lunes, 20 octubre 2014

Está pasando

Pierde 1.099 millones hasta septiembre

ACS busca más rendimiento en su negocio de construcción

  • El grupo constructor y de servicios ACS presenta números rojos en los nueve primeros meses del ejercicio. La sociedad perdió 1.099 millones de euros tras la venta del 3,69% de Iberdrola en abril y el consiguiente test de desterioro. La facturación, en cambio, creció el 56,3% hasta 28.468 millones. El grupo se centra ahora en mejorar su rendimiento en construcción.

J. F. Magariño / G. S. Vega

12-11-2012 08:36

Florentino Pérez ocupa el puesto 804 con una fortuna de 1.6000 millones

CINCODÍAS.COM

El ejercicio 2012 es una sucesión de duras presentaciones de resultados para ACS, cuyos números rojos son de 1.099 millones al cierre del tercer trimestre por las conocidas minusvalías de 599 millones derivados de la venta del 3,7% de Iberdrola el pasado mes de abril y el consiguiente test de deterioro de la inversión en la eléctrica, que supuso un ajuste negativo de 962 millones en las cuentas del primer semestre. En todo caso, el resultado mejora desde los 1.233 millones en rojo del cierre de junio. Una de las claves es que Hochtief vuelve a ganar dinero: 92 millones en septiembre.

Al margen del adelgazamiento en Iberdrola, en la que mantiene el 13,76% del capital y que ha ido lastrando el resultado a lo largo del año, ACS también ha visto recortado el beneficio neto recurrente en un 17%, hasta los 566 millones. Se debe, según argumentó ayer la compañía, a la menor contribución de la división de construcción y a desinversiones en el negocio de Medio Ambiente, con la venta de Clece o de Conesur.

La cuenta de resultados del "mayor grupo de infraestructuras del mundo" habla de un alza del 56% en las ventas, hasta los 28.468 millones (la subida es del 7,3% si se tuviera en cuenta la aportación de Hochtief durante todo 2011). El avance en términos de Ebitda es del 51% (2.320 millones) y el Ebit mejora el 24%(1.187 millones). La preocupación declarada por la empresa que preside Florentino Pérez es buscar mayores frutos de la integración de Hochtief a la que se procedió a mediados de 2011.

ACS 27,445 -0,885%

Antes de esa notable operación, que ha llevado a ACS a obtener un 82,6% de su facturación fuera de España, la entidad presentaba rendimientos brutos de explotación cercanos al 10% y un margen de Ebit sobre ventas superior al 7%. Unos ratios que han mermado hasta el actual 8,2% en el caso del rendimiento bruto de explotación y al 4,2% en el rendimiento neto. Una menor rentabilidad se debe a una mayor dependencia del negocio de la construcción (77% del total) aportado por Hochtief y Leighton. Especialmente en la australiana son intensivas en capital sus numerosas obras relacionadas con minería.

El Ebit sobre ventas del área de construcción de ACS es del 2,3% en la actualidad, frente al 12% de servicios industriales y el 6% de Medio Ambiente, las dos últimas actividades prestadas por la matriz española.

Como le sucedió día atrás a Ferrovial, la evolución de la actividad internacional es de franco crecimiento frente a la pérdida de negocio en el mercado local. La facturación fuera crece un 17%, mientras las ventas en casa se desinflan un 22% hasta finales de septiembre. ACS se debe principalmente al área Asia-Pacífico, dónde opera a través de la australiana Leighton, con el 40% de la cifra de negocios, mientras Europa y América aportan un 30% cada una.

Inversiones bajo control

La dieta a que se ha sometido ACS incluye que las inversiones estén notablemente por debajo de las desinversiones en lo que va de año. El grupo constructor acumula inversiones brutas por 1.963 millones, por los 2.430 millones desinvertidos (3,7% de Iberdrola y 10% de Abertis, principalmente). A la espera de cierre está la operación de venta de siete líneas de transmisión eléctrica en Brasil por 751 millones, de los que 423 millones son fondos propios y el resto deuda.

Una cartera de 66.800 millones por explotar

1. El resultado financiero de ACS se ha disparado hasta los 3.052 millones por un gasto financiero neto de 584 millones, los casi 2.300 millones del test de deterioro de Iberdrola y otros ajustes, y 181 millones que proceden de variaciones en el plan de stock options de la empresa.

2. La deuda neta de ACS cae un 5% (485 millones) en los últimos 12 meses, marcando 9.214 millones. De esta cifra, 1.882 millones proceden de Hochtief (cifra que crece en 1.000 millones en el último año); 2.641 millones tienen que ver con las sociedades utilizadas para la compra de las acciones de Iberdrola, y 3.311 millones derivan de los proyectos concesionales (2.183 millones de deuda en activos renovables).

3. La cartera del grupo sube un 1,1% respecto al cierre de 2011. Los contratos por ejecutar suman 66.865 millones: el 43% de esa cantidad procede de Asia-Pacífico, un 23% de América, el 17% se recopila en España y el 16,1% viene de los negocios en el resto de Europa. La cartera de ACS se desinfla en el mercado local un 19% en estos nueve meses de 2012. Cae 800 millones en construcción, hasta los 3.500 millones; es 218 millones menor en Medio Ambiente, donde declara 5.411 millones, y se ve rebajada casi en otros 200 millones en servicios industriales, donde acumula trabajo por 2.519 millones.

4. El área de construcción sigue aumentando la contratación en América y Asia-Pacífico. Al otro lado del Atlántico ACS presenta una cartera de obras por 11.635 millones, un 4% mayor que la del pasado diciembre con protagonismo de EE UU, Canadá, México, Brasil y Perú. En Asia y Australia la cifra es de 28.274 millones, un 2,3% superior.

LOS ESPECIALISTAS

ME VISITAN VIEJOS FANTASMAS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

A dónde va la CEOE, con Rosell o sin Rosell

Por la calle de Alcalá

Jose Antonio Vega

¿Jubilación tranquila? Planifique

Eres tú, no tu dinero

Abante Asesores

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00