jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

La entidad no tiene "ningún interés natural" en invertir en el 'banco malo'

La factura del ladrillo reduce el beneficio de BBVA a la mitad

  • BBVA ha ganado 1.656 millones de euros hasta septiembre, un 47,3% menos que un año antes, tras provisionar 2.869 millones, dos tercios de su saneamiento inmobiliario. El consejero delegado de la entidad, que prevé cumplir con los 1.500 millones restantes a fin de año, ha manifestado no tener "ningún interés natural" en invertir en el 'banco malo'.
Temas relacionados:

Ángel Cano, consejero delegado de BBVA

PABLO MONGE

La pesada carga del ladrillo, y los ímprobos esfuerzos que está suponiendo cubrir su ingente pérdida de valor, son una pesadilla que BBVA espera que empiece a remitir a finales de año, cuando culmine sus saneamientos. El sacrificio, de momento, la ha costado casi la mitad de sus beneficios del año que se quedan en 1.656 millones de euros hasta septiembre. Una caída del 47,3% respecto a los nueve primeros meses de 2011.

Quizás, por eso, la perspectiva de hacerse socio de la que será la mayor inmobiliaria de Europa no resulta ahora el paso más apetecible. "No tenemos ningún interés natural en invertir en este vehículo", ha remachado hoy su consejero delegado, Ángel Cano, en referencia al 'banco malo' (Sareb) durante la presentación de resultados trimestrales de la entidad.

Cano, no obstante, saca pecho ante la fortaleza que presenta la entidad pese a la crisis económica, argumentando que el margen neto del grupo -antes de saneamientos- creció un 16,1% en los primeros nueve meses del año hasta los 9.000 millones. Unas cifras, pese a todo, que el banco debe agradecerle a su importante expansión internacional.

BBVA 9,165 0,836%

Los países emergentes (agrupando México, Turquía, América del Sur y Asia) suponen ya un 57% del negocio del banco y han experimentado un crecimiento interanual del 16,6%, mientras que los estados desarrollados (Europa y EE UU) aportan un 43% al margen bruto de la firma, con un alza del 0,1%.

El negocio español hasta el tercer trimestre, que incluye ya a Unnim, arroja, de hecho, unas pérdidas de 532 millones de euros (848 millones de beneficio si se excluyen las provisiones inmobiliarias). La entidad defiende que la adquisición de la entidad subastada -por un euro y acompañada de un esquema de protección de activos- ha reforzado la presencia de BBVA en España con un incremento del margen neto del 6,2%, hasta los 2.072 millones a septiembre, y un aumento del 7% en crédito (377.383 millones en el grupo) y del 2,4% en depósitos (288.709 millones).

La operación, no obstante, ha llevado la tasa de mora del banco al 6,5% (con una cobertura del 59%) de los que 0,8 puntos corresponden a Unnim. De no ser por el riesgo promotor, puntualizó Cano, la tasa ser reduciría al 3,9%. Aunque prevé que este último grupo siga incrementando su cartera dudosa, y que empresas de otros sectores también lo hagan, la firma no espera alzas en hipotecas. En el grupo la mora es del 4,8%.

A su vez, Europa y Turquía aportan un beneficio atribuido de 813 millones (un 13% más), América del Sur suma 1.014 millones (sube el 24,1%) y en EE_UU logra 341 millones (un alza de 29,3%). La gran apuesta sigue siendo México, donde ganó 1.300 millones (un 4% más).

El resultado ajustado del grupo, excluyendo los saneamientos y el impacto positivo del fondo de comercio de Unnim, habría supuesto un beneficio de 3.345 millones, solo un 3,8% menos que un año antes. La caída real de las ganancias, del 47,3%, es inferior comparativamente a la experimentada por Santander, del 66%, o Sabadell, del 56%, si bien ellos han avanzado algo más sus saneamientos. A BBVA, en todo caso, solo le restan 1.568 millones (un tercio) que prevé reunir este año sin sufrir perdidas.

En paralelo, BBVA_planea "acelerar" la venta de su stock inmobiliario, en el que suman unas 47.000 fincas. Con cifras de descuento medias del 25% han logrado vender unas 4.500 viviendas en el año. En esta línea, BBVA estudia flexiblizar las condiciones de refinanciación de créditos y agilizar la venta de adjudicados, sin descartar el derribo de promociones, pero consciente de que "el suelo es menos líquido que cualquier construcción".

Pese a que el presidente del banco, Francisco González, avanzara hace un mes que BBVA estaría en el banco malo, Cano descartó tener "ningún interés" en invertir en la Sareb, de la que reclamó "mas información" al Gobierno antes de decidir. La clave de su éxito, valoró, estará en la solidez de su gestor. La sociedad, estimó, ayudará a rebajar los precios de la vivienda un 10% más en un par de años. Un periodo en el que el país debe dar salida a dos tercios de su stock de vivienda, "hasta dejarlo en unas 350.000", si se quiere reactivar el sector inmobiliario.

En cuanto a la solicitud de un rescate a España, Cano apoyó que no se pida hasta que las condiciones estén claras pero asume que ayudaría a abrir los mercados y, en última instancia, a devolver el crédito. Desde BBVA no prevén que este vuelva en 2013 pero creen que la luz puede llegar en 2014, en paralelo a una mejora macroeconómica.

Las otras claves

Dividendos y compras

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, avanzó ayer que la entidad no prevé rebajar la retribución del accionista y que espera la supresión del dividendo de elección (cobro en acciones o en efectivo) cuando la situación lo permita. La entidad, que se ha hecho este año con Unnim, se ha mostrado dispuesta a estudiar compras tanto por la vía de la subasta de entidades nacionalizadas como por la venta de redes de oficinas de entidades con problemas.

Salida a bolsa en México

Cano negó ayer estar recibiendo presiones del Gobierno mexicano para la salida a Bolsa de su negocio azteca pese al manifiesto interés del país en tener un mercado bursátil "más líquido y profundo". El consejero delegado descartó un salto al parqué de Bancomer en el corto plazo (una operación que valoró cerca de los 23.000 millones de euros) pese al "buenísimo" resultado que ha tenido Banco Santander con su firma mexicana.

Desahucios

Ante las críticas de algunos jueces a la crudeza del sistema de desahucios, Cano aseveró que la banca es la última interesada en ejecutarlos y aseguró que estos se están reduciendo sin necesidad de que se regule con nuevas leyes. Aunque BBVA no dio datos de los desahucios ejecutados, desde la firma aseveran haber ayudado a nueve de cada 10 familias en problemas, hasta un total de 110.000 casos.

LOS ESPECIALISTAS

UNION BANCARIA

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00