sábado, 20 de diciembre de 2014

Está pasando

Las sanciones a Irán obligan a cambiar de proveedores

Nigeria se convierte en el primer exportador de petróleo a España

  • Las tensiones en Oriente Próximo han obligado a España a buscar vendedores de crudo fuera de zonas conflictivas. Eso ha provocado que Nigeria se haya convertido en enero en el primer exportador de petróleo a España, con un 18% del total, y que se hayan retomado contratos con Venezuela y Colombia.
Temas relacionados:

Barriles de petróleo

THINKSTOCK

El barril de petróleo se ha establecido en la franja de los 120 dólares y parece que no va a bajar de ese umbral en las próximas semanas. Ese encarecimiento es especialmente perjudicial para aquellas economías que no disponen de recursos petrolíferos, como España, que tan solo produce el 0,2% de lo que consume.

Y esa posición de debilidad se ha deteriorado aún más cuando Irán, uno de los mayores productores del mundo y el tercer mayor exportador a España, entró en conflicto con la Unión Europea por las sanciones impuestas ante la negativa a cerrar su programa nuclear. Irán amenazó y luego confirmó que dejaba de vender petróleo a un gran número de países de la UE y que a los que sí les suministraría, les impondría unas condiciones muy restrictivas. En este contexto, el Ejecutivo se puso manos a la obra para tratar de buscar otras alternativas en caso de que Irán dejará de vender crudo. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, relativizó la importancia del conflicto al asegurar que el suministro estaba asegurado con los otros dos grandes proveedores (Arabia Saudí) y Rusia), con una cuota del 30% entre ambas.

Los primeros datos, correspondientes al mes de enero, avalan los cambios que se han producido en el listado de vendedores de crudo, aunque con un movimiento inesperado. Las estadísticas del Ministerio de Industria sitúan a Nigeria como el mayor exportador de petróleo a España, con 836.000 toneladas, lo que supone un 18% del total y un incremento del 62% respecto al mismo periodo de 2011. En segundo lugar figura Arabia Saudí, con 689.000 toneladas (un 14,9%) e Irak, con 657.000 toneladas (un 14,2%). Especialmente significativo es el caso de Rusia, que queda relegada al quinto lugar, con 414.000 toneladas (un 8,9%), lo que supone el nivel más bajo de la serie histórica, iniciada en 2004.

Las tensiones en Oriente Próximo también han reactivado las compras a otros socios de Latinoamérica, que se habían abandonado en los últimos años. Buena prueba de ello es el regreso de Colombia y Venezuela al listado de los diez mayores vendedores de crudo a España, con 297.000 y 262.000 toneladas en enero. Solo las compras a Venezuela en enero representan la mitad de lo intercambiado durante el pasado ejercicio.

El complejo panorama geopolítico en Oriente Próximo y la carestía del crudo anticipan que estos no serán los últimos movimientos que se van a producir este año. El barril de Brent, de referencia en Europa, ha cotizado en lo que va de año a una media de 118 dólares y todo apunta que se va a mantener e incluso a crecer por un aumento de la demanda (los emergentes, en especial China e India, siguen reclamando gran cantidad de crudo) o por un estrechamiento de la oferta (si persisten las tensiones en Irán y otros países vecinos).

Así lo augura el Ejecutivo que ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado unas previsiones pesimistas sobre la evolución del precio del crudo. La cotización del barril de Brent, según sus previsiones, se mantendrá en 119,5 dólares, ocho más que en el pasado ejercicio. Si se confirman estas estimaciones, el impacto en la economía española puede ser especialmente perjudicial. Fue el anterior ministro de Industria, Miguel Sebastián, el que institucionalizó el cálculo de que por cada dólar que se encarezca el barril de petróleo, el impacto en la economía española asciende a 600 millones. Así que solo el incremento previsto para este ejercicio supondrá un sobrecoste de 6.000 millones de euros.

Las cifras

119,5 dólares es el precio medio que prevé el Ejecutivo para el barril de petróleo en 2012, ocho dólares más que en 2011.

6.000 millones es el sobrecoste que deberá pagar la economía española este año por el alza del crudo.

85% es el porcentaje de déficit comercial (diferencia entre exportaciones e importaciones) que representa el petróleo.

LOS ESPECIALISTAS

¿SE ACUERDAN DE LOS TIEMPOS COMPLICADOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00