sábado, 1 noviembre 2014

Está pasando

Nicolás Barquero. Director de inversión de banca privada de Deutsche Bank

"El inversor desconfía de España por el endeudamiento privado"

  • El experto cree que la prima de riesgo no se relajará solo con medidas al sector público y señala la inquietud por el endeudamiento de los particulares, aunque apunta que la situación general no es tan crítica como el pasado noviembre

Beatriz P. Galdón

16-04-2012 07:00

Temas relacionados:

Nicolás Barquero aterrizó a principios de año en Deutsche Bank como responsable de inversiones para grandes patrimonios procedente de Banesto. Su visión sobre el mercado español es preocupante, pero no alarmista. "No contemplamos el rescate a la economía, al menos en el corto plazo. Con las subastas de liquidez del BCE a los bancos se ha comprado tiempo para acometer ajustes", dice. A su juicio, el gran problema para el país es el endeudamiento del sector privado y una de las causas del elevado nivel de la prima de riesgo. El mercado inmobiliario y los desequilibrios del sistema financiero son otros problemas que preocupan al inversor extranjero.

¿Qué ha ocurrido para volver a una de las situaciones más difíciles de la crisis?

Hay una combinación de varios factores. Después de la subasta de liquidez del BCE a tres años de finales de febrero y que se haya resuelto el problema de la quita griega, el mercado se ha quedado sin aire. También hay razones técnicas: cuando tienes un listón muy bajo es fácil batirlo, pero cuando empieza a subir ya no lo es tanto. El factor de la liquidez estaba pesando hasta ahora mucho y se está diluyendo un poco; los últimos mensajes de la Fed y BCE han dado a entender que la inyección de liquidez puede frenarse.

¿Y en el caso particular del mercado español?

El inversor extranjero es en general escéptico con la situación del país por el gran problema de endeudamiento del sector privado. Hay países como Italia y Grecia con una deuda elevada sobre el PIB del sector público. Ahí tienes una realidad muy clara, las estadísticas muestran una debilidad y la necesidad de resolverla a través de conseguir unos objetivos de déficit y de financiación. Cuando tienes problemas de endeudamiento en el sector privado, de desequilibrio en el sistema financiero español entre depósitos y créditos… la situación es más compleja, porque se entra más en consideraciones de qué realidad percibe cada uno. Los inversores extranjeros están preocupados también por el mercado inmobiliario, de cómo ese riesgo se puede trasladar a los bancos y a sus necesidades de capital y de liquidez. Es un tema complejo porque no tiene una solución fácil.

¿Cómo se debe producir el ajuste inmobiliario?

La clave está en que se ha construido un nivel de casas muy elevado comparado con la demanda natural de la economía. Además, el exceso de oferta, en su mayoría, es de un tipo de vivienda que no siempre es la que tiene más salida. A esto se une la poca capacidad que tienen los bancos para prestar en general, por la presión que tienen para ajustar sus balances. Por otro lado, está la sobrevaloración de los precios. Se necesita tiempo para digerir todo esto.

¿El mercado está dispuesto a concedernos ese tiempo?

Creo que sí. Es importante la voluntad reformista, que la gente perciba que los problemas estructurales que tiene la economía española se están acometiendo para generar confianza. La cuestión es que no hay que tomar una única medida, sino varias.

El Gobierno ya ha anunciado algunos ajustes y la prima de riesgo ha repuntado...

No es fácil que la situación de la prima de riesgo española se resuelva solo con la percepción de las medidas del sector público. El diferencial sobre la deuda alemana no refleja solo la preocupación del sector público, sino también la del privado y el ajuste de este último será más lento. La prima italiana ha tenido un comportamiento muy bueno porque la incorporación de Mario Monti ha aportado algo de credibilidad al país y porque la economía tiene un problema de deuda pública, pero no privada.

El fantasma de un posible rescate sigue penalizando los mercados...

No contemplamos esa posibilidad, desde luego no en el corto plazo. Con las subastas de liquidez del Banco Central Europeo a los bancos se ha comprado tiempo para llevar a cabo los procesos de ajuste.

¿Es un momento de riesgo o de oportunidad en la Bolsa?

Los dos conceptos están absolutamente vinculados. No existen oportunidades si no hay riesgos, y no hay riesgo si no hay oportunidades. La situación es bien distinta que en noviembre. Entonces tenías un entorno donde cualquier escenario por extremo que fuera podía ser posible. Ahora, el riesgo de colapso se ha reducido, el ambiente es más normal, y el debate es si la economía europea va a caer el 0,2%, el 0,5% ó el 1%... Pensamos que hay que aprovechar el momento para tomar decisiones.

"Rentabilidades del 3% o 4% con poco riesgo"

Para el director de inversiones de grandes patrimonios de Deutsche Bank, Nicolás Barquero, la mejor oportunidad de inversión en este momento es la renta fija privada. "Se pueden obtener rentabilidades sobre el 3% ó 4% con un nivel de riesgo bajo", explica. Tras un periodo donde las compañías estuvieron sin emitir, el mercado ha vuelto a abrirse en los últimos meses, y la perspectiva es que continúe con fuerte actividad a lo largo del año. " En Estados Unidos el 85% de la financiación se hace en el mercado de capitales, y el 15% en bancos; en Europa es justo al revés. Estamos en un proceso donde los bancos pueden prestar cada vez menos dinero, por eso habrá más empresas que acudan al mercado de capitales para financiarse", subraya Nicolás Barquero.

En cuanto a Bolsa, centra sus preferencias en los países emergentes de Asia, porque "las valoraciones pueden ser parecidas a las de otros mercados, pero con un crecimiento de los ingresos en las compañías muy superior". Por otro lado, prefiere la renta variable de Estados Unidos a la de Europa, ya que en el Viejo Continente percibe "ciertos desequilibrios" en las economías.

En cuanto a sectores, Barquero cita el tecnológico, el farmacéutico y el petrolero. "Pesan más en el mercado estadounidense que en Europa", dice.

Una de sus principales recomendaciones para el momento actual es la diversificación en la inversión: "Hay situaciones muy diferentes entre economías y sectores", concluye.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00