viernes, 19 de diciembre de 2014

Está pasando

José Vicente de los Mozos

El piloto de Renault España

  • Nacido en Brasil pero criado y enamorado de Valladolid, José Vicente de los Mozos, trabaja duro en Renault España, que esta misma semana aprobó su nuevo plan industrial

Irene López

23-11-2012 19:37

Temas relacionados:

José Vicente de los Mozos

HOGUE

Jean Pierre Laurent dejó huella en Renault España. El que fuera presidente de la división de la compañía en nuestro país entre 2008 y 2011 será siempre recordado entre los trabajadores de la planta de Valladolid por salvar una factoría que, a su llegada, estaba abocada al cierre. Laurent recibió una calurosa y emotiva despedida por su jubilación y se definió a sí mismo como un francés de corazón español. Con este antecedente, su sucesor, José Vicente de los Mozos, que llegó al cargo el pasado enero, tenía una difícil tarea por delante. Sin embargo, parece que en casi un año al frente de la empresa ha sido capaz de hacerse su propio hueco con mucho esfuerzo y dedicación.

De los Mozos (São Paulo, 1962) nació en Brasil, pero solo por accidente, según dice el propio presidente director general de Renault España, que se siente vallisoletano. Fue en esta ciudad donde creció y a la que ha estado unido la mayor parte de su vida. También está fuertemente ligado a la empresa de automoción francesa en la que ya trabajó su padre y en la que él entró como aprendiz con tan solo 16 años.

No obstante, su ascenso en Renault empezó después de terminar su formación. Se tituló en Ingeniería Aeronáutica en la Universidad Politécnica de Madrid y cursó un Máster en Técnicas de Producción en la escuela de negocios IDE-CESEM de la capital. Después volvió a esa que considera su ciudad, Valladolid, y se incorporó al equipo de ingenieros de la factoría de carrocería montaje de la compañía del rombo. En 1993 se marchó a París, donde desempeñó varios cargos en la dirección de ingeniería y regresó a España ya convertido en jefe del departamento de embutición de la fábrica vallisoletana. Más tarde sus responsabilidades se ampliaron a otros departamentos de las factorías de Palencia.

Con la llegada de la alianza entre Renault y Nissan, De los Mozos colaboró en el desarrollo de la sinergia y pasó a ocupar puestos de responsabilidad en Nissan Motor Ibérica. Finalizado su compromiso con la compañía japonesa, pasó brevemente por la dirección general de Ficosa, el fabricante español de componentes para automóviles, para recalar de nuevo en la empresa que le vio nacer profesionalmente, Renault.

Para llegar hasta donde está, este directivo ha hecho gala de esas cualidades que tanto admira en los demás: el compromiso y el espíritu de superación. Además, en más de una ocasión se ha mostrado convencido de la importancia de mantener los pies en la tierra y ha puesto todo de su parte para conseguirlo. El presidente director general asegura que procura escuchar a sus trabajadores antes de tomar decisiones y como prueba de ello ha mantenido varias negociaciones con los sindicatos en lo que lleva de mandato.

El resultado de muchas horas de trabajo y de reuniones ha sido la reciente adjudicación del plan industrial 2014-2016 a las fábricas de la empresa en nuestro país. Según José Vicente de los Mozos, este plan, que permitirá la creación de hasta 1.300 empleos, será el más ambicioso que se ha llevado a cabo en España. Con él se pretende que la capacidad productiva de las plantas españolas (situadas en Valladolid, Palencia y Sevilla) aumente considerablemente durante varios años y genere otras inversiones.

Como reconocimiento a su trayectoria profesional, la Escuela de Dirección de Empresas de la Universidad de Navarra (IESE) le concedió el año pasado el Premio Autos, que recibió afirmando una vez más que la clave de su trabajo "ha sido y es no perder el contacto con el terreno y la realidad".

Aunque compagina su cargo en la cúpula de la empresa con el de responsable de las plantas de producción de todo el grupo automovilístico y puede llegar a pisar más de dos y de tres países en una misma semana, aún encuentra tiempo libre para dedicarse a su gran pasión: su familia. Casado y con cuatro hijos, ha confesado en más de una ocasión que intenta liberarse del trabajo los fines de semana para dedicarse a ellos. "La familia es fundamental y un gran apoyo para hacer más apasionante el trabajo", aseguraba De los Mozos en una entrevista. Para reservar ese tiempo a su mujer y sus hijos sigue una estricta agenda laboral de lunes a viernes, aunque el reloj no le agobia especialmente. Cree que la obsesión por la hora puede generar una ansiedad que, a fin de cuentas, resulta contraproducente. Para este ejecutivo, el secreto está, por supuesto, en el esfuerzo y en un equipo de confianza en el que delegar tareas.

Aunque no le quite el sueño robarle minutos al día, el tiempo que le queda para cuidar de sí mismo le gusta dedicarlo a su afición al fútbol y a disfrutar de una buena copa de vino. Además, como buen vallisoletano, aunque sea de adopción, es un apasionado de la tradición de la Semana Santa.

De él dicen que es una persona leal y comprometida con los suyos. Defiende el esfuerzo personal y la competitividad para prosperar, dos máximas que se ha aplicado a sí mismo para ser el primer español (o casi español) que ha alcanzado un puesto de dirección en la multinacional francesa. José Vicente de los Mozos valora también el espíritu de superación, un espíritu que considera necesario ahora más que nunca para salir de la crisis económica, ante la que cree que solo hay dos opciones: llorar o luchar.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00