domingo, 21 de diciembre de 2014

Está pasando

La bajada de precios en Túnez y Egipto resta cuota en Reino Unido

La industria augura un recorte de 1,9 millones de turistas en verano

  • España puede perder este año los cuatro millones de turistas que ganó en 2011. Solo en temporada alta (junio-septiembre) dejará de recibir la mitad por la recuperación de cuota de mercados competidores de sol y playa, como Túnez o Egipto, en el mercado británico, según las previsiones de los hoteleros.
Temas relacionados:

La industria augura un recorte de 1,9 millones de turistas en verano

REUTERS

Todas las señales de alarma saltaron en el mes de abril. Pese a la buena dinámica en la entrada de turistas (13 meses consecutivos de crecimiento) y a que en ese mes se celebró la Semana Santa, la entrada de visitantes extranjeros cayó un 1,7% en tasa anual. Los empresarios alertaron sobre el final de la primavera árabe y el impacto que podría tener en las llegadas en verano. Las primeras estimaciones apuntan en ese sentido y advierten de que las previsiones del Ejecutivo, que estima un leve crecimiento del 0,3% en la entrada de visitantes para el segundo trimestre, son demasiado optimistas.

El presidente de la Confederación de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas, advierte que, según los datos preliminares de ocupación, la caída puede elevarse al 6% en temporada alta (mayo-septiembre), lo que supondría perder casi dos millones de visitantes solo en ese periodo. "En lo que va de año, la llegada de turistas a Túnez, por poner un ejemplo, ha crecido un 20% y esto va a empezar a reducir el flujo de visitas a Canarias y a otros mercados", recalca. Egipto, otro de los países afectados por las revueltas de la primavera árabe, y Turquía también están experimentando crecimientos de dos dígitos y están restando llegadas a los grandes destinos españoles.

El principal foco de preocupación está en el mercado británico, del que proceden uno de cada cuatro turistas que visitan España, tanto en el conjunto del año como en temporada alta. Molas confiesa que la bajada de precios de Túnez o Egipto ha atraído a muchos británicos, que también han optado de forma mayoritaria por no viajar al extranjero y disfrutar de sus vacaciones en suelo británico. "En ello han tenido que ver, en primer lugar, la celebración de los Juegos Olímpicos y la potente campaña de publicidad que se ha puesto en marcha para tratar de fidelizar al turista nacional", recalca.

Molas valora positivamente esta última acción promocional y cree que sería imprescindible una similar en nuestro territorio para evitar la más que probable debacle en los destinos más dependientes del turismo nacional. "Para que aquellos afortunados que aún puedan permitirse unas vacaciones pagadas se queden en nuestro territorio. Por aquello de que al menos tenga un efecto dominó sobre la castigada economía española", apunta. El presidente de los hoteleros confiesa que los mayores problemas de venta en el mercado nacional se están produciendo en la horquilla de precios que oscila entre los 600 y 1.000 euros, "lo que muestra que la crisis se está centrando en la clase media y en la media-baja".

Si las reservas procedentes del mercado nacional no remontan (el fenómeno de la última hora ha calado hondo como estrategia para conseguir viajes más baratos, lo que retrasa hasta el último momento la compra) y exhiben los mismos signos de deterioro que en Semana Santa y que en el puente de mayo, Molas cree que tendrán un impacto muy negativo en enclaves de la cornisa cantábrica, de turismo rural y de interior, que en gran medida dependen en exclusiva del turismo nacional. La más afectada puede ser Andalucía que es la que más visitantes nacionales recibe, con 26,8 millones a cierre de 2011 (un 16,7% del total), según los datos del Ministerio de Industria.

La estancia media cae a 8,1 días, el mínimo de la serie histórica

La menor llegada de turistas en el mes de abril ha provocado que los ingresos procedentes del turismo extranjero hayan seguido la misma tendencia que las entradas y hayan descendido un 4,3% en tasa anual, el primer retroceso en 13 meses.

Pero el principal factor que ha desencadenado esta caída (180 millones en términos absolutos) es el recorte de la estancia media, que se ha situado en 8,1 días, lo que supone un retroceso del 13,7% anual y el nivel más bajo durante ese mes de la serie histórica, iniciada en 2004. La corrección se ha producido en las seis grandes regiones turísticas (Cataluña, Andalucía, Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana y Madrid), aunque la más elevada se ha producido en los dos archipiélagos. En Baleares, la estancia media en abril se redujo a 7,7 días, mientras que en Canarias lo hizo a 8,8. En ambos casos, es el registro más bajo de la serie histórica.

Menos viajes al extranjero y más desplazamientos de fin de semana

El agravamiento de la crisis económica y la sucesiva aprobación de planes de ajuste, tanto estatales como autonómicos, está provocando cambios en la manera de viajar de los españoles. En 2011, los españoles realizaron 160 millones de desplazamientos, de los que 147 se realizaron a destinos nacionales y 13,3 millones al extranjero. En lo que va de año esa dinámica ha cambiado, con un ajuste en los viajes a destinos internacionales y un incremento a los nacionales.

En marzo, último dato disponible, los viajes de los españoles crecieron un 4,6%, con un comportamiento dispar entre los viajes al extranjero y a otras comunidades autónomas. Los primeros mostraron una "fuerte" contracción, mientras que los segundos crecieron, en especial las visitas a familiares y amigos, que ya suponen uno de cada tres desplazamientos. El alojamiento fuera de los hoteles sigue creciendo y ya supone el 80% del total.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00