jueves, 27 de noviembre de 2014

Está pasando

Solo subvencionará las viviendas protegidas en alquiler

El Gobierno dejará de financiar viviendas de protección oficial

  • Fin a la VPO tradicional. La promoción de nuevas viviendas protegidas destinadas a la venta, tal y como se ha desarrollado hasta ahora, dejará de existir. El Ministerio de Fomento admite que ya no tiene sentido seguir financiando la construcción de estos pisos por la escasez de recursos y el ingente stock.

Raquel Días Guijarro

15-10-2012 10:44

Temas relacionados:

Cambio de modelo". Así se refiere el Plan de Infraestructuras de Transporte y Vivienda (Pitvi) al ámbito inmobiliario. Dice el departamento que dirige la ministra Ana Pastor que el objetivo es "cambiar la cultura de acceso a la vivienda vinculada a la propiedad por otra que tenga en el alquiler una opción deseable y preferente, a través de cambios regulativos, fiscales y ayudas a los grupos más vulnerables".

Se terminan, por tanto, las subvenciones a promotores para edificarmás viviendas de protección oficial (VPO) en régimen de compra y se declaran igualmente "a extinguir" las ayudas a las familias con menos recursos para acceder a una de esas casas. Preguntado Fomento por qué se llega a esta situación y cómo se articulará la defunción de la VPO tradicional, fuentes oficiales de este departamento contestaron a CincoDías por escrito que "el hecho de no recibir ayudas estatales en el marco del plan no quiere decir que no se pueda seguir promoviendo vivienda protegida en régimen de compra".

Se refiere, aunque no lo cite de manera explícita, a que las comunidades autónomas podrán seguir desarrollando esta clase de casas sociales si así lo consideran oportuno con fondos de sus presupuestos. Sin embargo, la actual crisis financiera por la que atraviesan la mayoría de las regiones y la historia reciente, que prueba que ocho de cada diez VPO construidas hasta ahora fueron financiadas por el Estado, confirman la crónica de una muerte anunciada.

Poner en valor el stock

¿Qué pasará a partir de ahora? Obviamente, todas aquellas promociones de VPO en propiedad que hayan recibido la calificación provisional (certificación que les asegura el acceso a las ayudas públicas) mantendrán las subvenciones, aunque todavía no se haya iniciado su construcción y apenas esté el solar. Por tanto, los promotores que estén pensando en desarrollar alguno de estos proyectos y aún no dispongan de esa calificación, solo tienen hasta el 31 de diciembre para obtenerla, ya que a partir de enero será de aplicación el nuevo plan plurianual de vivienda 2013-2016.

¿Cómo será ese nuevo programa de actuaciones? Dice el Pitvi que sus ejes o líneas estratégicas serán el acceso a la vivienda en alquiler, la rehabilitación, la puesta en valor del stock de viviendas nuevas sin vender ni alquilar, la reconversión del sector de la construcción y un último aspecto también interesante: "Afrontar el problema de las viviendas vacías" justo en el año (2013) en el que se conocerán los primeros datos actualizados hasta 2011 de a cuánto asciende el parque de casas vacías en España.

Aunque Fomento guarda mutismo absoluto sobre lasmedidas estrella que incluirá el nuevo plan de vivienda, el Pitvi asegura que establecerá un "sistema innovador de incentivos", siempre desde la austeridad y eficiencia. En materia de alquiler se centrará en la concesión de ayudas directas o indirectas a los futuros arrendatarios, "así como en la incorporación al mercado de alquiler de la vivienda nueva sin vender, ahora en stock, o procedente de inmuebles desocupados". Todo un reto.

Una hipoteca de partida de más de 5.000 millones

Tal y como le ha pasado a la inversión prevista en los presupuestos de Fomento para 2013, que nace lastrada

por los compromisos de pago procedentes de ejercicios anteriores, el Pitvi reconoce que en vivienda "las nuevas actuaciones estarán bastante limitadas los primeros años".

La razón es bien sencilla: "El volumen total de los recursos destinados a atender compromisos anteriores hasta 2018 superan los 5.000 millones de euros, mpese a las reformas acometidas para contener su expansión". Explica Fomento que esos compromisos comprenden tanto las cantidades que habrá que seguir pagando relativas a la renta básica de emancipación (que ya fue recortada), como la subsidiación de préstamos convenidos (por la que el Estado paga parte del tipo de interés de las hipotecas concedidas para pagar las VPO).

Solo por este último concepto, la cuantía a pagar representa poco menos de 900 millones anuales, según confirmaron fuentes cercanas al departamento de Pastor. Conclusión: que aunque el Ejecutivo promete que el futuro plan de vivienda será revolucionario porque ya no concederá subvenciones para acceder a una casa en

propiedad, sino que se centrará en ayudar a quien alquile o rehabilite su piso, no es así. Lo cierto es que habrá

pocos recursos, apenas el 0,072% del PIB; es decir, unos 760 millones al año con datos del PIB de 2011.

Fomento se defiende recordando que como sus esfuerzos se centrarán en hacer que esas ayudas "sean eficientes", dicho dinero "aún podrá servir para ayudar a muchas familias". La extinción de la VPO en propiedad supondrá también el fin de la leyenda negra de fraude que ha acompañado a esta figura. Ya no se podrá revender después a precio de vivienda libre.

LOS ESPECIALISTAS

¿SECULAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00