viernes, 25 julio 2014

Está pasando

Cobraron por anticipado el salario de un año, 185.000 euros

Un testigo asegura que Díaz Ferrán y Pascual cobraron nóminas antes de la quiebra

  • El último director general de Viajes Marsans, Jesús Pombo, ha afirmado que Marsans no tenía capacidad para "poner sobre la mesa" el aval de 20 millones de euros que le exigía la Agencia Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para recuperar la licencia de vender billetes que le retiró en 2010.
Temas relacionados:

Marsans.

CINCO DÍAS

El último director general de Viajes Marsans, Jesús Pombo, ha ratificado hoy que los antiguos dueños de la compañía, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, cobraron por anticipado el salario de un año, unos 185.000 euros, cuando la compañía estaba ya a punto de entrar en concurso de acreedores.

En la segunda jornada de la vista de calificación de Marsans, Pombo, que fue designado por la Administración Concursal de Marsans en enero de 2011 y que ha declarado en calidad de testigo, ha reconocido que "no es una práctica habitual que se cobre el salario de un año por anticipado".

Además, ha afirmado que Marsans no tenía capacidad para "poner sobre la mesa" el aval de 20 millones de euros que le exigía la Agencia Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para recuperar la licencia de vender billetes que le retiró en 2010.

Ha indicado que resulta extraña y difícil de explicar la divergencia que existía entre la valoración del activo cuando se solicita el concurso de acreedores y cuando se declara.

A pesar de explicar que es normal que los activos sufran variaciones cuando ya se da por hecho que la empresa no va a poder mantener su actividad, Pombo ha indicado que esta depreciación era muy significativa para haber transcurrido solo tres meses.

Sobre la premisa de que los ingresos por la venta de servicios se dejasen de ingresar en las cuentas del Banco Santander y se pasasen a una a nombre de Marsans Shopping, el director general de Viajes Marsans ha explicado que esta sociedad no tenía casi actividad y que depositar los ingresos en esta cuenta "no era una práctica habitual, ni normal".

Además, ha subrayado que la compañía debió adoptar alguna solución cuando se registraban retrasos en los pagos para haber podido evitar declararse en concurso.

Por su parte, el perito Arturo Chapate, encargado de realizar un informe para Díaz Ferrán, ha manifestado que la revocación de la licencia para vender billetes aéreos por parte de la Agencia Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en 2010 fue determinante en la insolvencia inminente de la compañía, que se vio también afectada por la posterior pérdida de confianza de los clientes.

Sobre las salidas de fondos de Marsans a otras sociedades del grupo, ha resaltado que estos préstamos los permite la Ley Mercantil, que se pagaban a intereses de mercado, que se venían haciendo desde antes sin consecuencias negativas y que la auditora de la compañía PwC no objetó nunca nada sobre ello.

"El interés de la compañía era mantener su actividad", ha afirmado, al tiempo que ha indicado que el empleo de la sociedad Marsans Shopping no se hacía para evitar embargos.

LOS ESPECIALISTAS

¿Por qué los marketers necesitan pensar como periodistas?

Tu ADN Digital

Luis Ferrándiz, Nicolás Infer y Nacho Prada

¿SE QUIEREN JUBILAR?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La inversión residencial en Estados Unidos

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00