sábado, 1 noviembre 2014

Está pasando

Hacienda prioriza el pago de deudas tributarias o a la Seguridad Social

Las regiones solo podrán pagar el 33% de la deuda a proveedores con el FLA

  • Las regiones solo van a disponer de 4.000 millones del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para abonar las facturas impagadas a proveedores. Eso solo representa un tercio del montante que se va acumular a final de año, por lo que las patronales están elevando la presión a Hacienda para que se eleve ese porcentaje. El Ejecutivo prioriza el pago de deudas tributarias o a la Seguridad Social antes que a proveedores.
Temas relacionados:

El Gobierno puso todo su empeño el pasado año en tratar de frenar el fenómeno de la morosidad. Para ello activó un plan de pago a proveedores, a través del que saldó deudas por valor de 27.000 millones de euros, de los que 18.000 correspondieron a comunidades autónomas y 9.000 a ayuntamientos. Todos ellos pusieron el contador a cero hasta el 31 de diciembre de 2011 y suscribieron un préstamo a diez años, con dos de carencia, para su devolución.

Lejos de mitigarse, los impagos han seguido creciendo a lo largo del año, poniendo de nuevo el problema sobre la mesa de Hacienda. La deuda sanitaria acumulada en los tres primeros trimestres supera los 5.000 millones de euros, según los datos aportados por las patronales Fenin y Farmaindustria, y los impagos con las constructoras se elevan a 3.000 millones. Si sigue la tendencia de 2011, esa cifra podría elevarse a 12.000 millones de euros. Las nueve comunidades que han solicitado ayuda al FLA, sin embargo, tan solo van a disponer de 4.000 millones para hacer frente a esos pagos.

¿De dónde salen esas cifras? Esas nueve comunidades han pedido al FLA 11.474 millones, de los que 6.341 corresponden a vencimientos de deuda y 6.285 a otras necesidades. En este último capítulo se permite, por este orden, el pago de los intereses de la deuda, las deudas tributarias o con la Seguridad Social y, en última instancia, el pago a proveedores. Solo los intereses de la deuda que deben abonar las comunidades superan los 2.000 millones, lo que sumado al conjunto de deudas, deja un exiguo margen de 4.000 millones para el pago a proveedores.

Por ello, las patronales están intensificando la presión a Hacienda para que priorice el pago de facturas a proveedores dentro del FLA frente a otros conceptos y que, en caso de que no se cubra todo el dinero disponible (18.000 millones), se use para saldar esas deudas. La Confederación Nacional de la Construcción, Farmaindustria o Fenin son solo tres de las patronales que ya han mantenido reuniones con Hacienda para tratar de buscar una solución al problema de la deuda, que amenaza con perpetuarse.

Desde el departamento de Montoro se están estudiando diversas soluciones, aunque ninguna pasa por la reedición de un nuevo plan de pago a proveedores. Una de las vías que se está estudiando es el endurecimiento de la ley de Morosidad, a través de la creación de un régimen sancionador para evitar que las Administraciones, en especial las comunidades, sigan utilizando a los proveedores para financiarse. La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad le ha hecho entrega a Hacienda de un borrador, a imagen y semejanza del que existe en otros países, en el que se fijan multas de hasta 900.000 euros por no cumplir los plazos de pago. La ley fija un límite máximo para las Administraciones públicas de 40 días en 2012 y 30 días en 2013. Unas cifras todavía muy alejadas de la realidad: la gran mayoría de empresas cobra por encima de 180 días.

Otra posibilidad pasaría por utilizar los 7.000 millones que no se utilizaron del plan de pago a proveedores, aunque Hacienda cree que la prioridad es reducir el déficit y no elevar el endeudamiento autonómico.

¿A cuanto ascenderá el montante para 2013?

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció hace dos semanas que el Ejecutivo volverá a ofrecer en 2013 asistencia financiera a las autonomías a través del FLA. La principal novedad que contendrá ese nuevo instrumento es que también se podrán saldar las deudas que las comunidades autónomas tengan con las empresas ligadas a la dependencia y los servicios sociales. Esa inclusión es la respuesta a los impagos que se han ido sucediendo en Cataluña y Comunidad Valenciana en la última parte de este año.

La gran incógnita es saber cuál va a ser la dotación. Una primera aproximación revela que contará con unos recursos similares a los de este ejercicio. Los vencimientos de deuda para 2013 de las nueve comunidades que se han adherido al FLA este año se elevan a 9.273 y los intereses derivados de esos pagos suman 2.825 millones. A esos 12.098 millones habría que sumar otros 7.000 que proceden del 0,7% de objetivo de déficit marcado para las autonomías por el Gobierno. Muchas regiones seguirán sin acceso a los mercados, lo que les obligará a acudir de forma inexorable al FLA para financiar el déficit para el próximo ejercicio.

Todas las partidas sumadas arrojan una cifra de 19.098 millones, a lo que habría que añadir las necesidades de otras comunidades que no se han adherido al FLA, pero que sí tendrán que hacerlo en 2013 ante la imposibilidad de reducir su déficit más allá del 0,7% del PIB. Fuentes de Hacienda aclaran, sin embargo, que no se va a cubrir todo lo que pidan las regiones. De hecho la diferencia entre lo solicitado y lo autorizado por Hacienda este año se ha elevado a 3.327 millones, por lo que creen que la cuantía será similar en 2013.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00