domingo, 23 de noviembre de 2014

Está pasando

Editorial

Una hoja de ruta para el futuro de Iberia

Temas relacionados:

El drástico ajuste que llevará a cabo Iberia sobre el 25% de su plantilla, que afectará a 4.500 trabajadores, constituirá uno de los mayores despidos colectivos vividos en una empresa privada en la historia de España. La aerolínea anunciaba el viernes su decisión a la CNMV como parte del Plan de Transformación que pretende llevar a cabo para su saneamiento y para ponerse en condiciones de competir de cara el futuro. Dado que el montante de los despidos augura en sí mismo una negociación complicada, desde la empresa no se descarta tener que acometer nuevos recortes en caso de no llegar a un acuerdo con los sindicatos antes de la fecha límite del próximo 31 de enero. El ajuste laboral no constituye, sin embargo, la única herramienta que utilizará la aerolínea para luchar por su viabilidad. Como parte del plan de saneamiento, Iberia también bajará salarios, reducirá un 15% su capacidad en 2013 y disminuirá su flota en 25 aviones. Todo ello unido a la decisión de expandir el modelo low cost de Iberia Express a todo el negocio de corto radio de la compañía, así como de centrarse en las rutas más rentables y de poner en marcha nuevas iniciativas comerciales.

Los argumentos que la aerolínea esgrime para acometer este ambicioso plan se apoyan en la contundencia de las cifras: es preciso frenar el deterioro de la caja, detener las fuertes pérdidas y conseguir rentabilizar la red. El objetivo final es mejorar los resultados en al menos 600 millones de euros en 2015. No va a ser tarea fácil, puesto que hoy Iberia se enfrenta al mismo cóctel de circunstancias adversas que comparte el resto de su sector: la durísima crisis económica que asola la zona euro, la pujante competencia de las compañías de bajo coste y la constante subida de unos carburantes que, en el caso de las aerolíneas, consumen el 30% de los costes operativos.

Pese a recomendaciones como la emitida el viernes por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien pidió que la reforma laboral se aplique con "sensibilidad" en Iberia, las propias características de la aerolínea constituyen un factor que añade complejidad al proceso. Como parte de IAG, y junto a British Airways, Iberia tiene el reto de lidiar con dos culturas laborales muy dispares. Ello, a priori, dificultará la posibilidad de aplicar la dosis de flexibilidad y abstracción de la nueva reforma laboral aprobada por el Gobierno, algo que los sindicatos de la empresa reclaman como requisito para mantener la paz social. Pese a ello, no hay duda de que la aerolínea debe intentar conducir el conflicto a través del diálogo y tratando siempre de minimizar en lo posible las consecuencias sociales que el duro recorte traerá consigo. Porque ello no solo será beneficioso para los empleados afectados, también lo será para la propia compañía y para todos los ciudadanos que utilizan el transporte aéreo y que sin duda se van a ver directamente afectados por los daños colaterales del proceso.

Más allá de la forma en que las negociaciones se lleven a cabo, IAG cree que Iberia tiene pendiente una profunda reforma que la permita sanearse a fondo, ajustar el negocio a las necesidades del mercado y eliminar las distorsiones que aún arrastra de su pasado público. La industria del tráfico aéreo se ha transformado de forma vertiginosa, y una prueba es la filial Vueling, cuya combinación de costes y operación ha convencido tanto a IAG que lanzará una opa para tener el 100%. El sector ha dejado de ser un club exclusivo y se ha transformado en campo abierto en el que se vive una competencia feroz. Para seguir en ese mercado -y luchar por el liderazgo- Iberia, que en opinión de su dirección "hace agua por todas partes", requiere un estricto ajuste de costes que la haga viable y la dote de flexibilidad ante cualquier cambio de escenario. Ello supondrá un esfuerzo considerable y exigirá muchos sacrificios -incluido el de los pilotos, que no obstante ya han anunciado respuestas contra el plan igual de contundentes que este-. Pero en estos momentos es el único camino viable para afrontar el futuro.

LOS ESPECIALISTAS

Social Media en la PYME.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Cuando Iberia perdió el vuelo

Idearium

ESADE Business & Law School

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00