jueves, 31 julio 2014

Está pasando

Mario Moretti Polegato. Presidente y fundador de Geox

"Si no creamos la verdadera Europa, habrá una ruptura"

  • Es uno de los hombres más ricos de Italia gracias a su imperio de calzado. Acudió ayer a un foro en Madrid, en un viaje relámpago, para hablar a universitarios e investigadores de la necesidad de innovar y ser creativos si se quiere salir de esta crisis.

Mario Moretti Polegato, presidente y fundador de Geox

JUAN LÁZARO

Si alguien se pregunta cómo un vendedor de zapatos se ha convertido en uno de los hombres más ricos de Italia, según Forbes, la respuesta se ofrece claramente durante la entrevista. Mario Moretti Polegato, presidente y fundador de Geox, no pierde el instinto comercial y no tiene reparos en ir sacando zapatos, suelas y tejidos de una bolsa. Lo importante es mostrar el producto. Y gracias a una segunda obsesión por la que acudió ayer a Madrid: la innovación, de la que habló en un foro universitario. Su imperio cuenta con 1.140 tiendas en el mundo y cerró 2011 con una facturación de 887 millones de euros.

¿Qué planes de expansión tiene Geox?

Queremos entrar en la moda femenina. Para ello presentamos una colección muy emocional. Las mujeres en España van a poder encontrar ahora calzado con tacones y más variedad de colores. Queremos conquistar un público que no solo busca la comodidad, sino que ama la moda. Es muy importante esta apuesta por las tendencias, porque para nosotros la venta femenina representa el 60% de los ingresos.

¿Pero su cliente se va a acercar a la tienda buscando moda?

Sí. Existe un público femenino que pide este tipo de producto al que no llegábamos. Queremos completar la oferta. Hay que recordar que Geox solo producía calzado para niño y ahora ofreceremos zapatos a toda la familia. Además, las repuesta que recibimos es muy positiva, porque está entrando a comprar más gente joven, no solo las señoras.

¿Abrirá más tiendas en España?

Es un mercado muy importante para nosotros. La marca Geox es una de las marcas más conocidas aquí en cuanto a calzado. Pero ya tenemos una gran distribución en España. Estamos presentes en todas las grandes ciudades.

¿Cómo deberían enfocar las empresas la salida de la crisis?

El gran problema de Italia y de España, y de toda Europa en general, es cómo relanzar la economía. Lo primero que hay que reconsiderar, en este momento de globalización, es que no podemos volver atrás. La fuerte competencia de otras zonas, que ya existe, seguirá creciendo, porque todos los países productores serán cada vez más fuertes. La manera para salir de la crisis en Europa es crear productos únicos e innovadores. Tienen que ser resultado de la investigación y que tengan una patente. Solo así podemos enfrentarnos a los mercados. Hay que invertir más en la investigación, colaborar más con la universidad y, sobre todo, hay que echar una mano a los jóvenes para que sigan haciendo investigación.

¿Cree que la política de austeridad en las cuentas públicas en Italia y en España ahoga más al sector privado?

Detrás de todo mal hay una parte buena. Esta política es negativa porque provoca más recesión. Pero también es positiva porque por fin ha dado la posibilidad a Europa de elegir. O hacemos una Europa verdadera o habrá una ruptura. Ahora tenemos una Europa geográfica, pero cada país es independiente y toma sus propias decisiones como quiere. Si un presidente extranjero viene a Europa, ¿con quién habla? Cada nación tiene su propia legislación financiera, laboral, fiscal o de Defensa. Si queremos seguir con una Europa real, necesitamos un presidente elegido por el pueblo y una única Constitución, donde las normas sean iguales, tanto en Alemania, como en Italia o España. Y creo que son los más jóvenes los que no quieren que Europa se divida.

Pero los dirigentes como Angela Merkel o Nicolas Sarkozy más bien miran dentro de sus propias fronteras al aplicar las recetas contra la crisis.

Hay mucha confusión dentro de los países. El pueblo está desorientado. Añora con nostalgia las divisiones de las fronteras. Pero esta no es la senda adecuada. El camino correcto es la mundialización y una Europa muy fuerte, que pueda garantizar a los europeos una vida segura, en cuanto al trabajo, la educación y la sanidad. Es normal que ahora haya confusión, pero no van a existir otras alternativas en el futuro.

¿Cree que esta crisis es también de valores?

Es una crisis histórica, porque es la primera vez que tantos países con distintas culturas viven una situación similar. En este momento es necesario que haya solidaridad dentro de la Unión Europea, los países más fuertes deben ayudar a los más débiles.

"Una idea puede valer más que una fábrica"

Abogado y enólogo, porque su familia se dedica al mundo del vino, Moretti Polegato llegó al mundo del calzado por casualidad. En un viaje a Nevada (EE UU), caminando por una zona desértica, sufría en exceso el calor. Cogió un cuchillo e hizo agujeros a la suela del zapato. A la vuelta a Italia, en los años noventa, pensó como mejorar esa idea. Creó una membrana que facilitaba la transpiración e impedía la entrada de agua. Patentó el invento y de ahí surgió Geox. Ayer, en el foro Las marcas al servicio de la investigación y de la innovación, organizado por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Alicante, animó a los investigadores a dar el paso para emprender y a patentar sus proyectos. "El helado, el café expreso y la pizza son inventos italianos. Pero luego llega PizzaHut y vende pizza en miles de tiendas en todo el mundo. La idea es italiana y el negocio americano. Hay que patentar", animó a los presentes. En su opinión, Europa solo puede salir de la crisis con creatividad, patentes y una relación fructífera de la empresa con la universidad. "El capitalismo industrial no es competitivo a precios bajos. No tiene futuro. Hemos pasado a un capitalismo cultural, de creación", asegura. "No esperemos que nuestros jóvenes en Europa hagan un trabajo manual".

En su conferencia recordó la situación "muy grave" en la que se encuentran los jóvenes españoles y del Sur de Italia, con un paro muy elevado. "Tenemos una gran responsabilidad con los jóvenes". Y concluyó con una frase en español que resume su visión del mundo actual: "Una idea puede valer más que una fábrica".

LOS ESPECIALISTAS

Ley de Propiedad Intelectual: una oportunidad perdida (Antonio Fernández)

Talento en movimiento

Observatorio Internacional de Propiedad Intelectual

MATIZAR EL MANTRA DE QUE EL FUTURO SIEMPRE SERA MEJOR

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La deuda en argentina

La ventana a los mercados

Cortal Consors

EEUU, el 4% de PIB, y el retorno a la prosperidad

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Bruselas golpea a Rusia (con cuidado)

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00