sábado, 19 abril 2014

Está pasando

Los pilotos eludirán el conflicto para respetar el arbitraje

La plantilla de Iberia prepara una huelga entre el 14 y 21 de diciembre

  • Los sindicatos ultiman un calendario de huelgas en Iberia contra el plan de ajuste de la compañía. La intención del personal de tierra y tripulación de cabina de pasajeros (TCP) es parar entre el 14 y el 21 de diciembre. Los pilotos del Sepla se desmarcan al estar afectados por un proceso de arbitraje que les impide abrir un conflicto contra la empresa.
Temas relacionados:

Buena parte de los sindicatos con representación en Iberia están dispuestos a la huelga, pero no quieren echarse encima a la opinión pública y evitarán los paros en fechas señaladas como son las de Navidad.

Ayer empezaron a diseñar un calendario de movilizaciones CC OO, UGT y USO, llegando a un principio de acuerdo, según fuentes sindicales, para promover los paros entre el 14 y el 21 de diciembre. También estuvo presente en las conversaciones el Sepla, pero este sindicato de pilotos se quedará al margen de la movilización, pese a comulgar con ella.

Los distintas fuerzas mantienen, no obstante, una plataforma común en contra del Plan de Transformación diseñado por la dirección de IAG -holding en el que se integran British Airways e Iberia- y refrendado por el consejo de Iberia.

Fuentes cercanas al colectivo de pilotos explican que "no faltan ganas de promover una huelga", pero añaden que el laudo que pesa sobre Iberia les ata de manos. El fallo arbitral dictado en mayo por Jaime Montalvo, por requerimiento del Gobierno, vino a poner paz social entre Iberia y sus pilotos tras una serie de huelgas entre diciembre de 2011 y marzo de 2012. La Audiencia Nacional anuló el laudo por fallos procedimentales, pero no lo deja en vía muerta sino que obliga al árbitro a repetirlo escuchando a todas las partes implicadas.

En este sentido, los representantes de los pilotos dicen estar bajo un proceso abierto de arbitraje que les impide ir a una guerra abierta con la aerolínea. Los pilotos contaron ayer con la comprensión de los representantes del resto de la plantilla.

En la jornada de hoy se retoman los contactos entre sindicatos, sumándose el Sitcpla y CTA Vuelo. El objetivo es llegar a este jueves con una posición unitaria en la que personal de tierra (handling y mantenimiento) y los trabajadores de cabina de pasajeros vayan juntos a la movilización dejando prácticamente congelada la actividad de la compañía.

Los pilotos y el Gobierno

Tal y como informó CincoDías, el Sepla se ha dirigido por carta a los ministerios de Empleo y de Fomento urgiendo el cumplimiento de la sentencia de la Audiencia Nacional con la repetición del arbitraje desde el punto en que Montalvo debe escuchar a las partes implicadas:_Iberia, Iberia Express y los pilotos.

El Sepla sostiene que la sentencia arbitral ya marcaba "los ahorros precisos que hayan de redundar en la mejora de la competitividad" de Iberia con un ahorro de 111 millones anuales. El laudo mantiene el escalafón único de pilotos entre Iberia e Iberia Express y limita las operaciones de esta última al corto y medio radio.

Iberia, por su parte, impugnó el laudo e interpreta la anulación por parte de la Audiencia Nacional como que "nunca ha existido tal arbitraje". En ese contexto presenta un programa de 4.500 bajas que afecta a 537 pilotos (37% del total); 932 tripulantes de cabina de pasajeros (27% del total) y 3.031 empleados de tierra (un 15% del personal de mantenimiento y un 17% del los trabajadores de tierra). A todos ellos se les ofrecen de partida 20 días por año de servicio, con un tope de 12 meses.

Además, el Plan de Transformación incluye el abandono de rutas no rentables, así como la segregación del handling y mantenimiento.

Un 40% menos de salario y un 20% más de productividad para 'TCP'

Iberia quiere prescindir de 932 tripulantes de cabina de pasajeros, donde cuenta con 3.500 empleados. Dice contemplar medidas como las prejubilaciones, bajas incentivadas, recolocaciones y movilidad geográfica. Pero su oferta de partida es de 20 días por año trabajado, con un año de tope, lo que ha encendido los ánimos de los sindicatos. Estos exigen que cualquier disminución de plantilla debe hacerse en el marco del ere 72/01, que desde 2001 recoge las condiciones de reestructuración en la aerolínea.

A los TCP que se mantengan en la empresa se les pretende recortar el salario de un 30% en largo radio a un 40% en corto y medio; no se aplicará la regularización del IPC real de 2012, y se persigue un incremento en la productividad del 20%. La empresa también quiere revisar la política de alojamiento de sus tripulaciones o eliminar la recogida en casa y traslado al aeropuerto.

Barajas se lleva buena parte del recorte en servicios de tierra

Un buen número de los 3.037 empleos de servicios de tierra que Iberia quiere suprimir están relacionados con Barajas (505 personas). El resto de aeropuertos nacionales cargan con 665 despidos. 582 empleados saldrán de la dirección general de Mantenimiento y 412 trabajadores de la dirección general Comercial dejarán la empresa, según la propuesta inicial de Iberia.

La aerolínea ya no concursará por el handling de forma directa, sino que lo hará a través de una nueva filial, buscando una rentabilidad del 10% al 20% en cada aeropuerto. Iberia también se propone crear una filial de mantenimiento.

Con todo ello intenta recortar los costes laborales del personal de tierra un 25% entre los ejercicios 2013 y 2015, al tiempo que se marca un objetivo de incremento de la productividad del 20%.

Los sindicatos se niegan a cualquier intento de segregación "total o parcial" de actividad hacia nuevas filiales.

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00