lunes, 22 de diciembre de 2014

Está pasando

Anuncia que negociará con Madrid y Cataluña para que supriman el euro por receta

Rajoy quiere bajar el IRPF en 2014 y acabar con el "escaqueo fiscal"

  • El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, aseguró ayer que piensa "darle la vuelta, más adelante" a algunas de las medidas que ha adoptado para corregir el déficit, especialmente a las subidas de impuestos y más concretamente al alza del IRPF. Por ello, avanzó que espera poder bajarlo en 2014 y acabar con quienes eluden cumplir con Hacienda.
Temas relacionados:

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en la rueda de prensa tras la cumbre dle G-20 el 20 de junio de 2012.

REUTERS

El jefe del Ejecutivo, en una entrevista a la Cadena Cope recogida por Europa Press, subrayó que no ha subido los impuestos "por gusto" y que entiende el descontento ciudadano perfectamente respecto a ésta y otras iniciativas llevadas a cabo por su Gobierno. No obstante, insistió en que estas medidas "duras, difíciles e incómodas" son las que permitirán la recuperación económica.

Sin dejar el tema fiscal, Rajoy señaló que espera que no sea necesario tener que volver a incrementar los impuestos. Y en el marco del fraude fiscal, el presidente del Gobierno recalcó que "no hay mayor injusticia que un señor pague el 100% de sus impuestos porque tiene una nómina y haya otro que se escaquee". A esto añadió que "de los 27 países de la UE, España es de los que menos recaudación por IVA tiene en relación a su PIB y eso no puede ser. Por tanto, pagar impuestos es una obligación de todos los ciudadanos".

Otra de las medidas a las que se refirió el presidente del Ejecutivo fue a la imposición de un euro por receta en Madrid y Cataluña. Rajoy se mostró contrario a la aplicación de este recargo, que pretende imponer el Gobierno de la Comunidad de Madrid a partir del 2013 y que se cobra en Cataluña desde el pasado mes de junio. Por ello, anunció que negociará con ambas regiones su supresión antes de recurrir al Tribunal Constitucional.

"A mi no me gusta el euro por receta", afirmó para después argumentar que cree que esta medida rompe con el sistema equitativo e igualitario que pretende el Ejecutivo, ya que en estas dos comunidades el paciente "paga dos veces" por un mismo medicamento.

"Quiero un sistema sanitario en el que todo el mundo sea tratado igual. Hemos tomado la decisión, de acuerdo con todas las comunidades autónomas, de que todo el mundo pague en farmacia una pequeña cantidad porque es un ahorro para el contribuyente", explicó.

No obstante, anunció que, antes de recurrir ante el Tribunal Constitucional la decisión tomada por los gobiernos catalán y madrileño, el Gobierno "tiene la esperanza de llegar a un acuerdo", ya que está abierto el diálogo para negociar que se suprima esta tasa.

Actualmente, se encuentran en negociaciones con la Generalitat para la que se cumple el plazo el próximo mes de diciembre -posterior a esa fecha, si no hay acuerdo se abrirá un recurso-; y espera iniciar la negociación con el Gobierno madrileño antes de su aplicación.

En cuanto al actual estado de la sanidad en España, Rajoy recordó que los servicios públicos son pagados por los españoles, siendo la sanidad el segundo mayor gasto del Estado, tras la Seguridad Social, por tanto se ha comprometido a "no renunciar" a lo que considera uno de los "tres pilares" del Estado del Bienestar, junto con las pensiones y la educación pública.

Por último, y en referencia al corto plazo, mostró su firme compromiso de reformar la administración pública, una medida pendiente desde hace 30 años, y deseó que la reestructuración se lleve a cabo de manera consensuada con los demás grupos políticos. Precisamente hoy miércoles está previsto proceder a la constitución formal de la comisión que llevará a cabo los trabajos y que el presidente dijo que quiere que sea en consenso con el resto de fuerzas políticas.

Y sobre la situación macroeconómica en general, Rajoy avanzó que este año la economía española caerá menos de lo previsto (1,5%) y, por tanto, se destruirán menos empleos de lo calculado inicialmente".

La subida de las pensiones está por decidir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, admitió ayer por primera vez que aún no se ha tomado la decisión de revalorizar las pensiones de acuerdo a la inflación de noviembre, como establece la ley para compensar la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas.

"A finales de noviembre sabremos el IPC y entonces tomaremos la decisión, que aún no está tomada", dijo el presidente en declaraciones a la Cadena Cope. Rajoy recordó que las pensiones constituyen la única partida presupuestaria que se ha incrementado, junto a la que recoge el pago de los intereses asociados a la deuda del Estado, y que este año ya se han revalorizado un 1%. Según los cálculos oficiales de la Seguridad Social, si la inflación de noviembre fuera idéntica a la de octubre (del 3,5%), revalorizar las pensiones costaría a las arcas públicas 5.000 millones de euros.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00