viernes, 21 de noviembre de 2014

Está pasando

D.M. Pérez / I. López

17-04-2012 10:01

Temas relacionados:

Antonio Brufau, presidente de Repsol, en la rueda de prensa posterior a la expropiación de YPF

PABLO MONGE

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha anunciado en rueda de prensa esta mañana que la empresa petrolera emprenderá todas las medidas legales que estén a su alcance como respuesta a la expropiación de sus acciones de YPF por el Estado argentino. Algo que Brufrau ha calificado como una decisión injustificada y discriminatoria con el accionariado de la empresa.

La operación anunciada ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, no contempla oferta alguna, como establece tanto la ley como los estatutos de la compañía. El precio final lo fijará el Tribunal Argentino de Tasación. "Todo Estado tiene derecho a expropiar, pero también a pagar un justiprecio", ha dicho Brufau.

El directivo ha exigido que, conforme a la legislación, el gobierno de Kirchner ha de lanzar una opa. El precio de YPF, marcado por los estatutos, es de algo más de 14.000 millones de euros. Por tanto, según la porcentaje expropiado, a Repsol le correspondería al rededor de 8.000 millones de euros.

Ha atacado la maniobra del Gobierno y le ha acusado de buscar el desplome del precio bursatil de YPF desde el inicio del conflicto, con el objetivo de "recomprar la petrolera a precio de saldo".

Brufau ha recordado todo el recorrido desde que Repsol adquirió la petrolera argentina en 1999. En concreto, cuando fueron adquiriendo las aportaciones de las regiones. Como la de Santa Cruz, que contó con el beneplácito del entonces Gobernador de la provincia, Ernesto Kirchner.

Preguntado por la posible repercusión en el abastecimiento del mercado español, ha asegurado que la producción se queda en Argentina. "La expropiación de YPF no afectará ni a los precios ni al abastecimiento de España", ha aseverado. YPF es titular de concesiones que suponen el 39% de la producción de petróleo y del 28% del gas en Argentina

En respuesta a las acusaciones de "depredación", vertidas por el Gobierno desde que se inició el conflicto, Brufau se ha justificado recordando la "argumentación del accionariado llevada a a cabo en 2008, tal y como era el deseo del Ejecutivo", dando entrada al grupo local Petersen de Enrique Eskenazi.

Respuesta a la críticas del Gobierno

"La operación, absolutamente aprobada por el Gobierno argentino, dio un dividendo del 90% del beneficio de YPF", ha continuado argumentando Brufau con respecto a las críticas al respecto a la política de dividendo de Repsol. Además, ha asegurado, que la empresa estaba dispuesta a renunciar al dividendo a cambio de financiar los nuevos yacimientos de recursos no convencionales, descubiertos recientemente en la provincia de Vaca Muerta. Son 22.807 millones de barriles nuevos, según la compañía de certificación de reservas Ryder Scott.

Ha continuado justificándose al recordar que Repsol ha pagado impuestos desde su entrada en Argentina por 30.000 millones de pesos y la plantilla de YPF se ha doblado desde los 8.000 hasta los 16.000 empleados, según el Presidente de Repsol.

Brufau recordó que la inversión de la compañía española en Argentina ha sido de 20.000 millones dólares. A esta cantidad abría que sumarle unas compras realizadas por importe de 13.000 millones. Frente a todo esto, el beneficio generado ha sido menor. En concreto, 16.000 millones de dólares.

El presidente de Repsol ha hecho un diagnóstico del escenario económico de Argentina. Una elevada inflación, precios energéticos congelados, una dependencia del 83% los hidrocarburos y una balanza comercial negativa son las principales características, según Brufau. El desequilibrio entre importaciones y exportaciones lleva al Estado a recurrir a una política de subsidios que desincentiva el ahorro energético, ha añadido.

LOS ESPECIALISTAS

Social Media en la PYME.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Cuando Iberia perdió el vuelo

Idearium

ESADE Business & Law School

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00