lunes, 1 septiembre 2014

Está pasando

Editorial

Comienza a desatarse el nudo bancario

Temas relacionados:

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) adjudicó anoche Banco de Valencia a La Caixa, un paso más en la resolución de la crisis financiera. Desde luego, se trata de la pieza más manejable del puzle, y tanto por coste como por capacidad de absorción no tiene sentido alguno demorar su venta y que sea una entidad de gran tamaño la que la integre en su balance. El mecanismo de resolución es, una vez más, el ya practicado con otras entidades fallidas: precio de saldo, inyección de dinero público y esquema de protección contra las pérdidas que generen los activos que han arrastrado a la entidad a la insolvencia.

Aunque siga corriendo una parte de la cuenta pública, un problema menos. Caja Castilla-La Mancha, CAM, Unnim y Banco de Valencia, hasta ahora, y en los próximos meses Catalunya Caixa y Novagalicia son las entidades cuya insolvencia ha evidenciado los excesos del sistema financiero español durante los años de liquidez y crédito abundante y barato, y con supervisión poco rigurosa. Seguirá pendiente el futuro de la mayor de las entidades fallidas, Bankia, que será sometida a un severo plan de adelgazamiento (oficinas, plantilla, balance...) antes de devolverla a manos privadas. Pero la aprobación hoy por parte de Bruselas de los planes de reestructuración de todas las cajas intervenidas en España, y la entrega en las próximas semanas de capital por valor de 40.000 millones de euros (37.000 para las cuatro entidades nacionalizadas y 3.000 adicionales para el banco malo), es el punto de inflexión definitivo para desatar el nudo financiero que atenaza a la banca, al Estado y a la economía de hogares y empresas en los últimos meses y que ha provocado que centenares de inversores internacionales hayan cuestionado la viabilidad del país. A ello contribuirá también la ampliación de Popular, que culmina hoy.

En los primeros años de crisis los mercados financiaban crecimientos de la deuda pública muy superiores a los que ahora necesita la banca, y lo hacían sin hacerse preguntas. Pero en la primavera pasada se plantaron y advirtieron que no financiarían los 40.000 millones que finalmente ha precisado el sector, simplemente por la sospecha de que se necesitaba mucho más dinero. Ahora está acotada la necesidad y en marcha la solución, tanto para los activos que gangrenaban en balance como para el resto, aunque para ello haya tenido Europa que acudir al rescate. A pesar de que los tempos marcados para la reestructuración de las entidades intervenidas (cinco años) son excesivos, la certeza de que los problemas están identificados, cuantificados y vacunados debe ser suficiente como para que la financiación, que ahora a duras penas llega al Estado, se deslice sin trabas a la banca y, de esta, a empresas y particulares.

LOS ESPECIALISTAS

¿Cómo afrontar septiembre en renta variable?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

UNA SEMANA ENFOCADA EN EL ECB

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El altavoz del Marketing de Escucha Activa: 7 claves de éxito

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00