viernes, 19 septiembre 2014

Está pasando

Destinos

Escapadas de verano para aprender inglés

  • La mejor forma de aprovechar las vacaciones para ganar fluidez en el idioma de Shakespeare es hacer turismo. Aquí, las propuestas.
Temas relacionados:

Escapadas de verano para aprender inglés

Se acerca el verano y usted quiere aprovechar las vacaciones para mejorar su inglés. ¿Por qué no combinar turismo y aprendizaje de idiomas? Desde The Georgian Manor House, una consultora educativa que organiza cursos a medida, aseguran que es una opción "buenísima", ya que implica conocer en profundidad el país en el que se está, sus costumbres e incluso su contexto socioeconómico y político.

"Además, es una manera de entrar en contacto con gente nueva e interesante, ya que cuando vamos con nuestra pareja, tenemos tendencia a encerrarnos en nuestro pequeño universo y fuera del simpático camarero o recepcionista del hotel, realizamos un contacto bastante superficial con la vida del país", dice Montserrat Viñamata, directora de la consultora, con sede en Barcelona.

Una vez convencidos de que la idea es buena, queda escoger un destino. Según Viñamata, no hay una ciudad que sea mejor que otra. "Se puede aprender inglés en muchos sitios, el que escojamos un país u otro dependerá de nuestro bolsillo, del tiempo del que disponemos y de nuestros objetivos". Advierte que aunque Australia y Nueva Zelanda tienen la mejor relación calidad-precio, el elevado coste del billete de avión hace que hoy en día la opción más económica sea Irlanda.

"Irlanda tiene infinidad de academias a precio bajo. Pero por esta misma regla de tres, el nivel de hispanoparlantes es superior al de ningún otro país, y a menos que seamos disciplinados, acabaremos juntándonos con el grupito de españoles de turno y la inversión no será la más efectiva", advierte. Para ayudarle a elegir un lugar, presentamos seis propuestas que, con perdón de los irlandeses, no incluyen Dublín. Have a nice trip!

Londres: Aprender inglés en el museo de historia

La capital de Reino Unido es el lugar por antonomasia para aprender inglés, pero también el más costoso. Es común escuchar que mientras más se aleja uno de Londres, más barata se vuelve la vida (y amistosa la gente). Otro inconveniente es que a diferencia de Estados Unidos o Australia, la pronunciación y el acento cambia mucho de un pueblo a otro, incluso entre localidades vecinas.

La ventaja es la cercanía con España y la gran oferta turística que ofrece. The Georgian Manor House organiza un curso que dura un mínimo de una semana y empieza todos los lunes de verano. Este programa se caracteriza porque las clases se imparten de manera interactiva en un espacio cultural distinto dependiendo del día: el British Museum, la National Portrait Gallery, The Natural History Museum y The Foundling Hospital, entre otros. Barceló Viajes, por su parte, ofrece paquetes para aprender inglés en grupos reducidos (de máximo cinco personas) en Londres y Brighton.

Canadá: Acento neutral, gramática correcta

Según la guía online de escuelas de inglés Travbla, la pronunciación en Canadá es más neutral que en EE UU. Los canadienses hablan un inglés más correcto que sus vecinos norteamericanos y utilizan menos argot. El proceso de tramitación de la visa es también más simple y barato. El verano, que empieza en junio, no es muy caluroso, con temperaturas que oscilan entre los 12 y 30 grados. Quizá el único inconveniente es que la distancia entre ciudades es grande.

International House organiza cursos en Toronto, Calgary, Vancouver y Whistler, en tanto que Language Studies Canada imparte clases en las tres primeras ciudades, además de Montreal, donde también enseñan francés. Esta última es considerada la capital cultural de Canadá, ya que es sede de numerosos festivales, museos, monumentos, parques y jardines.

Malta: El destino de moda en el Mediterráneo

Es el destino de moda por sus bajos precios y excelente clima. Malta está ganando cada vez más adeptos entre aquellos que quieren aprender inglés, y no solo jóvenes en verano, ya que muchos adultos viajan a lo largo de todo el año para realizar cursos intensivos. Este archipiélago ubicado en el centro del Mediterráneo recibió el año pasado la visita de 69.297 estudiantes de diversos países, de los cuales 7.042 fueron españoles, es decir, casi el 12% de sus turistas.

De este colectivo destaca el grupo de edades comprendidas entre los 18 y 25 años (3.662 estudiantes en 2011). Le sigue la franja de edad entre los 26 y 40 años (1.730) y el grupo de 13 a 17 años (1.069), según datos de su oficina de turismo.

Sin embargo, Malta no solo es apreciada por su clima cálido, que permite practicar deporte al aire libre todo el año. La cultura y la vida nocturna de la isla son un añadido a esta estancia, en la que las aulas carecen de paredes.

San Francisco: Multicultural, pero cuidado con la jerga

Fundada en 1776 por un fraile español, San Francisco permite aprender inglés al tiempo que se conoce la cultura del Oeste americano e, incluso, la de otros países, ya que cuenta con barrios típicos como Chinatown, Japantown, Little Italy y el latino Mission District.

Se trata de una ciudad cosmopolita, con variedad de centros de arte, museos, teatros, ferias, restaurantes, tiendas y una excitante vida nocturna. The Georgian Manor House ofrece aquí un curso para TOEFL que empieza el 9 de julio en un centro situado en la zona más bonita del distrito financiero.

Eso sí, tenga en cuenta que los estadounidenses tienden a utilizar mucha más jerga que otros países de habla inglesa y si pasa mucho tiempo con jóvenes, puede terminar aprendiendo palabras que nadie entienda. El trámite para conseguir la visa es también algo complicado.

Brisbane: Conversación en el Gran Arrecife de Coral

Lo mejor de combinar turismo con idiomas en Australia es que el tiempo es bueno, los australianos son gente simpática y cultivan mucho la vida al aire libre en parques y playas. El inconveniente es que las distancias entre las ciudades son grandes y los billetes aéreos, caros. Sin embargo, la cultura mochilera está muy asentada, así que no tendrá problemas en encontrar alojamientos baratos.

The Georgian Manor House dispone en su catálogo de un curso en Brisbane, que incluye visitas al museo. Ubicada en el estado de Queensland, en el noreste del país, esta ciudad es famosa por su jardín botánico, sus islas y lagunas.

EF, por su parte, ofrece un curso en Cairns, otra ciudad de Queensland, muy popular entre los turistas por su clima tropical y cercanía al Gran Arrecife de Coral, el más grande del mundo. Al estar ubicado en el hemisferio sur, en junio empieza el invierno, pero la temperatura en Cairns no baja de 19 grados. En Brisbane puede llegar a 5, con una máxima de 21.

Nueva Zelanda: Mochila al hombro y diccionario en mano

El sitio más lejano de los seis aquí propuestos. Nueva Zelanda es considerada la capital mundial de la aventura y, por lo mismo, el destino preferido por los mochileros. Education First (EF) dispone de cursos de inglés para adultos en Nueva Zelanda que son perfectos para los amantes de la naturaleza, que podrán disfrutar de montañas cubiertas de nieve, volcanes humeantes, selvas y playas.

Las clases se imparten en la costera Auckland, la capital del país y su ciudad más cosmopolita. En ella el viajero encontrará desde elegantes boutiques a playas de ensueño o fascinantes vestigios de la cultura maorí, una etnia polinesia que colonizó las islas entre los años 800 y 1300. El curso se centra en la conversación, para que el alumno pronto pueda relacionarse con los estudiantes de la cercana Universidad de Auckland.

LOS ESPECIALISTAS

EL FUTURO QUE TENEMOS POR DELANTE

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

GameStop se va de España.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Los más influyentes en la red en Perú

El Pulso de LatAm

d+i Llorente & Cuenca

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00