miércoles, 26 de noviembre de 2014

Está pasando

Marca otro mínimo anual en los 7.079,2 puntos y amplía su brecha respecto al resto de Bolsas europeas

El Ibex se derrumba un 4% en la peor sesión del año

  • El Ibex ha entrado en barrena y tiene ya a tiro de piedra los mínimos marcados en la presente crisis, en marzo de 2009. Ayer cayó el 3,99%, hasta los 7.079,20 puntos, arrastrado esta vez por las dudas no solo sobre los bancos, sino sobre la deuda que constructoras e inmobiliarias acumularon en su incursión en el sector energético. La prima de riesgo salvó el golpe y afronta la subasta de hoy de obligaciones desde los 410 puntos básicos.
Temas relacionados:

Sobre España se ha declarado una tormenta perfecta en la que a las dudas sobre el cumplimiento del objetivo de déficit se suman los problemas en el exterior de empresas señeras como Repsol y la irresuelta reestructuración de la banca, que ayer arrojaba un nuevo récord de morosidad mientras sigue sin despejarse cómo se va a financiar el proceso de recapitalización pendiente. Y ayer se sumó un elemento más, la inquietud sembrada por la venta por parte de ACS del 3,69% de Iberdrola, con unas cuantiosas minusvalías de 540 millones de euros y bajo la presión de tener que reducir la deuda contraída en su día para entrar en el capital de la compañía eléctrica, de la que conserva el 14,5%. Suspendidas de cotización al inicio de la sesión, ambas compañías marcaron en su vuelta acusados descensos que se confirmaron al cierre en el 6,06% para ACS y en el 7,87% para Iberdrola. Ambas quedaron a la cola del Ibex, junto a Sacyr Vallehermoso, que sigue acusando la resaca de la víspera tras la expropiación de YPF a su participada Repsol y cayó el 10,36%. Estos descensos son la muestra de la vulnerabilidad de un sector que se endeudó fuertemente para tomar posiciones en el sector energético y por lo que soporta un fuerte apalancamiento, que el mercado se decidió a penalizar ayer. De hecho, el sector de construcción e inmobiliarias fue el peor de Europa, precisamente por la caída de las compañías españolas, que marcó la diferencia del Ibex con el resto de Bolsas. El Euro Stoxx perdió el 1,66%; el Dax, el 1%; el Cac, el 1,6% y el FTSE, el 0,38%. En Wall Street, el Dow Jones cedió el 0,63%; el S&P, el 0,41% y el Nasdaq, el 0,37%.

La petrolera que preside Antonio Brufau cedió otro 6,21%, con lo que suma un castigo del 11,9% en dos días tras el fuerte revés sufrido en Argentina. "El sector corporativo español vivió su burbuja particular y ahora está en proceso de reducir deuda. Estamos en plena purga y esto ahuyenta al inversor extranjero", argumentaba ayer Nicolás López, director de análisis de MG valores.

La banca, paradigma del desapalancamiento pendiente, fue el otro gran foco de las ventas. La morosidad del sistema financiero marcó en febrero un nuevo máximo en el 8,15%, la mayor cota en 18 años, mientras siguen llegando mensajes que invitan a España a acudir al fondo de rescate europeo para terminar por fin de sanear al sector. Ayer fue el FMI el que apuntó que el conjunto de la banca europea, incluidos los grandes bancos españoles, podría reducir su balance en 3,8 billones de dólares hasta 2013, al tiempo que animó a emplear los recursos del fondo de rescate para inyectar dinero en el sector financiero.

En el Ibex, y tras el rebote del martes, Santander perdió el 4,03% y BBVA, el 3,07%, si bien Bankinter fue la entidad más castigada con una caída del 6,84%.

A propósito de los problemas de España, que para la mayoría de inversores se concentran en la banca, el presidente del Bundesbank y consejero del BCE, Jens Weidmann, advirtió que la institución europea no está para resolver los problemas concretos de ningún país. "No deberíamos proclamar que se acerca el fin del mundo cuando los intereses a largo plazo de un país temporalmente superan el 6%", apunta Weidmann. "Esto supone también un acicate para que las autoridades de los países afectados hagan sus deberes y recuperen la confianza (de los mercados) mediante el seguimiento de la senda reformadora", añadió, en la línea más dura mantenida por el BCE de tensar la cuerda e intervenir con firmeza solo cuando la situación ya se ha vuelto insostenible. Con esta nueva advertencia, el Ibex terminó por sufrir ayer la mayor caída del año, del 3,99%. Cerró en mínimos de marzo de 2009 y se aproxima peligrosamente a los niveles más bajos marcados en la presente crisis, de 6,817,4 puntos, alcanzados en aquel mes. "Estamos ya muy cerca de esos niveles. Habrá que ver si el mercado es capaz de hacer un suelo en ese entorno y aguantar ahí. Es lo menos malo que podría suceder", añade Nicolás López. Por debajo de esos mínimos, habría que remontarse a marzo de 2003 hasta la siguiente referencia de mínimos, en 5.452,4 puntos.

La prima de riesgo logró mantenerse ajena a la presión vendedora sobre el Ibex durante gran parte de la jornada y llegó a caer por debajo de los 400 puntos básicos en la mañana, ante la expectativa que apuntaba el diario Financial Times de que España podría retrasar a 2014 el cumplimiento del objetivo de déficit del 3%. Pero los mensajes del Gobierno insisten en el compromiso con Bruselas y, en la recta final de la jornada, el diferencial con Alemania -que ayer colocó deuda a dos años a un tipo de interés de tan solo el 0,14%- quedó en 410 puntos, con el bono a diez años al 5,82%. Será el punto de partida para la subasta de hoy del Tesoro, de obligaciones con vencimiento en 2014 y 2020 por importe de entre 1.500 y 2.500 millones de euros. A plazos más largos, será la gran prueba de fuego en la semana para volver a medir la credibilidad de España.

Los datos

-Grifols. Fue el único valor del Ibex que cerró ayer en positivo, con un alza del 0,5%, tras proponer el pago para las donaciones de sangre.

-Sacyr. Acumula una pérdida del 15,66% en dos días tras conocer la expropiación de YPF a Repsol, de la que posee el 10% del capital.

-PIb de italia. El Gobierno anuncia una revisión a la baja de su previsión de PIB para 2012, que se contraerá el 1,2%, frente al 0,4% anterior.

LOS ESPECIALISTAS

DEL IMPULSO MONETARIO AL CRECIMIENTO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Preparación para la reunión de la OPEP

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00