martes, 29 julio 2014

Está pasando

Asegura que las perspectivas de la compañía son negativas

Fitch recorta aún más la calificación financiera de Nokia

  • Nuevo revés para Nokia. La agencia Fitch Ratings ha rebajado su calificación financiera desde BBB- a BB+, dejando a la compañía en un estatus de bono basura. Las razones: la pérdida de cuota de mercado del fabricante de móviles y las negativas perspectivas de futuro. Hace una semana, Moody's también rebajó un escalón la calificación crediticia de Nokia a largo plazo, desde Baa2 a Baa3.
Temas relacionados:

La agencia Fitch Ratings ha rebajado su calificación financiera desde BBB- a BB+ y ha dejado a la compañía financiera en un estatus de bono basura. Pero la rebaja de Fitch podría empeorar para Nokia si como explica la firma el negocio de Nokia no muestra mejoras en el segundo trimestre de 2012 y durante 2013.

Mientras la agencia explica en una nota que "dado el potencial de obstáculos que enfrenta actualmente Nokia, Fitch no está convencida de que el fabricante de móviles pueda lograr sus objetivos en los próximos 18 meses", Nokia defendió su posición financiera. "Nokia continuará avanzando en sus objetivos de rebajar la estructura de costes de la compañía, mejorando el cash flow y manteniendo su fuerte posición financiera", dijo el director financiero Timo Ihamuotila, informa Reuters.

La rebaja de Fitch llega una semana después de que la agencia de calificación de riesgos Moody's rebajara también la calificación de Nokia por la caída de sus ventas y de su cuota de mercado durante el primer trimestre del año. También Standard & Poor's ha rebajado la calificación crediticia de Nokia. Estas dos agencias dejaron también abierta la posibilidad de una nueva rebaja en un futuro próximo si Nokia no mejora sus ventas y aumenta sus márgenes de beneficios.

Los últimos resultados de Nokia, referidos al primer trimestre del año, muestran que efectivamente los problemas en el fabricante de móviles persisten. Y son muy serios. Así, la compañía cerró con unas pérdidas operativas de 1.340 millones, frente a los 439 millones de ganancia que logró el año anterior.

Las ventas netas de Nokia también cayeron en el mismo periodo un 29% respecto al primer trimestre de 2011, hasta los 7.354 millones de euros, la menor cifra en siete años. Algo que la compañía achacó a la creciente competencia en el mercado de la telefonía móvil, que obligó a la compañía a rebajar sus márgenes de beneficios.

Nokia, que parece seguir "en llamas" como dijo su consejero delegado Stephen Elop el pasado año, no ha logrado frenar la caída de ventas de sus móviles en los mercados emergentes, presionados por rivales que están lanzando terminales táctiles baratos con Android. Por otro lado, sus márgenes en los smartphones siguen cayendo. Las ventas en unidades de Nokia bajaron un 24% hasta 83 millones, la menor cifra en casi seis años.

En concreto, China supone un fuerte dolor de cabeza para Nokia. En ese país, la compañía ha perdido el liderazgo, tras ser batida por Samsung. Según la firma china Analysis International, la empresa surcoreana ha pasado de tener un 18% de cuota de mercado a un 22% a finales de 2011, mientras que Nokia bajó del 26% al 15%. Pero, además, Huawei, ZTE y Lenovo le pisan los talones, al igual que Apple, que a principios de 2011 ni siquiera estaba en la clasificación de las 10 marcas más vendidas en el país asiático y ahora está en sexto lugar, con un 6% de cuota.

Según las últimas cuentas presentadas por Nokia, los ingresos de la compañía en China se han desplomado un 65% en el último trimestre y las ventas de móviles un 62%. Unos datos más que preocupantes, teniendo en cuenta que China es el país emergente más importante por el potencial de negocio que supone. Y tambuién porque el 80% de los ingresos de Nokia aún provienen de los móviles de gama media y baja, y ahí los mercados emergentes, incluido China, son fundamentales.

Por si todo ello fuera poco, un informe de Reuters indicaba la semana pasada que las operadoras europeas no ven a los smartphones de Nokia suficientemente buenos como para competir con Apple o Samsung. Algo en lo que coincidió el analista de Ovum, Tony Cripps, quien afirmó en una nota que "esta creencia está ampliamente extendida" y que ha escuchado "críticas similares".

Elop, pese a todo, intenta tranquilizar a los mercados y asegura que Nokia ha hecho "grandes progresos" en su nueva estrategia durante el último año. El directivo, que defiende que un duopolio iOS (Apple)-Android (Google) no beneficiará la innovación, se refiere a su acuerdo con Microsoft y su apuesta por el sistema operativo Windows Phone. Con todo, admite que se enfrentan a un nivel competitivo "más alto de lo esperado".

Los títulos de Nokia siguen cayendo. Desde principios de año se han desplomado un 29% y su capitalización actual es de 9.900 millones. Las acciones del fabricante finlandés han caído un 90% desde principios de 2008, una vez aterrizado el iPhone en el mercado. Desde entonces, sus títulos han bajado de 26,5 euros a 2,64 euros.

LOS ESPECIALISTAS

ESPERANDO AL FOMC

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Donde no hay análisis hay errores o la importancia de la inteligencia (una vez más)

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00