domingo, 21 de diciembre de 2014

Está pasando

Los líderes de la UE inician una maratoniana negociación presupuestaria

Cita clave en Bruselas

  • Hoy sí. La cumbre que comienza hoy entre los mandatarios de la Unión Europea se presume clave: se negocian los presupuestos para los próximos siete años, que pueden llevar a que España pierda 20.000 millones de euros. La división es la nota común en las horas previas.
Temas relacionados:

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, viaja hoy a Bruselas para participar en la cumbre extraordinaria de la UE en la que sus líderes van a buscar un acuerdo sobre el presupuesto para el periodo 2014-2020 tras la propuesta del presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, que España ve "inaceptable".

Así la calificó días atrás el propio Rajoy, quien se opone frontalmente a una reducción tan radical como la prevista en esa propuesta para los fondos destinados a la política agrícola y a las regiones y defiende las cuentas planteadas inicialmente por la Comisión Europea.

Las posturas de partida son muy dispares, pues mientras algunos países llegarán a la cumbre reclamando mayores recortes sobre las cifras que están sobre la mesa. Otros, como España, buscarán salvar la mayor cantidad de fondos posibles.

Para tratar de encontrar un consenso, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, mantendrá desde primera hora reuniones bilaterales con los diferentes jefes de Estado y de Gobierno antes de que comience la cumbre como tal, a las 19:00 GMT, una hora más en la pénínsula (y la misma hora en Canarias).

En la cena de trabajo, Van Rompuy tiene previsto presentar una nueva propuesta, que enmendará sus últimas cifras, en las que planteaba un recorte de casi 80.000 millones de euros respecto al plan inicial de la Comisión Europea (CE).

A partir de ahí, se abrirá una negociación que, según fuentes diplomáticas, tiene visos de prolongarse hasta bien entrada la noche y continuar el viernes con una posible "noche en blanco" para tratar de cerrar un compromiso ya el sábado.

20.000 millones menos

Con la propuesta planteada por Van Rompuy, España, que por vez primera desde su adhesión a la UE va a convertirse en este periodo en contribuyente neto, perdería unos 20.000 millones de euros.

Ese plan supone una reducción de unos 80.000 millones de euros sobre el que presentó inicialmente la Comisión Europea, de los que 55.000 afectan a partidas tan sensibles para España como la agricultura, la cohesión y las regiones.

Respecto a la financiación que reciben las regiones mediante los fondos de cohesión en función del PIB de cada una de ellas, prácticamente todas las comunidades se verían afectadas.

En concreto, las enmarcadas en el capítulo "en transición" (aquellas cuyo nivel de renta se sitúa entre el 75 y el 90 por ciento de la media comunitaria) percibirían una cuarta parte menos de lo que había planteado la Comisión Europea.

En ese caso estarían Andalucía, Galicia, Castilla-La Mancha y Murcia. También Canarias sufriría recortes que el Gobierno regional calcula en unos 300 millones de euros.

Por su parte, las partidas destinadas a las regiones "prioritarias" (cuyo PIB es inferior al 75 por ciento de la media comunitaria), como Extremadura, se reducirán de los 162.000 millones propuestos por la Comisión a los 156.000 millones que plantea el presidente del Consejo.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00