jueves, 18 de diciembre de 2014

Está pasando

La ministra de Empleo asegura que España está mejorando las previsiones económicas de los organismos internacionales

Báñez: "Esperemos que no lleguemos a destruir 600.000 empleos"

  • La Comisión Europea echó por tierra las previsiones del Gobierno. Este prevé que el próximo año el PIB decrezca un 0,5%, cuando Bruselas considera que caerá un 1,4%. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, espera que no se cumplan las previsiones que vaticinan la destrucción de 600.000 puestos de trabajo este año.
Temas relacionados:

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, tras un Consejo de Ministros.

En el turno de preguntas, los periodistas han aseteado a cuestiones a la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y a la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Una de las cuestiones ha sido las previsiones de la Comisión Europea publicadas ayer y que desmontan tanto las previsiones como los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno de Mariano Rajoy.

Sáenz de Santamaría ha asegurado que el trabajo del Gobierno es mejorar las previsiones de los organismos internacionales. Mientras, Báñez ha reconocido que la crisis se ha agravado pero, al mismo tiempo, ha asegurado que a destrucción de empleo se ha suavizado en los últimos tiempos. Se ha referido explícitamente a los augurios sobre el paro en España: "Esperemos que no lleguemos a destruir 600.000 empleos". Es más, ha destacado eventuales brotes verdes. Del nuevo contrato para la formación y el aprendizaje ya se han firmado 37.310, desde que en febrero entró en vigor la reforma laboral.

Las malas nuevas europeas las dio el comisario de asuntos económicos de la UE, Olli Rhen. Si hace seis meses Bruselas auguraba un crecimiento del 1% en 2013 para el conjunto de la zona euro ahora se apuesta, y con dudas, por un avance de solo una décima. Y las cifras por países, que apuntaban a una robusta actividad en el corazón de la Unión monetaria (Alemania, Francia y Benelux) y una ligera recuperación en la periferia (España, Grecia, Portugal) ahora se han convertido en un alarmante baño de números rojos.

Las previsiones, además, constatan que el proceso de consolidación fiscal no da resultado porque la caída de crecimiento neutraliza los recortes. España cerrará este año con un déficit del 8%, apenas un punto por debajo de 2011. Y en 2014, año en que debería situarse por debajo del límite del 3%, seguirá en el 6,4%, según Bruselas, si no se adoptan nuevas medidas de ajuste.

La economía española, según el departamento de Rehn, caerá el 1,4% en 2013, igualando el dato de recesión de este año. El Gobierno, de momento, mantiene que el PIB caerá el próximo año un 0,5%. El descalabro continúa también en Portugal (-3% y -1%, respectivamente) y en el caso de Grecia, primer país intervenido por la troika (Comisión, BCE y FMI) alcanza proporciones abisales (-6% y -4,2%) con una deuda del 188% del PIB.

LOS ESPECIALISTAS

Ligero crecimiento en 2015

Carácter independiente

Pictet

LA DIFICIL DECISION DE LA FED

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00