domingo, 21 de diciembre de 2014

Está pasando

CEOE elogia las medidas con matices

Una de cal y otra de arena para los empresarios

  • Las cotizaciones sociales bajan pero se recortan las ayudas al empleo.
Temas relacionados:

Una de cal y otra de arena para los empresarios

PABLO MONGE

El Gobierno ha decidido compensar la subida del IVA con un abaratamiento del coste del empleo. Para ello, Mariano Rajoy, anunció una rebaja de un punto de las cotizaciones sociales que pagan los empresarios por su trabajadores en 2013 y otro punto menos en 2014. Asimismo, el Ejecutivo pretende acelerar la puesta en marcha del factor de estabilidad del sistema de pensiones.

Entre la inmensa batería de recortes y medidas restrictivas anunciadas ayer por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los empresarios han recibido, sin embargo, una buena noticia: las cotizaciones sociales que pagan por sus trabajadores bajarán un punto en 2013 y otro punto menos en 2014.

Rajoy ha hecho este anuncio tras avanzar la subida del IVA, de lo que se desprende que es una medida compensatoria por esta alza impositiva. Así, a falta de que se confirmen los detalles de esta iniciativa, se entiende que la bajada será generalizada para todas las cotizaciones que se pagan en la actualidad. Esto supondría una merma de ingresos de la Seguridad Social -que es quien recauda estas cuotas para pagar las prestaciones de jubilación, incapacidad o desempleo, entre otras- de casi 3.000 millones por cada punto de rebaja (cerca de 9.000 millones menos a finales de 2014).

Esta fórmula de compensar la subida del IVA bajando cotizaciones ha sido defendida en los últimos tiempos por el ministro de Economía, Luis de Guindos, y responde, también en parte, a la histórica demanda empresarial de abaratar el coste del empleo para generar más puestos de trabajo.

Esta doble medida ya se puso en práctica en 1994 sin el éxito perseguido, porque bajaron los ingresos del sistema de Seguridad Social y no aumentó en proporción la recaudación por IVA ni se generaron los esperados puestos de trabajo.

En cualquier caso, aún queda por detallar la letra pequeña de esta medida. Así, el Gobierno deberá detallar de qué parte de las cotizaciones sociales (contingencias comunes, profesionales, desempleo o formación) detrae los dos puntos. E igualmente tendrá que concretar si toda la rebaja recae sobre la cuota empresarial o traslada parte a la cotización que abona el trabajador.

Distintas fuentes consultadas coinciden en que la rebaja será enteramente para la cuota patronal. Asimismo, varios analistas explicaron que lo lógico sería detraer estos puntos de la cotización por desempleo, ya que el recorte de esta cuantía aminorará este gasto. Descartaron otras posibilidades porque si la rebaja se produjera, por ejemplo, sobre la cotización por contingencias comunes, esto se traduciría en menos dinero para el pago de pensiones, justo en un momento en el que la Seguridad Social ya ha incurrido en números rojos.

Es más, el Ejecutivo ya ha habilitado la desinversión de parte de los 4.000 millones del fondo de prevención de las mutuas para conseguir liquidez suficiente con la que abonar la revalorización de las pensiones y la paga de Navidad a los pensionistas. De ahí que no se presente como factible el adelgazamiento directo de los ingresos por contingencias comunes.

Eliminar casi todas las bonificaciones

Hasta aquí ha sido todo lo que ha representado la arena para los empresarios, pero Rajoy también ha repartido algo de cal, al anunciarles la eliminación de "un gran número" de las bonificaciones a la contratación, salvo aquellas destinadas al nuevo contrato de emprendedores y a la integración laboral de discapacitados.

El Presupuesto de 2012 recoge inicialmente 2.800 millones para estas bonificaciones. Si bien aún se desconoce si este recorte se efectuará para lo que resta del ejercicio o a partir de 2013.

El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, calificó estas medidas como "adecuadas", aunque precisó que a los empresarios les habría gustado más "menos subidas de impuestos" y una mayor bajada de las cotizaciones, como aseguró que han hecho en otros países europeos.

En esta misma línea, el presidente de la patronal de la pequeña y mediana empresa (Cepyme), Jesús Terciado, insistió en que la rebaja acordada sigue siendo "escasa" y no equipara a España -donde superan el 28%- con Europa, donde las cotizaciones están de media cinco puntos por debajo de las españolas.

Además Terciado criticó la eliminación de las bonificaciones a la generación de empleo porque "esto va a restar capacidad de contratación a las empresas".

Bañez anunció lo contrario

Los incumplimientos del Gobierno afectan a casi todos los miembros de su Gabinete. Respecto a la rebaja de cotizaciones sociales anunciada ayer, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, insistió el 8 de mayo en el Congreso en que estas cuotas solo bajarían "cuando se consolidara la recuperación económica", añadiendo después que esto no se preveía para 2013.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00