jueves, 17 abril 2014

Está pasando

La reestructuración del sector financiero

Botín respalda las reformas de Rajoy y anima a ejecutarlas

  • Cambia su postura y apoya la creación de un 'banco malo'

España está orientada en la dirección correcta. Ahora le toca emprender el camino. Este fue el mensaje que trasladó ayer Emilio Botín, presidente de Santander, durante la presentación de la salida a Bolsa de su filial mexicana. "Las decisiones del Gobierno español van bien encaminadas. Ahora lo que hay que hacer es cumplirlas", explicó el banquero en alusión a las novedades en materia laboral, fiscal, presupuestaria y financiera que ha aprobado el Ejecutivo que encabeza Mariano Rajoy.

Durante su intervención, Botín hizo alusión a la crisis de deuda soberana europea. "Me gusta y me creo que el BCE vaya a comprar deuda española", afirmó el banquero. Sus palabras llegan en un momento en que la UE se encuentra dividida sobre el papel que debe jugar Fráncfort en este contexto. Botín remarcó que "las reuniones de septiembre serán muy interesante y soy muy optimista al respecto. Es necesario que se consolide la nueva arquitectura del euro".

El presidente de Santander fue, en cambio, más esquivo al tratar la posibilidad de que se produzca un rescate de España, después de que se aprobara un plan de salvamento para el sistema financiero nacional dotado con 100.000 millones. Ante la eventualidad de que Europa deba apuntalar también a las arcas públicas, Emilio Botín se limitó a afirmar que "el Gobierno español tomará la decisión oportuna y está preparado para hacerlo".

SANTANDER 7,052 0,030%

El principal banquero del país tuvo palabras para la sociedad de gestión de activos que se constituirá a raíz de la promulgación, el pasado viernes, del real decreto ley sobre la reestructuración financiera. "Al principio de la crisis no apoyé que se creara un banco malo, pero ahora me parece bien que se haya hecho porque lo dice Bruselas. Forma parte del Memorando de Entendimiento (MoU)" suscrito con motivo del plan de rescate europeo para la banca española.

Botín no opinó, sin embargo, sobre cómo debe estar estructurada la sociedad de gestión de activos para atraer a inversores institucionales ni en qué condiciones ha de realizarse el traspaso de activos por parte de las entidades.

Pendiente del baile de fusiones en España

Santander se mantiene a la espera. Tras cuatro años de crisis financiera, el primer banco del país no ha protagonizado todavía ninguna fusión. En contraste, rivales de peso como BBVA y CaixaBank han encabezado sendas absorciones. Sin embargo, Botín se mantiene abierto a mover ficha. "Estudiamos las operaciones que se presentan, pero ahora no negociamos nada", explicó. Economía reconoció el pasado viernes que mantiene su intención de sacar a pública subasta Catalunya Caixa. Otro tanto debería ocurrir con otras entidades nacionalizadas como Novagalicia o Banco de Valencia. Botín eludió comentar si Santander recomprará a Promoinvest la sede del banco ubicada en Boadilla del Monte (Madrid). El fondo inmobiliario británico propietario de la Ciudad Financiera de Santander se encuentra en concurso de acreedores desde noviembre.

LOS ESPECIALISTAS

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00