lunes, 21 abril 2014

Está pasando

El Colegio contabiliza 3.500 desempleados

La falta de obras dispara el paro en la ingeniería de caminos al 14%

  • Un 14% de los ingenieros de caminos colegiados en España están sin trabajo, frente al 1% de 2007. El 80% de las ofertas de empleo que llegan al Colegio son para salir al exterior. La institución pretende tender puentes con Fomento para fortalecer la búsqueda de oportunidades tanto dentro como fuera de España.
Temas relacionados:

Una de las mayores ingenierías españolas enfocada a las infraestructuras de transporte, Euroconsult, necesitaba días atrás contratar a una persona para trabajar en América. Colgó la oferta en el tablón de anuncios del Colegio de Ingenieros de Caminos, sin especificar el país al que debía desplazarse el elegido, y recibió el currículo de 600 personas en unas horas. Así está la ingeniería de caminos: cada vez importa menos dónde hay que trabajar, lo importante es hacerlo.

Datos de 2010 dicen que en España había 2.987 empresas dedicadas a las distintas disciplinas de la ingeniería, con una facturación global de 13.600 millones de euros y una nómina de 85.000 trabajadores. en el sector se da por descontado que las empresas que más están sufriendo son las dedicadas a la obra civil.

Datos manejados por el Colegio de Ingenieros de Caminos elevan la cifra de desempleados a 3.500 profesionales de un total de 25.800 colegiados, lo que acerca la tasa de paro al 14%. Una cota histórica, pese a la notable salida de ingenieros de España, que contrasta notablemente con el ratio de parados entre los colegiados en los años de bonanza económica: el desempleo era del 1% entre 2004 y 2007.

La ausencia de horizontes para esta profesión en España se ha convertido en la primera causa de preocupación para la nueva junta directiva del Colegio, que preside Juan Antonio Santamera. Doctor en Ingeniería de Caminos y director de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid, Santamera se ha marcado como reto reanimar la bolsa de empleo para plantar cara al parón de la obra civil en España. "Un índice de lo que sucede lo da el número de alumnos que salen cada año de las escuelas de Ingenieros de Caminos y cómo son recibidos en el ámbito laboral. Un 70% de la última promoción está en paro", explican en el Colegio.

Ofertas a la baja

En los años de apogeo de la obra pública, el Colegio de Ingenieros recibía una media de 500 ofertas mensuales de trabajo. La cifra ha descendido hasta las 70 propuestas al mes. Pero además de la sequía de opciones para trabajar, destaca que las pocas posibilidades vienen de fuera. El 80% de la demanda de ingenieros va a cubrir puestos en el extranjero.

La institución que preside Santamera ha colocado a 240 personas en los últimos meses y busca una más estrecha relación con el Ministerio de Fomento para incidir en esta vía. "A estas alturas de la crisis todo el sector es consciente de que apenas existen recursos presupuestarios, pero debemos dar soluciones al sector de la ingeniería para que puedan ofrecerse salidas profesionales y no se extinga", demandan desde el Colegio.

Entre las últimas ofertas recibidas y que han sido elevadas a los 3.500 parados figuran seis puestos para trabajar en Suiza, tres para Qatar y una veintena en Brasil. El sector ferroviario es el que demanda más materia gris española, pero desde distintos foros de la ingeniería se está recomendando al personal que amplíe su formación hacia campos como las telecomunicaciones o las finanzas.

Todo un sector en permanente ajuste

1. El club de las seis grandes constructoras cotizadas (ACS, Acciona, FCC, Sacyr, Ferrovial y OHL) tiene ya en el extranjero el 81,2% de las obras de la cartera de contratos pendientes de ejecutar. Suman obras fuera de España por 72.849 millones de euros, por los 16.859 millones de euros en obras pendientes en este país. En el último año, la cartera exterior crece un 17%, mientras la local disminuye un 16%.

El parón de la obra pública y la desaparición de la residencial está poniendo en jaque a las medianas y pequeñas constructoras, con menores posibilidades para salir a competir en el exterior.

2. Antes de la crisis las direcciones generales de Carreteras y Ferrocarril, dependientes de Fomento, adjudicaban proyectos de ingeniería por unos 150 millones de euros al año. En el primer semestre, ambos departamentos tenían prácticamente inédito el apartado de nuevas inversiones.

3. En el sector del cemento se acumula una reducción de la demanda del 34% hasta finales de octubre (11,7 millones de toneladas). La patronal Oficemen aprecia que el decrecimiento se está acelerando. Las fábricas están a menos del 40% de su capacidad y la cifra de empleo, de 7.730 empleados en 2007, ha caído un 34%, hasta los actuales 5.158 empleados. La propia patronal no descarta nuevos ajustes de empleo "si no se consigue frenar la caída del consumo con el apoyo de las administraciones, la reactivación de la obra pública y el incremento de las exportaciones".

4. Casi 91.000 personas dedicadas a la industria de la fabricación de materiales de la construcción están hoy en situación de paro. La cifra triplica los índices de enero de 2008 y eleva la tasa de paro del sector al 27%. Por el camino se han perdido 7.000 empresas, según datos de la patronal Cepco. En este caso incide especialmente el derrumbe del mercado inmobiliario: en España se empezaron 865.000 viviendas en 2006, por las 78.000 de 2011.

LOS ESPECIALISTAS

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00