martes, 2 septiembre 2014

Está pasando

La deuda neta supera los 41.700 millones

Las constructoras del Ibex 35 deben más del doble de su valor en Bolsa

  • La deuda neta, descontada la caja, de las seis constructoras listadas en el Ibex equivale a 2,36 veces su valor en Bolsa. El endeudamiento asciende a 41.700 millones, mientras que la capitalización, que se ha reducido de media un 44% en los últimos 12 meses, es de 17.605,7 millones de euros.

Fernando Martínez

27-04-2012 07:00

Los excesos incurridos en los tiempos de oro de la expansión económica están pasando una costosa e interminable factura. Las constructoras listadas en el Ibex 35 (Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr) tienen una deuda neta de 41.713 millones. Esto significa que el endeudamiento del sector es 2,36 veces su capitalización bursátil (17.605,7 millones); equivale prácticamente a la suma de todos los activos declarados a la CNMV (42.255 millones de euros) y equivale a nada menos que 26,4 veces los beneficios registrados en 2011.

Solo el epígrafe titulado expresamente deuda con entidades de crédito y obligaciones u otros valores negociables, es decir, directamente los préstamos, arroja unas deudas de corto plazo de 7.944 millones de euros. A esto hay que sumar las emisiones de deuda, que tienen vencimientos que hay afrontar.

En las circunstancias actuales de mercado, la capacidad para refinanciarse o captar liquidez con ampliaciones de capital es muy complicada. Las compañías más presionadas tendrán que optar por desinvertir en aquellos activos más fáciles de liquidar, con el riesgo de incurrir en pérdidas. El mejor ejemplo es ACS, que la semana pasada vendió un 3,7% de su participación en Iberdrola con minusvalías de 540 millones de euros (colocó los títulos a 3,6 euros por acción) y que el miércoles pactó con OHL la venta de su participación del 10,3% en Abertis. Esta operación, en la que OHL intercambiará activos por acciones, permitirá a la constructora presidida por Juan Miguel Villar Mir reducir su deuda en 1.300 millones.

Dentro del sector hay, eso sí, notables diferencias. Por ejemplo, la deuda neta de Ferrovial es incluso inferior a su capitalización. En contraste, la deuda de Sacyr equivale a 14,9 veces su valor bursátil. Su compra a crédito de Repsol en 2006 es el icono de la política de endeudamiento excesivo. Tras reducir su participación a la mitad, el 10% de Repsol que aún le queda a la constructora duplica el valor de Sacyr en Bolsa. Las acciones se adquirieron a un precio medio de 26,7 euros, ayer cerraron a 14,45 euros.

Las cifras

9.334 millones es la deuda neta de ACS; la compañía del sector que más debe en términos absolutos.

8% es lo que ha caído en Bolsa Ferrovial en los últimos 12 meses. Es la compañía mejor parada de todas.

14,9 veces es lo que representa la deuda neta de Sacyr (8.831 millones), frente a su capitalización bursátil.

16.387 millones de euros es la deuda sostenida por las constructoras directamente en créditos bancarios.

Situaciones muy dispares dentro del sector

El peso de la deuda dificulta mucho la visibilidad en Bolsa de un sector que agrupa a empresas muy diferentes entre sí. "Ninguna se puede considerar realmente como una constructora y la que menos, OHL, que es sobre todo una empresa de autopistas, y Acciona, que debería ser considerada como una empresa de energía renovable", explica Javier Barrio, director de ventas institucionales de BPI.

"Hay un efecto bola de nieve: tienen una deuda elevada en un contexto de caídas bursátiles en el que no pueden vender los activos como esperaban y eso hace que tengan que vender con urgencia los activos de mejor calidad y a un precio inferior. Los inversores ven que estas compañías pueden tener graves problemas, lo que provoca más caídas bursátiles", resume Barrio.

"Estas compañías invirtieron masivamente y ahora todas las alternativas pasan por precios más bajos", resume Nicolás López, de M&G Valores, que añade: "No es un problema de negocio, sino de exceso de deuda, por lo que pueden ser interesantes si se despejan las incertidumbres". El director de renta variable de Interbrokers, Luis Benguerel, es tajante: "No hay valor ahora mismo en las constructoras. Es un tema de sobreendeudamiento y el mercado inmobiliario no es como la Bolsa, que puede recuperarse con mucha rapidez; el mercado inmobiliario puede estar años sin moverse y al final las constructoras se ven obligadas a vender cuando ya no tienen dinero".

LOS ESPECIALISTAS

¿Cómo afrontar septiembre en renta variable?

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Sobre la intuición

De talentos y talantes

Antonio Pamos

UNA SEMANA ENFOCADA EN EL ECB

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Fiascos Van Rompuy

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00