sábado, 29 de noviembre de 2014

Está pasando

Competencia tramita una queja por la posible condonación de la deuda con Hacienda

La UE investiga al fútbol español por presuntas ayudas de Estado

  • El plan que el Gobierno español tiene previsto presentar hoy para rescatar a los clubes de fútbol entrampados con Hacienda equivale a una ayuda de Estado, según una queja recibida en la Comisión Europea. El organismo comunitario ha pedido todos los detalles a Madrid para verificar la legalidad de la medidas.
Temas relacionados:

Momento de un partido entre el Real Madrid y el Barcelona

REUTERS

El fútbol español llama la atención en Europa. Y no solo por su calidad. Bruselas también quiere comprobar que el plan del Gobierno para permitir a los clubes de la Liga española solventar su multimillonaria deuda con Hacienda no supone una ayuda de Estado encubierta.

El departamento de Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia, ha recibido una queja en ese sentido, y ha iniciado los trámites para determinar si las facilidades de pago que el Gobierno planea ofrecer a sus deudores deportivos no les reportan una ventaja competitiva frente al resto de clubes europeos.

La Administración española reconoció el mes pasado, a preguntas de Caridad García, diputada de Izquierda Unida, que los clubes de fútbol acumulan una deuda de 752 millones de euros con la Agencia Tributaria. El dato escandalizó no solo en España sino fuera de sus fronteras. En particular, en Alemania, donde la prensa y los directivos de algunos equipos (como el Bayern de Múnich, rival del Real Madrid en la semifinal de la Champions) subrayaron la supuesta paradoja de que un país con tantas dificultades presupuestarias como España tolere una deuda fiscal tan abultada. "¿Acabarán los contribuyentes alemanes pagando los fichajes de Messi y Ronaldo?", se preguntó el diario Bild.

Cuatro semanas después de aquel rifirrafe, el Gobierno tiene previsto anunciar hoy un cobro escalonado de las deudas que podría prolongarse hasta 2020. El plan, según explicó anteayer el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, solo pretende "frenar la continua tendencia del crecimiento de esa deuda aplazada con Hacienda y que sirva también para ir disminuyéndola y que desaparezca".

Pero Bruselas deberá comprobar que las condiciones ofrecidas a los morosos no suponen una dilución de esa deuda, bien porque los plazos de amortización son demasiado largos o porque los intereses del recargo son demasiado bajos.

Como primer paso, el departamento de Almunia pidió al Gobierno español "información detallada" sobre el caso, según indican fuentes comunitarias. Madrid ya ha remitido esos detalles y los funcionarios de Almunia están revisando toda la documentación para decidir si procede la apertura de una investigación formal.

De ser así, Bruselas podría exigir la modificación de las condiciones de pago ofrecidas a los clubes o, incluso, declarar completamente ilegal el plan. Si el Gobierno discrepase del dictamen comunitario, el expediente podría acabar ante el Tribunal de Justicia Europeo, con sede en Luxemburgo.

De momento, España insiste en que no se trata de ofrecer ninguna ventaja fiscal ni nuevos subsidios al deporte rey. La Secretaría de Estado del Deporte también ha recordado que muchas empresas de otros sectores también aplazan sus pagos a Hacienda cuando afrontan dificultades económicas.

En el caso del fútbol, sin embargo, la mayor parte de las deudas es anterior al comienzo de la crisis, según había reconocido la Administración en otra respuesta parlamentaria al diputado Gaspar Llamazares. A principios de 2008, a seis meses de que la caída de Lehman Brothers contagiase la crisis a Europea, la deuda acumulada superaba ya los 600 millones de euros. Además, hay clubes que incluso dejaron de pagar a Hacienda completamente en algunos ejercicios, a pesar de competir en la división de honor y pujar en el multimillonario mercado de fichajes.

A ello se añade la deuda con la Seguridad Social, cuya cuantía no revela la Administración por motivos de la normativa sobre protección de datos, pero que se estima podría superar los 10 millones de euros.

752 millones

El agujero fiscal del fútbol español alcanza los 490 millones de euros entre los clubes de Primera División. En Segunda A, la deuda llega a 184 millones. Y en el resto de categorías suman 78 millones. En total, 752 millones, según datos facilitados en marzo de este año.

El malestar de los rivales llega a Bruselas

Bruselas no ha iniciado de oficio su investigación sobre el fútbol español, sino a raíz de una queja presentada ante la Dirección General de Competencia de la CE. El recurso a las instancias comunitarias revela el malestar en el resto del fútbol europeo por lo que se interpreta como un trato de favor del Estado español a unos clubes que dominan las grandes competiciones internacionales gracias, en parte, al fichaje multimillonario de las grandes figuras del planeta. La agencia Bloomberg recordaba ayer que, por ejemplo, el Atlético Madrid se permitió pagar, el pasado mes de agosto, 40 millones de euros por Falcao mientras adeuda al fisco español 115 millones de euros.

La misma agencia señala que el FC Barcelona aplazó el año pasado un pago a Hacienda por valor de 20 millones de euros. Y que Real Madrid y Valencia deberían al fisco un millón de euros.

LOS ESPECIALISTAS

¿REBAJANDO EXPECTATIVAS MACRO EN CHINA?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00