martes, 23 septiembre 2014

Está pasando

Por la debilidad de su negocio

Fitch agudiza la crisis de Panasonic y Sony al colocar su deuda en bono basura

  • La agencia de calificación Fitch ha rebajado la nota de Sony y Panasonic a la categoría de bono basura. Una rebaja que se suma a la realizada hace unas semanas a Sharp, a la que Fitch bajó seis escalones.
Temas relacionados:

Los grandes líderes de la industria del consumo electrónico de los años 80 no atraviesan por sus mejores momentos. Compañías como Sony, Panasonic o Sharp se están viendo afectadas por la fortaleza del consumo de smartphones y tabletas, un mercado liderado por Samsung y Apple, frente a la ralentización del consumo de los televisores y otros dispositivos electrónicos, lo que les está obligando a emprender procesos de recorte de gastos, restructuración de plantilla y venta de activos que están afectando a sus ratings.

La agencia de calificación Fitch rebajó ayer la nota de Sony y Panasonic a la categoría de bono basura por la debilidad de sus negocios frente al liderazgo creciente de empresas como Samsung y LG en el mercado de los televisores. Una rebaja que se suma a la realizada hace unas semanas a Sharp, a la que Fitch bajó seis escalones.

La agencia de calificación considera que la pérdida del liderazgo tecnológico de Sony, la debilidad de las condiciones económicas de los mercados más desarrollados, la elevada competencia y la fortaleza del yen, que perjudica las exportaciones, retrasarán la recuperación de Sony, a la que ayer recortó la calificación de su deuda en tres escalones y mantiene la perspectiva negativa ante nuevas rebajas.

Dos escalones bajó Fitch también la nota de Panasonic ante su pérdida de competitividad en sus principales divisiones y su debilidad para generar liquidez. La agencia va más allá y declara que el perfil financiero de Panasonic "probablemente no ofrezca una mejora material en el corto y medio plazo". Con todo, Fitch es la única de las grandes agencias de rating que sitúa en bono basura las notas de Sony y Panasonic, ya que S&P y Moody's las mantienen aun dentro de la categoría de inversión.

Las dudas de Fitch llegan después de que las tanto Sharp como Panasonic rebajaran sus previsiones para fin de año. Sharp prevé unas pérdidas récord de 450.000 millones de yenes (4.369 millones de euros), mientras que Panasonic espera números rojos por segundo año consecutivo. Sony, por su parte, confía en volver a las ganancias tras cuatro años consecutivos de pérdidas.

Cotizaciones en mínimos de 30 años

La debilidad de estos fabricantes de televisores japoneses está afectando a su evolución bursátil. Las acciones de Sony, Panasonic y Sharp que cotizan en la Bolsa de Tokio se encuentran en niveles de hace 30 años. Los inversores dudan de la recuperación de estas compañías ante la caída de la demanda y la reducción de los precios.

Un castigo que se reflejó ayer en la cotización de Sony en Fránfort, donde sus títulos cayeron un 4%, y que se suma a los retrocesos de la semana pasada tras anunciar que emitiría bonos convertibles por importe de unos 1.500 millones de euros.

LOS ESPECIALISTAS

POLITICA CAMBIARIA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00