jueves, 2 octubre 2014

Está pasando

Tendrán cinco años para reestructurar su red de oficinas y plantillas

Los cuatro bancos nacionalizados recibirán 37.000 millones de ayudas

  • El ministro de Economía, Luis de Guindos, desveló ayer que las cuatro entidades nacionalizadas (Bankia, Catalunya Banc, Novagalicia y Banco de Valencia) recibirán 37.000 millones de ayudas. A esta cifra se suman otros 3.000 millones que irán a Sareb. En una segunda fase, en diciembre, Bruselas inyectará más capital al resto de entidades con déficit. Guindos explicó que el sector tendrá cinco años para reestructurar su red de oficinas y plantillas.

A. P. / Agencias

26-11-2012 20:13

Temas relacionados:

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, durante las declaraciones a su llegada a la reunión que el Eurogrupo celebra en Bruselas sobre la crisis griega

EFE

Bruselas aprobará mañana jueves los planes de recapitalización presentados por las cuatro entidades nacionalizadas -Bankia, Catalunya Banc, Novagalicia y Banco de Valencia- y, según adelantó ayer en Bruselas Luis de Guindos, las necesidades de capital totales de este grupo se cifrarán en 37.000 millones de euros. Esta cantidad se sitúa por debajo del máximo detectado por la consultora Oliver Wyman en el peor escenario -Bankia (24.743 millones), Catalunya Banc (10.825), Novagalicia (7.176) y Banco de Valencia (3.462)-, pero superior a la que había venido barajando el Gobierno en las últimas semanas, de 30.000 millones. El ministro de Economía estima que el importe del rescate rondará los 40.000 millones, una cantidad que incluye los alrededor de 3.000 millones que se destinarán a la puesta en marcha de la nueva sociedad que aglutinará los activos inmobiliarios tóxicos (Sareb).

En una segunda fase, en diciembre, Bruselas tendrá que decidir si inyecta más ayudas a otras entidades con déficit de capital. En este grupo podrían encontrarse Banco Ceiss (2.063 millones) si finalmente su fusión con Unicaja no prospera; Liberbank (1.198) en el caso de que no consiga el objetivo de cubrir su ampliación de capital y Caja3 (779) tras romperse su fusión con Ibercaja.

El sector prevé que Banco Popular, con unas necesidades de capital de 3.223 millones, concluya con éxito mañana su ampliación de capital por 2.500 millones y evite así tener que recibir ayudas.

BMN es otra de las que podría aprobar el examen de la CE tras llegar a un acuerdo con Banco Sabadell para la venta de Caixa Penedès, una de las socias que integraban la alianza de cajas presidida por Carlos Egea. Esta operación, pendiente de recibir el visto bueno de Bruselas, reduciría su déficit de capital a unos 300 millones de euros.

El dictamen de la CE también desvelará las condiciones que se le imponen a estas entidades para recibir estas ayudas públicas. Estas pasan por una fuerte reducción de su tamaño, tanto de red de oficinas como de plantilla, unos ajustes para los que contarán con un plazo de cinco años, según avanzó ayer Luis de Guindos. Fuentes del sector financiero aseguran que las exigencias de Bruselas pasan por un recorte de red y plantilla superiores al 30%.

En el caso de Bankia apuntan que implicará el cierre de otras 1.000 sucursales y 6.000 despidos adicionales. Actualmente cuenta con 3.100 oficinas y una plantilla de 20.100 empleados. Desde que se cerró la fusión de las siete antiguas cajas que integran Bankia, la entidad ha reducido ya su plantilla un 16% (4.300 empleos) y su red en un 20% (947 sucursales).

Novagalicia, por su parte, cuenta con 5.800 trabajadores y 660 oficinas. Unas cifras que incluyen su filial Evo Bank, que ha sido puesta a la venta por el banco gallego. Esta última entidad tiene 120 sucursales, a las que se suman otros 60 locales que no comercializan los productos financieros específicos de Evo pero que se encuentran dentro de su órbita, y un total de 1.400 empleados. De momento, Novagalicia ha reducido su plantilla un 23% y un 29% su red.

Las otras dos entidades nacionalizadas, Catalunya Banc y Banco de Valencia, se encuentran en proceso de subasta, por lo que lo más lógico sería que fuera su comprador el que planteara los ajustes necesarios. La primera en resolverse será la venta de Banco de Valencia -se prevé para diciembre- y entre las entidades interesadas figuran CaixaBank, BBVA y Bankinter. Y para hacerse con Catalunya Banc se postulan Santander y BBVA.

Canjes de preferentes y deuda subordinada

Bruselas también anunciará mañana la solución final para canjear las participaciones preferentes y deuda subordinada comercializadas por las entidades nacionalizadas entre inversores particulares. Bankia cuenta con cerca de 7.000 millones de euros entre ambos productos híbridos, que serán canjeados por acciones con descuentos _de entre el 15% (para la subordinada) y el 45% (preferentes).

Catalunya Banc, con 510 millones de euros en preferentes en circulación y 1.428 millones de euros en bonos subordinados, intenta que Bruselas le aplique una quita mínima y jugar con la baza de que está en proceso de subasta. Es decir, que sea el comprador de la entidad el que canjee estos títulos por instrumentos de capital.

Más complicado será para Novagalicia, entidad que no cotiza.

LOS ESPECIALISTAS

Las 24 horas del vía crucis de Cañete

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿SOLO ES POR LA SINCRONIZACION?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

El QE “a la europea” de Draghi

El color de los mercados

Renta 4

Cuatro pilares del nuevo curso académico

Escuelas de negocio

Juan Luis Manfredi

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00