viernes, 25 abril 2014

Está pasando

Quién manda en las empresas

Bankinter, el verso suelto de la reordenación bancaria

  • El banco permanece al margen de fusiones y centrado en su nicho de negocio

Bankinter mantiene el equilibrio en un entorno de vértigo. En un abrir y cerrar de ojos, el sistema financiero español ha pasado de estar poblado por una miríada de entidades a contar con un puñado de protagonistas. La escasez de liquidez, el efecto carcoma de la morosidad y la necesidad de adaptarse a un contexto de caída de la actividad han empujado a unos y otros a participar en fusiones, a ser absorbidos y -los menos- a engullir rivales. En esta vorágine, solo un grupo permanece impertérrito: Bankinter.

Los gestores de la entidad lo repiten una y otra vez desde que comenzó la reestructuración financiera: "El tamaño no es lo importante. Lo que cuenta es tener una buena gestión y mantener una política de riesgos rigurosa". En esta materia, Bankinter se ha aplicado a fondo. En los años del boom se implicó poco en la financiación a promotores y hoy disfruta la tasa de créditos impagados más baja del sistema: un 3,91%. Además, bajo la batuta de su consejera delegada, María Dolores Dancausa, se ha convertido en la primera entidad en cumplir con los dos reales decretos de saneamiento de balance impuestos por el Gobierno. Ha destinado 250 millones de euros a este fin.

En estos tiempos de menor negocio, el banco se ha centrado en potenciar sus ingresos típicos. Al tener un tamaño más comedido, la firma se ha visto significativamente menos presionada para reajustar su red y plantilla que sus rivales.

Ha sido la primera entidad en completar el saneamiento extra del balance

BANKINTER 5,681 -0,800%

Bankinter tiene hoy la reputación de estar enfocado en el negocio con particulares de renta media-alta y volcado en las nuevas tecnologías. Pero no fue siempre así. De hecho, la entidad nació como banco industrial en 1965, fruto de una joint venture entre Santander y Bank of America. En 1972 se convirtió en un banco independiente al comenzar a cotizar en la Bolsa. Este no impidió, sin embargo, mantener unos lazos estrechos con la familia Botín.

Su principal accionista, con un 24,5% del capital, es Jaime Botín-Sanz de Sautuola, hermano del presidente de Banco Santander, Emilio Botín. Y esa rama de la saga de banqueros tiene voz y mando en Bankinter. El vicepresidente ejecutivo es Alfonso Botín, hijo de Jaime Botín y representante de la sociedad familiar Cartival. Bajo su supervisión directa se encuentran las áreas de riesgos, control y recuperaciones, capital riesgo, así como estrategia y desarrollo. Otro hijo, Marcelino, también está presente en calidad de consejero dominical.

El segundo inversor de referencia de Bankinter es Crédit Agricole, con un 20,1% de las acciones. Sin embargo, no se encuentra presente en el consejo de administración al tratarse de un competidor directo. El grupo francés se hizo fuerte en el capital de Bankinter al hacerse con la participación del 15% que estaba en manos del inversor indio Ramchand Bhavnani, allá por 2007.

El tercer actor de peso en el accionariado de Bankinter es la familia Masaveu. La dinastía empresarial asturiana posee un 5,3% de las acciones. Está representada en el máximo órgano de gobierno del banco por Fernando Masaveu. El 50% restante del capital es de minoritarios y cotiza libremente en Bolsa.

El máximo órgano decisorio del banco madrileño destaca por la fuerte presencia de miembros independientes. Bajo esta categoría figuran cinco de sus diez miembros. Son John de Puleva (presidente de USA Hospitales), Jaime Terceiro (expresidente de Caja Madrid), José Antonio Garay (expresidente de Chase Manhattan Bank España), Gonzalo de la Hoz (responsable de Línea Directa entre 1995 y 2008), y Rafael Mateu de Ros (socio de Ramón & Caja Abogados).

En el ámbito de los productos, la historia de Bankinter está poblada de hitos como el lanzamiento de la primera cuenta de alta remuneración (1987), ser pionero en la comercialización de fondos de inversión (1992) o, el pasado año, la aparición de la Hipoteca sin Más, donde queda de lado la responsabilidad patrimonial universal. Es decir, un crédito basado en la dación en pago.

Otro factor que ha dictado el devenir de Bankinter ha sido su apuesta por la tecnología. En los noventa alumbró sus servicios de banca telefónica y por internet. Ya en 2005, creó su primer servicio de banca por móvil. Hoy, el 60% de las operaciones se hace por vía remota.

El otro campo donde destaca el banco es en el de los seguros. En 2007 suscribió una joint venture con Mapfre para el área de vida. Esta alianza se amplió a los seguros de daños en 2011. Pero con una excepción: las pólizas de autos y hogar. En estas dos áreas, la entidad tiene una apuesta muy fuerte: es propietaria de Línea Directa Aseguradora.

Bankinter ha realizado otras iniciativas empresariales. En el segmento del consumo dispone de Obsidiana y en el de tecnología tiene Gneis.

La entidad también ha sondeado la posibilidad de dar el salto al exterior. En concreto, sopesó comprar KBL, la unidad de banca privada del belga KBC. Este paso, que le convertiría en una boutique financiera internacional, quedó inconcluso. Tal vez mañana.

Las cifras

4.142 empleados tiene Bankinter, a los que se suman los 1.878 de Línea Directa. En 2008, el banco contaba con 4.483 trabajadores y la filial con 1.890.

366 oficinas tiene el banco. Hace cuatro años, su red estaba compuesta por 372 agencias.

3,58 millones de euros cobraron en 2011 los 10 integrantes del consejo de administración de Bankinter. Un año antes, percibieron 4,13 millones. Los compromisos por pensiones se mantienen inalterados de un ejercicio a otro en 600.000 euros.

23,8 millones de euros era el importe de los créditos que tiene otorgados el banco a los integrantes de su máximo órgano de gobierno. En 2010, los préstamos vivos sumaban 25 millones.

3,6 millones de euros cobraron el pasado año los cinco ejecutivos pertenecientes a la alta dirección de Bankinter que no forman parte del consejo de administración de la entidad. En 2010, percibieron 4,14 millones.

43.365 millones de euros asciende la cartera crediticia de Bankinter a cierre del pasado junio. En los últimos 12 meses ha crecido un 4,24%.

3,91% era la tasa de morosidad del banco que dirige María Dolores Dancausa a cierre del primer semestre. En comparación, el conjunto de la banca nacional tenía al acabar mayo una ratio de préstamos impagados del 9,42%. La mora del sistema financiero se encuentra en máximos históricos.

40 años lleva en Bolsa Bankinter. La entidad fue fundada en 1965 como una joint venture entre Santander y Bank of America. Dio el salto al parqué en 1972 y quedó desvinculada de esas dos entidades.

61,2% es el porcentaje de los créditos que Bankinter financia a través de depósitos minoristas.

Principales filiales

1Línea Directa Aseguradora. Vende seguros de autos y hogar por teléfono e internet. Esta joint venture con RBS fue creada en 1995. En 2009, Bankinter compró el 50% en manos de su socio británico. Tiene una segunda marca llamada Nuez. 2Obsidiana. Nació en 2001 fruto de una alianza de Bankinter con Capital One. En 2007, el banco madrileño tomó las riendas. Se dedica al negocio de tarjetas y consumo. 3Gneis. En 2010, Bankinter constituyó esta sociedad con el fin de dar soporte tecnológico a terceros.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00