domingo, 20 abril 2014

Está pasando

Cosimo Marasciulo. Jefe de renta fija soberana europea en Pioneer Investments

"Que Europa intervenga en la banca no es negativo"

  • España es una de las grandes apuestas de Pioneer, que no ve la intervención en los bancos como "algo necesariamente negativo"

Fernando Martínez

19-04-2012 07:00

Temas relacionados:

"Que Europa intervenga en la banca no es negativo"

Formado en la London Business School y en la Universidad milanesa de Bocconi, de la que el primer ministro italiano, Mario Monti, fue rector, el responsable de renta fija pública europea de Pioneer Investments, Cosimo Marasciulo, tiene una visión relativamente optimista de los acontecimientos que están sucediendo en los mercados de bonos. "España e Italia son nuestros países favoritos", asegura Marasciulo, vicepresidente sénior de Pioneer. "Es muy difícil dar una cifra, pero nuestro escenario es que la prima de riesgo descenderá". Pioneer decidió el lunes incrementar su posición en deuda pública española y ahora está sobreponderado.

¿Es sostenible para España seguir financiándose a niveles próximos al 6%? ¿Irá más allá la prima de riesgo?

La respuesta más clara es que estamos sobreponderados en la renta fija española. El lunes incrementamos nuestra posición. Creemos que habrá cierta volatilidad, pero que al final la rentabilidad exigida al bono será más baja. España ya ha emitido el 50% de la deuda que necesita vender para todo el año. Así que se puede seguir emitiendo a estos niveles. Lo que no queremos es ver un 6% para siempre. Pero durante periodos cortos de tiempo, tres meses, por ejemplo, es sostenible. Es algo que se puede gestionar mientras encuentres compradores.

¿Pero durante cuánto tiempo se mantendrá esta presión?

Creo que será poco tiempo. Es difícil de predecir, no se puede dar una cifra exacta. Habrá tensiones, volatilidad, pero el resultado final será positivo. La visión general es que la prima de riesgo se va a reducir, pero no hay una línea recta.

¿Necesitará España ayuda externa?

No es un asunto puramente económico. Claramente es un asunto político. Si hay ayuda externa, no será para el sector público, sino para el sistema financiero. Hay una necesidad en el sistema financiero español de tener más capital para afrontar la consolidación. La cuestión es ¿hay suficiente capital privado en España para afrontar esa consolidación? Si no lo hay, una opción sería obtener capital del fondo de rescate europeo (FEEF). Es una posibilidad. El hecho de que Europa intervenga en los bancos no es algo necesariamente negativo. Sin embargo, creo que la ayuda exterior será el último recurso.

¿Entonces cuál es su escenario base?

Nuestra previsión es que habrá una implicación pública mediante el FROB. Las necesidades de capital determinadas en la reforma financiera fueron correctas. Pero todo depende del escenario macroeconómico. Si hay más debilidad, habrá más caídas en el sector inmobiliario y aumento de la morosidad. Será necesario entonces aumentar capital.

¿Podrá cumplir España con sus objetivos de déficit?

A mí no me preocupa una cifra, no importa que sea el 5,3%, el 5,2% o el 5,4%... Lo que me preocupa es que es necesario estabilizar el crecimiento. El ajuste fiscal es ya suficiente, la dirección es la correcta. Pero con una contracción del 2% tal vez habría que aminorar el ritmo. Me preocupa también el papel de las autonomías...

¿Y qué se puede hacer en ese sentido?

El Gobierno central ya ha demostrado su compromiso. Ahora es necesario que las Autonomías sientan la presión; esta podría venir en forma de pérdida de competencias si no cumplen con los objetivos.

"Las reformas ya no son la prioridad en Italia"

Italia y España han compartido la presión de los mercados. Aunque la prima de riesgo de España es ahora superior, la situación de la deuda pública italiana tampoco es muy buena. La española está en 410 puntos, con un rendimiento exigido al bono a 10 años del 5,76%; el spread de Italia está en 376, con una rentabilidad del 5,45%. Italia afronta ahora un escenario de incertidumbre política.

"Nadie quiere unas elecciones anticipadas en Italia, porque eso sería muy negativo. Pero claramente en diciembre y enero todo el mundo estaba de acuerdo en la austeridad fiscal y las reformas estructurales; ahora, las reformas ya no son la prioridad número uno para los partidos en Italia", explica Marasciulo. La razón de este cambio estratégico radica en que las elecciones previstas para abril de 2013. Mario Monti no se juega nada, porque no se presentará, pero los que sí empiezan a tomar posiciones son los diputados italianos.

"A partir del cuarto trimestre de este año, los políticos entrarán en campaña, así que el horizonte temporal real que tiene Monti para llevar a cabo su agenda es de seis meses, es un periodo de tiempo muy corto", resume el directivo de Pioneer Investments.

La amenaza de huelga y de pérdida de respaldo político a los puntos conflictivos de la reforma laboral ha provocado que el Gobierno Monti recule y suavice algunos aspectos. "Es el mejor ejemplo de lo que está pasando ahora", concluye Marasciulo.

El experto de Pioneer Investments considera, sin embargo, que la prima de riesgo italiana se ajustará a la baja, una visión que comparte para el resto de bonos periféricos. La principal apuesta es por los bonos de vencimientos más largo. "Italia y España son nuestros países favoritos en deuda pública".

LOS ESPECIALISTAS

El asno y el buey

El GEFE

María Graciani

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00