martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

Las fábricas de automóviles en España desafían a la crisis

Más de 2.000 millones para fabricar nuevos coches en España

  • Las factorías nacionales de automóviles atraen inversiones europeas por su alta competitividad y la flexibilidad laboral. En total hay unos 2.000 millones de inversiones previstas en las plantas españolas.
Temas relacionados:

No está confirmado pero desde el lunes ya se da por hecho que las plantas españolas de Renault han ganado el plan industrial de la multinacional francesa, en perjuicio de sus homólogas en Francia o Turquía. Raro sería que no se otorgara finalmente, cuando el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visita hoy la fábrica palentina del grupo y los sindicatos están convocados a primera hora por el presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos. De confirmarse, se conocerán los detalles últimos de una iniciativa que creará alrededor de 1.300 empleos.

No es la primera y con suerte, no será la última. Según afirmó la semana pasada Mario Armero, vicepresidente de la patronal española de fabricantes Anfac, hay anunciados "unos 2.000 millones de inversiones previstas en las plantas españolas". Y podrían ser más. Las grandes fabricantes automovilísticas están trasladando producción desde sus fábricas del norte de Europa o adjudicando nuevos modelos a las plantas españolas. Los últimos datos disponibles de la patronal europea de los fabricantes, ACEA, de octubre de este año, aseguran que la industria del motor ha cerrado 87 fábricas en Europa en dos años. Hay 210 instalaciones frente a las 297 existentes en 2010. En España, solo se ha cerrado la fábrica de Santana en Linares (Jaén) en 2011.

La patronal europea asume que hay un problema de sobrecapacidad. Frente a los 17 millones de vehículos de capacidad de producción instalada en Europa, este año solo se fabricarán 12 millones, "convirtiendo 2012 en el peor año de la historia del automóvil desde 1995", explican desde la ACEA.

España ha salido bien parada de la criba pero también sufre de sobrecapacidad. Frente a los tres millones de vehículos que podría fabricar, cerrarán el año con "escasamente dos millones", prevén desde Anfac. También han reducido empleo, un 8% desde que comenzó la crisis, aseguran. La industria automovilística emplea a 1,8 millones de personas. La patronal presentó esta semana una batería de medidas transversales para recuperar los tres millones de producción, crear 73.000 empleos, animar el mercado doméstico, que cerrará con unas ventas de unos 700.000 vehículos (muy por debajo del mercado natural para España que los expertos cifran en 1,2 millones) e incrementar la exportación.

Si en España también se deteriora el mercado automovilístico, ¿qué está fomentando el aumento de las inversiones de las marcas en las plantas nacionales? Según varias fuentes del sector, fundamentalmente "la flexibilidad laboral y el incremento de la competitividad de las fábricas". "En 2008, comenzó a haber mucha presión en las fábricas de automóvil, se temían cierres en España y este clima de preocupación generó unos convenios de empresa muy flexibles que han permitido a las fábricas adaptarse a los picos y descensos de la producción", explica a CincoDías Francisco Roger, socio responsable del sector de la automoción en KPMG España.

Desde Anfac, también destacan la priorización de los convenios de empresa como uno de las claves que ha hecho más atractivas a las plantas españolas a la hora de adjudicarse inversiones, lo que ellos han dado en llamar flexifábricas. "Se han llegado a acuerdos que priorizan la competitividad de la factoría, la flexibilidad en función de las necesidades a través de los ERE temporales o de las bolsas de horas, y la formación de los trabajadores", afirman. Además, en España se fabrica "prácticamente todo el rango de vehículos, desde pequeños a camiones pesados, alta gama o eléctricos", señalan.

Otro dato relevante en la planta industrial española es que es "muy moderna". "Todas las fábricas tienen menos de 30 años, tienen acometidas inversiones muy recientes para nuevos modelos y tecnología", asegura Roger. En esta línea, desde Anfac, valoran la alta innovación que se ha llevado a cabo para el producto pero también para procesos de producción. Destacan el centro de investigación en motores diésel de Nissan en Barcelona o el centro de diseño de Seat, en Martorell (Barcelona). En el sector, también señalan que el sistema de instalación de baterías de Renault en Valladolid es único.

La fuerte industria auxiliar sita en España también se convierte en un factor muy importante porque "abarata los costes logísticos, pueden contar con componentes de hoy para mañana, cosa que en otras ubicaciones no es posible", señala Roger. La logística es un coste altamente relevante en el precio final de un vehículo, "hasta el 10%", señalan desde Anfac. Este es uno de los puntos en los que la patronal considera que hay mucho que mejorar en España.

Otro obstáculo español sería la caída de las ventas, que Anfac busca que se ani me con ayudas como el actual plan PIVE de renovación del parque automovilístico. Para Roger, esta decadencia del mercado doméstico no sería tan relevante en tanto en cuanto "es una demanda que aflorará cuando crezca la confianza en España. Ahora, el temor a la pérdida de empleo retrae pero volverán a su nivel".

Mientras tanto, la patronal anima a las exportaciones. Los fabricantes están buscando mercados alternativos como Estados Unidos, Rusia, Turquía, norte de África o Suramérica para dar salida a la producción. También sus mercados naturales de exportación, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, se estancan.

Las nuevas iniciativas de producción para plantas españolas

La futura inversión de Renault no viene sola. Varios de los grandes fabricantes de automóviles con plantas en España han anunciado incrementos de sus planes industriales o traslados de producción hacia el país. A falta de materializarse unos y de cuantificarse otros, el sector ya estima unas inversiones previstas de 2.000 millones para los próximos años.

Ford

La compañía apuesta por su planta de Almussafes (Valencia). Hace un año y medio anunció un plan de inversiones de 812 millones de euros para fabricar en exclusiva dos modelos, el nuevo Kuga y el nuevo Transit Connect. A esta inversión había que sumar los 300 millones asignados en 2009 para la fabricación del nuevo C-Max, en total, 1.112 millones entre 2009 y 2012.

Como colofón al apoyo, la empresa comunicó el mes pasado su decisión de cerrar una planta en Genk (Bélgica) y traerá parte de su producción a Valencia, en concreto, los nuevos modelos de Mondeo, S-Max y Galaxy, y perderá el C-Max y Grand C-Max. No se ha cuantificado aún si esta nueva producción atraerá inversiones adicionales para la planta de Valencia.

Iveco

El fabricante italiano de camiones presentó en junio un plan industrial en España para dos de sus factorías (Madrid y Valladolid). Prevé un volumen de inversiones de alrededor de 500 millones de euros desde mediados de 2012 y hasta finales de 2016. Las inversiones se destinarán al desarrollo e industrialización de nuevos modelos. El aumento de producción previsto en el plan industrial (sobre todo en la factoría de Madrid, la única en España que fabrica vehículos pesados) duplicará la producción actual y creará 1.200 nuevos puestos de trabajo, más de 600 antes de final del primer año. El plan industrial prevé también la instalación de un nuevo centro de investigación y desarrollo en Madrid, además del desarrollo y fabricación, en las dos plantas, de nuevos modelos con un alto contenido tecnológico.

Valladolid recibió el encargo de la nueva furgoneta Daily, y la planta de Madrid acogerá en exclusiva la producción de la cabeza tractora Stralis que, compartía hasta ahora con la localidad alemana de Ulm.

Nissan

La multinacional japonesa comunicó en mayo la tercera de las inversiones previstas en España, que suman 300 millones entre 2013 y 2014 en sus plantas de Ávila, Barcelona y Cantabria. La empresa invertirá 10 millones en su planta de piezas en Santander. Destinará 100 millones de euros a la fabricación de un nuevo camión ligero en sus instalaciones abulenses y en Barcelona producirá en exclusiva a nivel mundial la furgoneta eNV200, el segundo vehículo eléctrico de la marca. Nissan destinará otros 80 millones a la fabricación de un nuevo pick-up, que empezará a producirse a partir de 2014. En total, las inversiones previstas por Nissan en España suman 300 millones de inversión entre 2013 y 2014.

Seat

La empresa del grupo Volkswagen ha destinado a Martorell la producción en exclusiva del nuevo modelo de Seat León, al que dedicará 800 millones de euros. La fábrica ha recibido 450 millones en inversión durante los últimos dos años para adecuarse a la producción de este nuevo vehículo, entre otros. Los responsables de la empresa aseguraron que este encargo productivo garantiza "1.600 empleos en la línea de producción de la fábrica y más de 6.000 en la industria auxiliar". No descartaron que la introducción de dos nuevas carrocerías del León pueda abrir las puertas a la contratación de nuevos empleados. En Martorell, se fabrican tres variedades del Ibiza, tres del Altea, dos del Exeo, el Audi Q3, el antiguo León y desde ayer, el nuevo. El León es "estratégico para impulsar la expansión internacional de Seat". No en vano, los primeros modelos fabricados no van para España sino hacia Alemania, Austria y Suiza y llegarán el próximo mes de noviembre. En el último año, "ha salido un nuevo modelo Seat a la venta cada trimestre".

PSA Peugeot

La empresa francesa tiene también pendiente la asignación de un nuevo modelo, después del cierre de la producción de la fábrica en Orly (Francia) Para la elección, compite también la instalación de PSA en Villaverde (Madrid), que actualmente tiene un expediente de regulación de empleo temporal de 80 días entre 2013 y 2014 a la espera de un nuevo modelo en 2014.

LOS ESPECIALISTAS

¿SUBIRAN ALGUNA VEZ LOS TIPOS DE INTERES?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00