lunes, 1 septiembre 2014

Está pasando

Hacienda penalizará la especulación y las plusvalías a corto no aplicarán el tipo del ahorro

Los beneficios en Bolsa logrados en menos de un año tributarán en el IRPF hasta el 52%

  • El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, precisó ayer que la reforma del IRPF que planea Hacienda penalizará fiscalmente la compra y posterior venta de acciones bursátiles en menos de un año. Las plusvalías generadas a corto plazo tributan actualmente hasta el 27% y, a partir de 2013, lo harán al marginal, que alcanza el 52%. Un gravamen que en comunidades que han elevado el tramo autonómico como Cataluña se sitúa en el 56%.
Temas relacionados:

El Gobierno entrará en la máquina del tiempo y la tributación de las plusvalías bursátiles retornará a una situación parecida a la vigente hasta 2007. Es decir, antes de la reforma ideada por el entonces secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, planea penalizar a los inversores que ganen dinero al comprar y vender acciones en menos de un año. El beneficio obtenido tributará como renta del trabajo y no del ahorro. Actualmente, los primeros 6.000 euros de plusvalías tributan al 21%, entre 6.000 euros y 24.000 euros lo hacen al 25% y, a partir de ese nivel, al 27%. Ello es así con independencia del periodo de generación de la renta. A partir de 2013, los beneficios bursátiles logrados en menos de un año tributarán al marginal que corresponda a cada contribuyente en función de su renta. Actualmente, existen siete tramos y los tipos van del 24,78% para bases imponibles inferiores a 17.707 euros hasta el 52% para rentas superiores a 300.000 euros. En comunidades que han elevado el tramo autonómico del impuesto como Cataluña, Andalucía o Extremadura, el gravamen máximo es incluso superior. En el caso catalán, alcanza el 56%, un tipo que muchos expertos fiscales consideran confiscatorio y que, en Europa, solo es superado por Suecia.

Actualmente, si un inversor logra 6.000 euros en Bolsa tributa al 21% y paga a Hacienda 1.260 euros. Ello es así con independencia de la renta del inversor o del tiempo en el que se generó dicho beneficio. A partir de 2013, si esa misma plusvalía de 6.000 euros se ha logrado en un inversión de menos de un año tributará al marginal que corresponda. Para un contribuyente que gane 39.000 euros al año, supondrá pagar un 40%, es decir, 2.400 euros.

Fuentes de Hacienda aseguran que la reforma no persigue elevar la recaudación, aunque resulta evidente que la medida beneficiará las arcas públicas en perjuicio de los contribuyentes e inversores. El Ejecutivo argumenta que pretende mitigar la fuerte volatilidad que existe en el mercado.

Raúl Bañó, asociado principal de CMS Albiñana & Suárez de Lezo apunta que la decisión perjudica a las rentas altas, las únicas con capacidad para invertir ahora en Bolsa. "Es terriblemente injusto que una persona que logra una plusvalía en un activo en Bolsa aplique un tipo fijo, mientras que el salario de un trabajador se somete a una tarifa progresiva", señaló Montoro en julio desde la tribuna del Congreso.

En principio, la medida solo afectará a los mercados financieros y se descarta que pueda aplicarse a las viviendas. Antes de 2007, cuando un contribuyente compraba y vendía una vivienda en menos de un año, el beneficio obtenido tributaba al marginal. Si el plazo era superior, se gravaba al 15%. Fuentes de Hacienda aseguran que con la situación actual del mercado inmobiliario no resultaría lógico penalizar al sector. También habrá que dilucidar si la medida afectará a la compraventa de bonos del Estados, un punto que todavía no está decidido.

Los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria muestran que 15,6 millones de contribuyentes declararon en 2010 rendimientos del ahorro, que incluye desde los intereses logrados por un depósito bancarios hasta la venta de acciones bursátiles o el pago de un dividendo.

La inmensa mayoría de estos declarantes presentó beneficios por debajo de los 1.200 euros. Sin embargo, unos 5.000 contribuyentes declararon ganancias en 2010 por un importe superior a los 600.000 euros. Junto a la reforma de la fiscalidad del ahorro, el Gobierno también implantará una suerte de tasa Tobin en el mercado bursátil a partir del próximo año.

Las cifras

27% es el tipo máximo al que tributan los beneficios en Bolsa que sobrepasan los 24.000 euros. En 2013, si la plusvalía se logra en menos de un año, se tributará al tipo marginal del IRPF, que alcanza el 52%.

15,6 millones de contribuyentes declaran rendimientos del ahorro en el IRPF. De estos, unos 5.000 logran beneficios superiores a los 600.000 euros.

Trato igual para todas las comunidades autónomas

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, señaló ayer que "el Gobierno trata por igual a todas las Administraciones autonómicas" siempre que estas estén "dispuestas a responsabilizarse de su condición de parte del Estado español" y, por tanto, "cumplan" también con el objetivo de déficit fijado para cada una de ellas.

Así lo dijo tras ser cuestionada sobre el anticipo de 1.000 millones solicitado por la Junta de Andalucía al Ejecutivo de la nación (al margen del Fondo de Liquidez Autonómica, FLA) en una rueda de prensa celebrada en Sevilla tras reunirse con la dirección del Partido Popular Andaluz.

Según De Cospedal, en España tenemos "la enorme suerte" de tener un Gobierno que "no ha dejado abandonadas" ni a las comunidades ni a los Ayuntamientos "porque ha establecido mecanismos para que puedan hacer frente a los vencimientos de deuda y al pago de las facturas que estaban sin pagar" y que, además, "va a poner a disposición un fondo de liquidez autonómica para todas las comunidades".

LOS ESPECIALISTAS

¿Cómo afrontar septiembre en renta variable?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

UNA SEMANA ENFOCADA EN EL ECB

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00