miércoles, 26 de noviembre de 2014

Está pasando

El FBI investiga la acusación de la tecnológica

Deloitte cuestiona a HP al decir que no detectó fraude contable en Autonomy

  • Deloitte sembró ayer las dudas sobre las declaraciones de HP del martes, cuando el gigante tecnológico se declaró víctima de un fraude contable de Autonomy, la compañía que adquirió en 2011 por 8.560 millones. Un hecho que le obligó, según dijo, a provisionar 6.900 millones. La auditora negó haber detectado "métodos contables inapropiados" en la compañía británica antes de la adquisición.
Temas relacionados:

Las duras acusaciones de HP sobre un fraude contable en Autonomy antes de que la adquiriera en 2011 han caído como una bomba entre los accionistas y las empresas involucradas en la operación. También entre algunos expertos que ayer cuestionaban la veracidad de la denuncia, asegurando que el gigante tecnológico está intentando con esta acusación distraer la atención sobre una mala adquisición. Lynn E. Turner, ex responsable financiero de la SEC y director gerente de LitiNomics, una firma de consultoría económica y forense, señaló ayer a Bloomberg que "el gran problema no es el fraude del que están hablando. El gran problema es que HP ha hecho adquisiciones que han resultado ser un desastre".

Turner se refería a que HP no solo anunció el martes que se veía obligada a provisionar 8.800 millones de dólares (6.860 millones de euros) en el cuarto trimestre y que más de 5.000 millones eran como consecuencia de las "serias irregularidades contables" detectadas en Autonomy. La compañía también se había visto obligada a hacer otra provisión de 11.000 millones en el tercer trimestre por el ajuste de valor de EDS, aunque en este caso el saneamiento tuvo que ver, según HP, con el deterioro del negocio y no con irregularidades como en Autonomy.

Turner se pregunta ayer cómo era posible que una inapropiada contabilización de unos ingresos de 200 millones de dólares de Autonomy pudiesen traducirse en un recorte del valor de 5.000 millones.

Las dudas sobre el caso no acaban aquí. Deloitte, que fue la encargada de auditar las cuentas de Autonomy antes de la compra, aseguró ayer que no encontró ninguna evidencia de métodos contables inapropiados y ninguna tergiversación la última vez que miró las finanzas de la compañía británica. Deloitte, que negó tener ningún conocimiento sobre las irregularidades contables que ahora denuncia HP y que se mostró dispuesta a colaborar en la investigación, aclaró igualmente en un comunicado que no fue contratada para el proceso de due diligence y que las últimas cuentas que auditó de Autonomy correspondían al ejercicio acabado el 31 de diciembre de 2010.

El proceso de due diligence fue supervisado por KPMG, Barclays y el banco de inversión Perella Weinberg, según explicó el ex consejero delegado de Autonomy Mike Lynch. Reuters aclaró ayer que en total unas 15 firmas financieras, legales y contables estuvieron involucradas en la transacción. Esta agencia apuntó que los asesores bancarios de ambas partes recibieron pagos por 68.8 millones de dólares. Solo Barclays obtuvo unos honorarios por la operación de 18,1 millones de dólares y Perella Weinberg 12 millones. Reuters también señaló que los bancos y los asesores legales implicados en la operación defienden que ellos no fueron contratados para revisar la contabilidad de Autonomy y que confiaron en la opinión de los auditores.

En los documentos presentados a la SEC, HP denuncia que se infló el valor de Autonomy en unos 5.300 millones. La compañía está tan convencida de que hubo fraude que ha puesto el caso en manos de la SEC y de la Oficina de Fraudes del Reino Unido y ha solicitado una investigación formal.

Según se supo ayer la oficina del FBI en San Francisco ha puesto ya en marcha una investigación y está trabajando junto con la SEC. Fuentes consultadas por la agencia Reuters aseguraron que la investigación está en una etapa inicial.

Responsabilidades por determinar

La denuncia de HP deja para los expertos demasiadas preguntas en el aire. Entre ellas, por qué la compañía ha tardado tanto en darse cuenta de un fraude, que por otra parte niega el ex consejero delegado de Autonomy, Mike Lynch. También por qué no hizo caso a la responsable financiera del HP, Cathie Lesiak, que ya antes de comprar Autonomy alertó de que era "excesivamente cara", según publicó la revista Fortune.

Bloomberg informó ayer de que algunos expertos se cuestionan si ha podido haber una responsabilidad del consejo de HP. En este sentido, recuerda que el recorte de valores de EDS y Autonomy suman 18.000 millones mientras que en el balance de HP en abril se mostraba un fondo de comercio de 45.000 millones.

Por otra parte, Gartner dice que las decisiones de compra fueron aprobadas por el consejo de administración y que eso provoca serias dudas sobre su competencia y la del comité directivo de HP. Pues aunque la compra de Autonomy se hizo en agosto de 2011 cuando Leo Apotheker era consejero delegado, Meg Whitman, y el presidente del consejo, Ray Lane, ya pertenecían al consejo de administración cuando se firmó.

LOS ESPECIALISTAS

EL CASO DE JAPON ES DIFERENTE (ESPERO)

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00