesaria para la recapitalización de estas entidades -a las que se suma Banco de Valencia, ahora ya en la órbita de CaixaBank- se va a reducir en 10.000 millones de euros, hasta el total de 37.000 millones reconocido ayer. Almunia no cifró sin embargo cuál será la pérdida que deberán asumir los inversores en híbridos de las citadas entidades. Solo Bankia ha dado una pista, que tampoco va a ser la definitiva.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri señaló ayer que el grupo ha recortado su necesidad de capital en 6.500 millones de euros gracias al canje previsto en acciones de estos productos híbridos. Aplicará una quita del 39% en las preferentes - a partir de un precio de canje del 61% sobre el valor nominal-; del 46% en la deuda subordinada perpetua y del 12% en la deuda subordinada con vencimiento. Esta última podrá ser canjeada bien por acciones con el descuento correspondiente, del 86% de media, o por bonos sin rendimiento con un descuento sobre el nominal del 1,5% por mes hasta la fecha de vencimiento de la emisión.

Los descuentos anunciados son una media estimada, que variará en función de las características y precios de cada emisión. Pero el balance total de la inversión en estos productos aún dependerá del precio al que se fijen las acciones de Bankia que recibirán por sus ahorros los titulares de estos híbridos, una vez aplicada la quita. Está previsto que las condiciones se conozcan en diciembre.

Los híbridos de Novagalicia y Catalunya Banc también se canjearán por acciones o convertibles, con el agravante de que ninguna de las dos cotiza en Bolsa. En el caso de Catalunya Banc, la solución deberá venir de la mano de quien se adjudique la entidad en subasta, que deberá aplicar las quitas que receta Bruselas. Novagalicia también precisa que la cifra de conversión de sus híbridos no está cerrada y, como sucede con Bankia y Catalunyca Banc, está sujeta a una valoración actualizada de la entidad. Es la tarea que ahora deberá realizar CaixaBank con Banco de Valencia.

LOS ESPECIALISTAS

¿SECULAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00