viernes, 1 agosto 2014

Está pasando

El Sepla propondrá un arbitraje obligatorio a Fomento

La aerolínea asegura que la huelga de pilotos "amenaza su futuro"

  • Iberia ha emitido un comunicado en respuesta a la nueva jornada de paro de sus pilotos en los que advierte que "la huelga abusiva, la baja productividad y los altos costes laborales del colectivo de pilotos amenazan el futuro de la empresa".
Temas relacionados:

Manifestación de pilotos de Iberia

PABLO MORENO

La compañía defiende en un extenso comunicado difundido hoy que Iberia Express, un proyecto legal, de éxito y con futuro. Se creó el día 6 de octubre de 2011, cumpliendo con todos los acuerdos y convenios de Iberia, por lo tanto acorde con la más estricta legalidad.

La filial de Iberia empezó a volar el 25 de de marzo, con cuatro Airbus A320 y vuelos a 5 destinos nacionales, que a final de año serán 14 aviones y 20 destinos, entre ellos varios nuevos en la red de Iberia, como Riga o Mikonos. Ofrece clase Business y Turista, y los mismos servicios que Iberia, con tarifas competitivas.

Destaca que en un país de 5 millones de parados, está creando 500 empleos cualificados este año, y más de 1.000 cuando alcance su pleno desarrollo. "Iberia Express está operando con éxito y una puntualidad cercana al 100%.

Asegura que el modelo tradicional de compañía aérea en las rutas de corto y medio radio "es inviable, y el cierre de varias aerolíneas es prueba de ello, debido a la competencia de las compañías de bajo coste y de otros medios de transporte, y a un cambio estructural en las prioridades de los clientes en esos mercados"

Explica que negoció y acordó con los colectivos de tierra y TCP distintas medidas de contención de costes y mejoras de productividad orientadas a cambiar el modelo de explotación de estas rutas y rentabilizarlas. "Sin embargo, afirma, tras dos años de negociaciones y más de 60 reuniones, fue imposible alcanzar un acuerdo similar con el colectivo de pilotos, lo que llevó a Iberia a crear Iberia Express, la mejor alternativa para hacer viable el corto y medio radio, y aportar tráfico a la red de largo radio de Iberia".

En paralelo, dice que la productividad de sus pilotos "es la más baja de España". La media de horas de vuelo que realizan al año es de 650, frente a 900 que permite la legislación vigente y las más de 800 que realizan los pilotos de las compañías de corto radio con las que compite Iberia. "El convenio colectivo de la compañía sitúa el máximo de horas en 820 para flotas de corto y medio radio, y 850 para el largo radio, pero el número de cortapisas y restricciones que figuran en dicho convenio, hacen objetivamente imposible llegar a esas cifras".

En el largo radio, además, uno de los grandes problemas es el mayor número de pilotos por vuelo que establece el convenio, por encima de lo que marca la ley y de lo que hacen el resto de compañías aéreas, lo que hace que la productividad del largo radio se vea seriamente afectada.

Detalla que en en la propuesta que en su momento puso el Sepla encima de la mesa, los nuevos pilotos entrarían en el escalafón de Iberia, con el convenio de Iberia, y con las restricciones que este contiene, por lo que su productividad sería exactamente igual que la que tiene actualmente la compañía. "Sin eliminar las restricciones del convenio, es imposible aumentar la productividad y acercarse a lo que producen los competidores. Por otro lado, la propuesta de reducción de costes salariales del sindicato de pilotos era puramente temporal, que se diluía en el tiempo y que no resolvía ninguno de los problemas de competitividad actuales de Iberia", explica.

El comunicado subraya que El Sepla tiene un historial plagado de huelgas, con 26 convocatorias, en los últimos 30 años, "un récord que posiblemente no iguale ninguna otra empresa". Por otro lado, en los últimos cinco meses, el Sepla ha convocado 66 jornadas de huelga para oponerse a la creación de Iberia Express, de las que inicialmente canceló 24 ante el ofrecimiento por parte del Gobierno de la mediación de Don Manuel Pimentel, para luego volver a convocar otras 30, hasta el 20 de julio,.

Cada una de las 12 primeras jornadas de huelga llevadas a cabo en los últimos meses le ha costado a la compañía en torno a 3 millones de euros, lo que supone unas pérdidas solo por este concepto de 36 millones. A esto hay que sumar lo que le vayan a costar las 30 nuevas jornadas.

Indica que "previamente a la intervención del mediador propuesto por el Gobierno, el pasado mes de noviembre, Iberia ya ofreció a los representantes del Sepla la posibilidad de elegir un presidente de la mesa neutral, que facilitara las negociaciones, lo que fue rechazado por el sindicato. La compañía propuso incluso dos nombres, Esteban Rodríguez Vera, quien ha desempeñado numerosos cargos en el Ministerio de Trabajo, entre ellos Director General y Secretario General Técnico y Carolina Martínez Moreno, catedrática de derecho del Trabajo de la Universidad de Oviedo y presidenta de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos.

La compañía destaca que "ha trabajado abiertamente y con la mejor disposición con el mediador nombrado por el Gobierno, Manuel Pimentel, con el fin de intentar un acuerdo que desconvocara unas huelgas y un conflicto que tanto daño hacen a los clientes, a la compañía y a la economía y el turismo en nuestro país". La empresa, asegura que estaba dispuesta a contemplar la propuesta de acuerdo que hizo el mediador, pero esta fue rechazada de plano por el sindicato Sepla, por lo que fue imposible entrar a su discusión.

Por último el comunicado precisa que "Iberia no es del Sepla, Iberia es de sus accionistas, repartidos por todo el mundo, que son los que arriesgan su dinero, los que aprueban la estrategia de la compañía, incluida la creación de Iberia Express, los que nombran a sus máximos responsables, y los que velan por su correcto funcionamiento a través del Consejo de Administración.

Opina que "66 días de huelga no son la mejor carta de presentación para atraer a la empresa a los mejores accionistas ni al capital que se necesita para garantizar la supervivencia y su crecimiento futuro, sino todo lo contrario, sirven para ahuyentar a inversores y clientes, lo que es el mayor riesgo para el futuro de Iberia, provocado por la acción irresponsable del sindicato de pilotos Sepla en Iberia"

Además explica que la T4 de Madrid "no es del Sepla, ni de Iberia, ni de British Airways, ni de ninguna otra aerolínea de las muchas que la utilizan. Es de AENA, y por lo tanto es del conjunto del país, abierta a las compañías aéreas que allí vuelan y por cuyo uso pagan las tasas establecidas por ley". Iberia es el mayor usuario de dicha Terminal, por lo tanto la compañía que más ingresos aporta a AENA. "El grupo Iberia ofrece más de 600 vuelos diarios en Madrid, frente a 10 de British Airways, que no solo no ha aumentado sus vuelos desde la fusión, sino todo lo contrario, los ha reducido.

El texto enviado por Iberia concreta que IAG, la sociedad holding de Iberia y British Airways, es una empresa española, con sede social en Madrid y sede operativa en Londres. Está presidida por un español, en concreto Antonio Vázquez, a su vez presidente de Iberia, y su mayor accionista es Caja Madrid, ahora Bankia. Su cl Consejo de Administración de IAG, máximo órgano de dirección de la misma, está formado 14 miembros, elegidos a partes iguales por Iberia y por British Airways, y vela por el desarrollo de ambas compañías.

"Para IAG es fundamental que las dos aerolíneas sean rentables, para crear valor para sus accionistas, empleados y clientes. Pero cada compañía mantiene su identidad y su marca, y se gestiona de forma autónoma. En cuanto a la financiación, cada compañía financia sus inversiones con sus propios recursos, British Airways con los suyos e Iberia con los suyos. Cada compañía tiene sus planes que tendrá que gestionar con sus recursos, y sus problemas que tendrá que solucionar también con sus propios medios. El fundamento de la fusión son las sinergias, es decir, ahorrar gracias al mayor volumen de compras y a compartir algunos recursos, e incrementar ingresos gracias al mayor volumen de red.

Iberia asegura que "cree necesario realizar las anteriores consideraciones para el mejor conocimiento de la situación actual por parte de la opinión pública en general y de sus clientes en particular". Y finaliza explicando que seguirá "poniendo todos los medios a su alcance para atender a los clientes afectos por las huelgas, y para garantizar el futuro de Iberia y de sus más de veinte mil empleados.

Por último la aerolínea hace un llamamiento a sus pilotos "para que desistan del conflicto y trabajen con la empresa para situarla entre las más competitivas y mejores del mercado, lo que redundará en beneficios para el propio colectivo de pilotos y para el conjunto de la compañía en general".

En respuesta al comunicado de Iberia, los pilotos de Iberia aseguraron que tienen previsto pedir hoy a Fomento que se acuda a un arbitraje obligatorio que ponga fin a la situación en que se encuentran las negociaciones con la compañía, que han motivado la convocatoria de 30 jornadas de huelga (lunes y viernes) desde el 9 de abril al 20 de julio.

El jefe de la sección sindical del Sepla-Iberia, Justo Peral, señaló en rueda de prensa, que esa petición se va a llevar a cabo en la reunión que tienen esta tarde con la ministra, Ana Pastor, y con la dirección de la empresa en el ministerio.

Para Peral, el arbitraje debe de ser "obligatorio", dado que la empresa se está negando a llegar a un acuerdo voluntario que ponga fin a la huelga, y el representante de los pilotos añadió que para entablar cualquier tipo de negociación se deben readmitir a los pilotos despedidos y parar Iberia Express.

El arbitraje, que es un primer paso para llegar, si no hay otra solución, a un "laudo", que debe considerar cuáles son los motivos que han convocado estas nuevas jornadas de huelga, como la segregación de 40 aviones de Iberia que pueden afectar a 8.000 puestos de trabajo.

Peral anunció que los pilotos van a presentar una demanda contra la compañía por incumplimiento sindical ya que "no respetan los servicios mínimos por dar vuelos a Iberia Express y a Air Nostrum".

El representante sindical cargó contra la dirección de Iberia, ya que a su juicio están entregando la compañía a los británicos de British Airways a través de IAG y reclamó que desde la empresa se explique dónde están los 2.500 millones de euros que había en la caja de Iberia antes de la fusión.

Asimismo acusó a la empresa de haber "boicoteado" cualquier proceso de negociación, incluso "la mediación" llevada a cabo a través de Manuel Pimentel, porque "no les interesa negociar", y sí entregar la compañía a los británicos.

Para Peral, British Airways quiere quedarse con todo el tráfico importante del transporte aéreo con España, y puso como ejemplo la suspensión por parte de Iberia, a partir del 29 de abril, del trayecto con Sudáfrica que ahora lo va a realizar British.

Respecto a los costes que tienen para Iberia estas nuevas jornadas de huelga, Peral señaló que la empresa no "pierde un duro" hasta junio, porque está recolocando "de forma ilegal" los pasajeros en Air Nostrum, Vueling e Iberia Express, "haciendo trampas".

LOS ESPECIALISTAS

Ley de Propiedad Intelectual: una oportunidad perdida (Antonio Fernández)

Talento en movimiento

Observatorio Internacional de Propiedad Intelectual

MATIZAR EL MANTRA DE QUE EL FUTURO SIEMPRE SERA MEJOR

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La deuda en argentina

La ventana a los mercados

Cortal Consors

EEUU, el 4% de PIB, y el retorno a la prosperidad

EEUU y mercados emergentes

Jorge Díaz-Cardiel

Bruselas golpea a Rusia (con cuidado)

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00