jueves, 2 octubre 2014

Está pasando

Mercado

La crisis empuja a cumplir con las exigencias verdes de Bruselas

  • Crece la venta de coches pequeños y menos contaminantes en los dos primeros meses del añol.
Temas relacionados:

La caída libre que vive el sector del automóvil desde que arrancó la crisis económica en 2008 ha puesto el freno en los coches más pequeños. Este segmento de vehículos es el único que sigue registrando subidas en las ventas, mientras el resto de la actividad sigue cayendo por el agujero negro de descensos en la comercialización de coches en España.

En el mes de marzo se vendieron 84.427 vehículos nuevos, una caída del 4,5% respecto al año anterior, según cifras de la patronal de fabricantes (Anfac). Pero en los dos primeros meses del año, el único segmento que contradijo esta tendencia fue el de los vehículos más pequeños y que corresponden al tramo de entre 0 y 120 gramos de emisiones de dióxido de carbono por kilómetro recorrido, los únicos que están exentos en Europa de pagar el impuesto de matriculación.

La legislación europea ligó en el año 2008 el pago de este gravamen a la contaminación que generen en el parque automovilístico. Los vehículos que mantengan las emisiones de dióxido de carbono entre 120 y 160 gramos por km recorrido se gravan a un tipo del 4,75%, y entre 160 y 200 gramos de CO2 se aplica una imposición del 9,75%.

La crisis estaría empujando así a respetar las exigencias medioambientales de la Comisión Europea, que ha fijado un máximo de 120 gramos de CO2 por kilómetro en el año 2015, aunque no tanto por la conciencia medioambiental de los conductores como por el bajo precio de estos vehículos, según las patronales del sector. Las emisiones medias de los coches vendidos en los concesionarios durante el mes de febrero fueron de 130 gramos por kilómetro, un 5% menos que las registradas en el mismo periodo del año anterior.

"Se compra por precio más que nunca, y la demanda seguirá siendo la misma mientras no haya financiación", explica Juan Antonio Sánchez, presidente de Ganvam, la patronal de vendedores de vehículos. La venta de coches más pequeños y menos contaminantes creció un 17,4% durante los dos primeros meses del año, hasta acaparar el 44% del mercado, según cifras de Faconauto, la patronal de los concesionarios. Para este organismo, esta tendencia estaría marcando un cambio estructural en la demanda de vehículos en el mercado español hacia coches más pequeños.

Para atar la compra de vehículos a la reducción de la contaminación, que estos meses se está enfrentando a la hipótesis del Gobierno de gravar los coches diésel por su elevada emisión de gases perjudiciales para la salud, Faconauto pide un plan de renovación del parque automovilístico, "inexistente en los dos últimos años", suscribe la organización en un comunicado.

Los coches eléctricos puros e híbridos, que prometían hacer despegar este mercado, no están dando resultados a la altura de las expectativas. En los tres primeros meses del año, este segmento del mercado representó el 1,3% de la demanda, tras haber arrancado el año con un 1,6% en el mes de enero y terminar marzo con un 1%.

Se encarecen los coches más viejos

El bajón en las ventas de vehículos está generando un fenómeno "curioso", como juzgan los expertos del sector, por el que los coches de más de 10 años de antigüedad, que ya copan el 44% de las ventas, se han encarecido hasta un 20%, tras dos años de caída del precio de estos vehículos, por el alza de la demanda. Está naciendo así un nuevo segmento de coches mileuristas premium de más de 90.000 kilómetros con un valor de hasta 3.000 euros.

Muchos de estos vehículos acababan en el desguace hasta hace poco tiempo, pero la crisis los mantiene en circulación. "Los que se venden por debajo de 1.000 euros contaminan igual que entre 15 y 20 coches", explica Gerardo Cabañas, director de la plataforma de compra y venta AutoScout 24.

Dos de cada tres vehículos que se ponen en el mercado en España son de segunda mano, alcanzando la media europea. En Francia o Alemania, los conductores están habituados a vender sus vehículos cada poco tiempo hasta haber alcanzado 2,5 vehículos usados por cada coche nuevo.

En España, tradicionalmente un coche usado equivalía a uno nuevo, pero la escasez de crédito para comprar vehículos nuevos está invirtiendo esta tendencia.

LOS ESPECIALISTAS

INVERTIR EN INFRAESTRUCTURAS

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Las 24 horas del vía crucis de Cañete

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

El QE “a la europea” de Draghi

El color de los mercados

Renta 4

Cuatro pilares del nuevo curso académico

Escuelas de negocio

Juan Luis Manfredi

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00