sábado, 25 octubre 2014

Está pasando

Ingresa unos 11,9 millones por la retribución del 9 de noviembre

Emilio Botín vuelve a cobrar todo el dividendo de Santander en efectivo

  • El presidente de Santander tenía derecho a recibir 2,08 millones de acciones nuevas en el scrip dividend que efectuó a principios de noviembre. Pero ha preferido recibir el efectivo, de 0,15 euros por título, lo que le ha permitido ingresar cerca de 11,9 millones de euros. Controla 70,1 millones de acciones.

Emilio Botín, presidente de Santander

REUTERS

Santander fue el banco pionero en lanzar la fórmula del scrip dividend. Lo hizo en octubre de 2009, con el objetivo de minimizar la salida de caja de la entidad y reforzar así sus ratios de solvencia.

Con este método, Santander -y el resto de los bancos que han utilizado esta fórmula- entrega acciones nuevas con cargo a reservas sin ningún coste para él, si bien deja la opción a comprar los derechos de suscripción derivados de esos nuevos títulos a un precio determinado. El pasado noviembre, se comprometió a adquirir los derechos a 0,15 euros. La tributación en este caso es exactamente igual a la de un dividendo clásico.

La mayor parte de los dueños de las acciones de Santander optó por las acciones nuevas en la retribución que se abonó los días 5 de noviembre (cuando cobraron el efectivo) y el 9 de noviembre (ese día, quien así lo acordara recibió 1 acción nueva de la entidad por cada 38 que tuviera en su poder).

SANTANDER 7,041 0,156%

Así, los titulares del 83,57% de los derechos de asignación gratuita optaron por recibir nuevas acciones. El banco emitió por tanto 222,1 millones de títulos nuevos. Mientras, el 16,43% de los dueños de los derechos prefirió el dinero contante y sonante. Es decir, cobraron el dividendo, y la entidad se vio obligada a desembolsar 248,8 millones de euros. En ese porcentaje se encuentra el propio presidente del Banco, Emilio Botín, según ha comunicado en un documento a la London Stock Exchange.

En cualquier caso, el ahorro para el banco es notable. Si hubiera tenido que entregar los 0,15 euros por cada una de las acciones en circulación hubiera tenido que repartir cerca de 1.480 millones de euros. De esta forma, se ha ahorrado unos 1.260 millones, que servirán para reforzar directamente su Core tier 1, la ratio que tiene en cuenta la Autoridad Bancaria Europea (ABE).

Solo tres de sus familiares -Jorge Botín-Sanz de Sautuola Ríos, Francisco Javier Botín-Sanz de Sautuola Ríos y Marta Botín-Sanz de Sautuola Ríos ejercitaron la opción de recibir acciones nuevas. Y en una cantidad muy, muy, pequeña. Jorge recibió 316 acciones; Francisco Javier, 398; y Marta, 271. Se conoce esta información porque todos ellos declaran con él.

Emilio Botín, tradicionalmente, siempre cobra la mayor parte de la retribución del banco en dinero contante y sonante. El consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, adelantó que en los pagos de los próximos dividendos también se dará a elegir entre acciones y efectivo. Por tanto, Santander mantendrá la política de utilizar el scrip dividend para reforzar su balance.

LOS ESPECIALISTAS

¡BEACON! Tecnología de corto alcance para móviles

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Eduardo Vázquez y Nacho Prada

Rajoy no sueña con Europa

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿LES GUSTA EL ORO?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00