viernes, 1 agosto 2014

Está pasando

El consenso espera que mantenga los tipos de interés en el 1%

La postura sobre el pacto de crecimiento y España centran la reunión del BCE

  • El BCE se reúne hoy en Barcelona donde se prevé que mantenga los tipos en el 1%. La atención la centrará la lectura económica que haga de la zona euro tras el fuerte deterioro de los índices de actividad. El mercado también aguarda con interés pistas sobre cómo combatir la situación actual después de que la semana pasada el presidente del BCE, Mario Draghi, apuntara a la necesidad de un "pacto de crecimiento" en la región.

Cristina de la Sota

03-05-2012 07:00

Temas relacionados:

Mucha expectación alrededor de la reunión mensual del BCE hoy. No se esperan novedades en materia de tipos de interés pero el mercado sí escudriñará con atención el veredicto económico de la autoridad monetaria en un momento en el que Europa, al menos de palabra, empieza a cambiar su estrategia al comenzar a barajar opciones para apoyar el crecimiento. El lugar de la cita, Barcelona, incrementa aún más el interés del encuentro al poner el acento en España en un momento delicado, con el país de nuevo en el foco de todas las miradas tras el batacazo reciente del mercado y la escalada de la prima de riesgo.

"Va a ser una reunión de transición en materia de tipos de interés y no se va a dar un mensaje de próximas bajadas. Lo más importante va a ser lo que digan respecto al crecimiento. Será importante ver si hay un apoyo oficial y un cambio de sesgo para favorecer el crecimiento", explica Nuria García-Manteca, economista de Ahorro Corporación. "Una reunión en Barcelona y la creciente presión del mercado resultarán en una rueda de prensa centrada en España", añade Nick Matthews, economista de Royal Bank of Scotland.

El BCE celebrará el encuentro en Barcelona como consecuencia de su decisión de reunirse dos veces al año fuera de su sede en Fráncfort. El presidente del BCE, Mario Draghi, y el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, comparecerán juntos en rueda de prensa, lo que promete que la situación económica de España y de la banca centren muchas de las preguntas, especialmente tras la escalada de tensión reciente del mercado. España se ha convertido en epicentro de la crisis y la presión crece para que el Gobierno avance en las reformas y clarifique cuál será la fórmula que utilizará para sanear definitivamente al sector financiero.

La situación económica de Europa, en cualquier caso, será el objeto primordial de la reunión en un entorno cada vez más adverso en el que el discurso en Europa empieza a virar y día a día va tomando forma la necesidad de un pacto de crecimiento ante el deterioro del entorno.

Los últimos indicadores publicados en Europa han reflejado un empeoramiento de las condiciones económicas. Ayer mismo el índice PMI de actividad manufacturera de la zona euro retrocedió al nivel más bajo desde 2009 y el deterioro también dio de lleno a Alemania, por lo que los expertos esperan que el BCE muestre más cautela sobre las perspectivas económicas para la región. "Esperamos que vuelva a introducir el reconocimiento de incertidumbres después de haberlo retirado de su comunicado el mes anterior", añaden desde Royal Bank of Scotland, firma que no descarta que el BCE revise a la baja sus perspectivas de crecimiento económico en la reunión de junio. En las últimas previsiones auguraba una caída de actividad del 0,5% como máximo este año.

En cuanto a la inflación, principal obsesión de la autoridad monetaria dado que su principal mandato es garantizar la estabilidad de precios, también se espera que el BCE retire la referencia a que persisten los riesgos al alza, especialmente dada la caída del precio de las materias primas reciente, en concreto el petróleo y gas.

El consenso, por tanto, no espera una bajada de tipos de interés esta semana. Como mucho, se anticipa algún guiño que aclare si el nivel actual del 1% es el suelo que contempla la autoridad monetaria o si, por el contrario, da pistas sobre la política monetaria futura que haga prever posibles bajadas en el corto plazo si empeora el contexto económico. Hay firmas, como Morgan Stanley, que no descartan un recorte de 25 puntos básicos antes de que finalice el segundo trimestre del año.

Las grandes incógnitas para las que el mercado busca respuesta girarán en torno a las actuaciones futuras del BCE si continúa el recrudecimiento de la crisis. Por ello, los comentarios que haga el BCE sobre su política de compra de deuda, un programa que ha suspendido en las últimas siete semanas, se seguirán con atención.

En cuanto a la posibilidad de que adopte más medidas extraordinarias para combatir la crisis, los expertos no esperan novedades esta semana aunque no se descartan a medio plazo. "Esperamos que el BCE mantenga los tipos en el 1% y haga un programa de expansión cuantitativa en el segundo trimestre solo si la crisis soberana se recrudece de nuevo en el segundo trimestre", explican desde Nomura. "Esperamos que el BCE realice más subastas de liquidez a varios años a lo largo del ejercicio, quizá tan pronto como en junio, y probablemente bajará los tipos de interés en 2013", avisan desde Citi.

La valoración del BCE sobre las políticas y reformas adoptadas en España o pistas sobre la próxima activación del fondo de rescate para comprar deuda serán otros elementos para los que el mercado busca respuesta. "Sería importante saber si el BCE cree que la compra de deuda periférica es labor suya o de los Estados europeos", concluye Marian Fernández, de Inversis.

La cifra

1% es el nivel al que se encuentran los tipos de interés en la zona euro. Los expertos no esperan cambios esta semana.

Claves a vigilar

Compras de deuda

El BCE ha destinado 214.000 millones de euros a las compras de deuda soberana pero desde mediados del mes de febrero apenas ha adquirido bonos en el mercado secundario. El BCE insiste en recordar que el programa sigue vigente pero hay cada vez más expertos que creen que solo lo reactivará como último recurso. Eso sí, se perfila como el arma a corto plazo antes de que se activen otros mecanismos como el fondo de rescate.

Fondo de rescate

El futuro papel del fondo de rescate europeo es una de las incógnitas a despejar. La capacidad de este cortafuegos se ha elevado a 800.000 millones y es una baza que se prevé termine usando Europa para combatir la crisis dada su facultad para comprar deuda en el mercado secundario. Primero, eso sí, falta aclarar el rumbo político en Europa y por ello el resultado de las elecciones en Francia es clave.

Medidas extraordinarias

Las subastas a tres años del BCE han eliminado un riesgo sistémico al asegurar las necesidades de liquidez de la banca. Los expertos se encuentran divididos sobre el uso futuro de este tipo de medidas. Hay quienes creen más probable que se reactiven las compras de deuda para relajar tensión a corto plazo pero hay expertos que ven inevitable el anuncio de más subastas a largo plazo si empeora más el entorno económico.

Expansión cuantitativa

El BCE se ha resistido a embarcarse en un programa de compras masivas de deuda como el que ha realizado la Reserva Federal por el impacto que pueda tener en la inflación y al no estar contemplado en sus estatutos. Algunas firmas, como Morgan Stanley o Nomura, no descartan que el BCE se vea obligado a recurrir a la expansión cuantitativa si la crisis se recrudece demasiado. Uno de los últimos cartuchos.

LOS ESPECIALISTAS

Liderazgo, innovación y rendimiento de los grandes de internet

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

La Guerra de hace 100 años

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ley de Propiedad Intelectual: una oportunidad perdida (Antonio Fernández)

Talento en movimiento

Observatorio Internacional de Propiedad Intelectual

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00