domingo, 31 agosto 2014

Está pasando

Marc Gené. Piloto de pruebas de F1

"En la alta competición hace falta talento, apoyos y suerte"

"En la alta competición hace falta talento, apoyos y suerte"

A Marc Gené (Sabadell, 1974) no le sobra el tiempo. Es piloto de pruebas de Fórmula 1 en Ferrari, conductor titular para Audi en el circuito de Le Mans y retransmite las carreras en televisión. La velocidad forma parte de su vida.

¿Qué se necesita para triunfar en la alta competición?

Hay una parte de talento innato, y luego es importante que el entorno familiar también ayude. El factor suerte también existe: hay que tener los apoyos correctos y estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Por desgracia, este es un mundo muy elitista y hay gente con muchísimo talento que nunca llegará a la alta competición.

¿Cómo valora su situación profesional?

Ya hace años que soy un privilegiado. No tengo el éxito de Fernando Alonso, pero soy probador en el mejor equipo de F1 del mundo desde hace casi nueve años. Como las escuderías han reducido costes, también han bajado los minutos de test y ese tiempo lo suplo con la competición en Le Mans con Audi. Poder estar con las mejores marcas de cada tipo de competición es increíble.

¿Hasta qué punto se complementan ambas competiciones?

Más de lo que parece. Los dos coches tienen una potencia y una carga aerodinámica similar. Aunque el coche de Le Mans es más bonito. Y más pesado, porque tiene que aguantar 24 horas. Conducir el Audi me mantiene en forma, y eso lo notan en Ferrari.

¿Cómo ve el Mundial de Fórmula 1 este año?

Está mucho más igualado que en otras temporadas. Es la primera vez en la historia que ha habido seis ganadores en seis carreras. Las nuevas normas, que limitan los escapes soplados, han hecho que todos los coches se hayan acercado mucho en prestaciones. Hay más emoción e igualdad en los tiempos. Para los espectadores, seguro que este es uno de los mejores campeonatos de la historia. Una o dos décimas suponen estar o no en la Q3 ronda en la que se deciden los primeros puestos de clasificación.

¿Qué marcará la diferencia?

La constancia. Por eso Fernando Alonso, que es un piloto superconstante y que no comete errores, es el líder. Nunca tiene una carrera mala: no ganará siempre, pero tampoco queda de los últimos.

¿Qué pronóstico hace de cara al final del campeonato?

Fernando, sin duda, estará entre los tres mejores. Apostaría por él como ganador, pero será muy difícil. Luego Red Bull y MacLaren. En cuanto a pilotos, Hamilton tiene un plus, y también Vettel. El podio se lo jugarán estos tres.

¿Se plantearía volver a la F1?

No lo descartaría, pero miraría con lupa los pros y contras de los equipos a los que pudiese ir. La F1 es a lo que aspiramos todos los pilotos, porque son los coches más radicales de conducir. Pero para mí supondría dejar Ferrari y Audi, para ir a un equipo inferior. No me compensa tener un volante fijo en el campeonato, tendría que renunciar a demasiado. Si fuese un equipo con garantías y proyecto de futuro, entonces sí. Pero también soy realista y sé que tengo 38 años y me queda poco tiempo en el circuito. Hay que disfrutar el tiempo que nos queda.

¿Qué es lo que más le ha costado en el salto a Le Mans?

Son carreras de 24 horas, en las que prima el trabajo en equipo, por lo que las ayudas entre los tres pilotos son imprescindibles. Esa sensación es muy bonita y nueva para mí, porque en F1 sucede lo contrario: allí los pilotos somos como rivales, no fluye la información.

¿Cómo se puede conducir a más de 300 kilómetros por hora durante horas y en plena noche?

La F1 es más física, la prueba de Le Mans es de resistencia. Tienes más desgaste mental, hay que saber competir cansado. Y la sensación de velocidad con tu alrededor prácticamente a oscuras es impresionante.

En Alemania no hay límite de velocidad en las autopistas. ¿Le da envidia?

A los que nos gusta la velocidad nos tocará seguir yendo a Alemania hasta que cambie la cosa en España... Respeto la ley y los límites de velocidad, pero no creo que yo arriesgue la vida de la gente a esa velocidad. Cada uno debería ser consciente de sus limitaciones.

¿Qué tal se viven las carreras desde detrás de las cámaras?

Es mucho más fácil. En mi caso, participo en los briefings de Ferrari y tengo la suerte de poder contarlo, por lo que los espectadores entran hasta la cocina del equipo. Tengo que estar alerta, no puedo decir todo lo que sé.

LOS ESPECIALISTAS

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El altavoz del Marketing de Escucha Activa: 7 claves de éxito

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

Amazon y el videojuego en directo. ¿El nuevo El Dorado?

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00