lunes, 21 abril 2014

Está pasando

Sus ventas caen un 29%, el peor dato en siete años

Nokia pierde 1.572 millones hasta marzo

  • El primer fabricante de móviles del mundo Nokia sigue sufriendo. La compañía finlandesa ha perdido 1.572 millones de euros en el primer trimestre del año, frente a los 231 millones de beneficio que obtuvo en el mismo periodo de 2011.
Temas relacionados:

Las ventas netas de Nokia cayeron un 29 % respecto al primer trimestre del año pasado, hasta los 7.354 millones de euros, la menor cifra en siete años, debido a la creciente competencia en el mercado de la telefonía móvil, que obligó a la compañía a rebajar sus márgenes de beneficios. La pérdida operativa de la multinacional tecnológica finlandesa ascendió a 1.340 millones, frente a los 439 millones de ganancia que logró el año anterior, debido en parte a los costes derivados de la reestructuración de Nokia Siemens Networks, que ascendieron a 772 million euros

La compañía no está pudiendo frenar la caída de ventas de terminales en los mercados emergentes, mientras que los márgenes en el área de los smartphones sigue disminuyendo, según Bloomberg. Las ventas por unidades cayeron un 24% hasta 83 millones, la menor cifra en casi seis años.

La firma vendió 2 millones de smartphones Lumia, su nueva gama de terminales con Windows Phone, tras el acuerdo sellado con Microsoft, que persigue devolver a ambas compañías el brillo en este negocio. Por otro lado, los teléfonos de gama baja de Nokia no han podido cubrir los costes de transición al negocio de smartphones, mientras que muchos de sus rivales están introduciendo modelos táctiles más baratos en China e India, muchos basados en el sistema operativo Android de Google.

Los títulos de Nokia están subiendo en torno a un 0,13%, aunque la compañía sufrió un duro revés en la Bolsa la semana pasada. Sus acciones se desplomaron el 11 de abril un 16% y volvieron a niveles de 1998, tras avanzar que registrará pérdidas en los dos primeros trimestre de 2012.En la última semana, la compañía ha perdido un 20% de su valor.

Nokia que se enfrenta a una dura competencia en el mercado de smartphones recibió la pasada semana otras dos malas noticias. Por un lado, Samsung le ha arrebatado el liderazgo en China. Por otro, su producto estrella, el Lumia 900, con el que pretenden recuperrar el terreno perdido, sufrió un fallo de conectividad tras su estreno en EE UU.

Ante esta situación, su consejero delegado, Stephen Elop, aseguró la semana pasada que no descarta la venta de activos no estratégicos y "tomar medidas estructurales significativas si resultan necesarias". Y es que la capitalización de Nokia ha caído en 70.000 millones de euros desde que Apple lanzó en 2007 su teléfono iPhone.

Todo ello se suma a que el pasado lunes, la agencia Moody's rebajó la calificación crediticia de Nokia. Al igual que ya hicieran las agencias Standard & Poor's y Fitch, los analistas de Moody's rebajaron un escalón la calificación crediticia de Nokia a largo plazo, desde Baa2 a Baa3, dejando a la compañía finlandesa al borde del bono basura.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00