lunes, 24 de noviembre de 2014

Está pasando

Planteada a Mariano Rajoy

Aguirre se queda sola en su propuesta de devolver competencias al Estado

  • La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no ha conseguido compañeros de viaje en su propuesta de devolver competencias al Estado, como sanidad, educación o justicia, ya que la mayoría de sus homólogos autonómicos quiere seguir gestionándolas, aunque con mayor eficacia.
Temas relacionados:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, charla con la jefa del Ejecutivo autonómico madrileño, Esperanza Aguirre, a quien ha recibido este martes en el Palacio de la Moncloa

EFE

Aguirre planteó ayer al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que el Estado asuma las competencias de sanidad, justicia y educación, y los ayuntamientos las de transportes y servicios sociales, lo que supondría un ahorro de 48.000 millones de euros para las autonomías.

Hoy, la presidenta madrileña ha vuelto a insistir en su propuesta, que ha provocado una catarata de reacciones desde prácticamente todos los territorios regionales.

Uno de los pocos que no ha puesto objeción alguna a la propuesta ha sido el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que está de acuerdo en que se inicie un proceso de recentralización pero siempre y cuando no afecte ni a su comunidad ni al País Vasco y sí a a las que él considera que se han creado "artificialmente". Mas no pone reparo alguno a que se ponga fin al llamado "café para todos".

Entre las comunidades que no gobierna el PP, Canarias ha sido la más crítica con Aguirre. Así, el vicepresidente del gobierno regional, José Miguel Pérez (PSOE), ha sido tajante al señalar que devolver competencias "va contra la historia" y es propio de los "herederos de la derechona" que no querían el Estado autonómico.

Desde el País Vasco, fuentes de su Ejecutivo no han querido pronunciarse sobre lo que ha calificado como "ocurrencias" de Aguirre y han dicho que únicamente opinarán cuando estos temas se presenten de forma concreta y en el foro adecuado.

El Gobierno andaluz en funciones ha advertido de que no se puede imponer la "ideología centralista" sobre los "grandes consensos" constitucionales. Según la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, la propuesta es una "falacia" en términos contables "porque a veces no le salen las cuentas" a Aguirre dentro de su propia comunidad.

Navarra no teme un debate sobre la reconsideración del Estado autonómico porque confía plenamente en la "fortaleza" del régimen foral, al que tienen un "gran apego" los ciudadanos, según el portavoz del Gobierno de la comunidad, José Luis Sánchez de Muniain.

Las comunidades gobernadas por el PP tampoco han apoyado a su colega de Madrid, como Aragón, cuya presidenta, Luisa Fernanda Rudi, se ha opuesto a la propuesta y ha considerado que el modelo del estado autonómico no debe ponerse en cuestión aunque haya cosas que "ajustar".

Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, también es contrario a la devolución de competencias, pero ha abogado por poner más énfasis en la coordinación a fin de evitar duplicidades. Sus consejeros de educación, sanidad y justicia han corroborado su opinión.

Otro presidente del PP, el balear José Ramón Bauzá, ha insistido en la necesidad de que no haya comunidades de primera y de segunda, "buenas o malas", a la vez que ha emplazado a un análisis del marco competencial para evitar duplicidades y multiplicidades y para que los ciudadanos reciban los mismos servicios en toda España.

"Muy partidario" del actual modelo se ha mostrado el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, quien ha dejado claro que la región va a ser "muy capaz de hacer sus deberes y de hacer las cosas bien" y, además, "de forma autonómica".

"La periferia no es Madrid", le ha dicho a Aguirre el consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez, representante de una comunidad que no se ha planteado devolver competencias.

José Antonio Monago, máximo responsable de Extremadura, también ha rechazado el retorno de competencias al Estado y ha instado a los presidentes autonómicos a sentarse a hablar en lugar de hacerlo a través de los medios de comunicación. "En materia de sanidad y educación hay muchas cosas que mejorar. Por lo tanto, pongámonos a ello", ha enfatizado.

Convencida de que la gestión de esas competencias es "enormemente positivo" para las autonomías se ha mostrado la vicepresidenta cántabra, María José Saenz de Buruaga, si bien cree que es "manifiestamente mejorable".

Murcia, por su parte, opina que hay otras cuestiones mucho más importantes ahora que el debate abierto por Aguirre, en tanto que el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, se ha definido como "un convencido" y "un defensor" del Estado de las autonomías, "perfectamente viable".

La Xunta de Galicia no ha querido pronunciarse, por el momento, sobre la propuesta de Aguirre, y Asturias tampoco ha dado su opinión.

LOS ESPECIALISTAS

Social Media en la PYME.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00