jueves, 23 octubre 2014

Está pasando

El 80% de ese importe corresponde a Cataluña y Comunidad Valenciana

Las regiones deben devolver este año deuda por valor de 20.700 millones

  • Las autonomías afrontan un doble reto: recortar su gasto en 15.500 millones para cumplir con el objetivo de llevar su déficit al 1,5% del PIB y hacer frente a los vencimientos de deuda que expiran este año. Estos llegan a 20.700 millones, de los que el 80% está en mano de dos regiones (Cataluña y Comunidad Valenciana).
Temas relacionados:

El nuevo presidente catalán, Artur Mas, junto a su esposa, Helena Rakosnik, saludando desde el balcón del Palacio de la Generalitat tras tomar posesión del cargo hoy en Barcelona.

EFE/GENERALITAT DE CATALUÑA

El derrumbe de los ingresos ha dejado patas arriba las cuentas de las comunidades autónomas, que tuvieron que recurrir el pasado ejercicio de forma masiva al endeudamiento para tratar de evitar el colapso económico. En 2011, la deuda de las autonomías se disparó un 18% y superó los 140.000 millones con dos comunidades a la cabeza y muy distanciadas del resto: Cataluña, con 41.778 millones, y la Comunidad Valenciana, con 20.762.

Las dificultades para acceder a financiación a largo plazo y el progresivo deterioro de la calificación de su deuda obligó a las regiones a captar financiación a corto plazo 12 meses), fundamentalmente a través de emisiones de bonos dirigidos a particulares. Y ahora llega el duro trance de devolver el dinero que se les ha prestado. Una empresa que no parece muy sencilla, a raíz del gran volumen acumulado y de las persistentes dificultades para acceder al crédito. Las comunidades tienen que hacer frente este año a vencimientos de deuda por valor de 20.700 millones de euros, de los que la mitad (10.363) corresponden a Cataluña y una cuarta parte (5.555) a la Comunidad Valenciana.

Un buen ejemplo de la tarea titánica que les espera a las autonomías se producirá en mayo. Solo en ese mes afrontan el vencimiento de 2.755 millones en bonos para particulares emitidos el pasado ejercicio y ya hay comunidades que han logrado financiación, pero siempre a costa de elevar la rentabilidad que pagan. Andalucía ya ha cerrado una emisión de títulos a uno y dos años por un importe de 420 millones, por los que pagará una rentabilidad del 5% y del 5,5%. Por su parte, la Generalitat de Cataluña aún está inmersa en la operación para colocar este mes otros 2.150 millones para cubrir el vencimiento previsto para el 2 de mayo. El Ejecutivo catalán ofrece una rentabilidad del 4,5% por los títulos a un año y del 5% a dos años. Solo en el primer día de la emisión, iniciada el pasado lunes, logró compras por 200 millones (casi un 10% del total).

La que no se ha pronunciado al respecto ha sido la Comunidad Valenciana, que en mayo afronta vencimientos por valor de 470 millones. De momento, no hay confirmación de una nueva emisión de la Generalitat, que ya sufrió en su ultima tentativa (la tercera en año y medio) para colocar apenas la tercera parte de los 1.800 millones previstos a una rentabilidad del 5% anual a un año y del 5,5% anual a dos años.

Cataluña y la Comunidad Valenciana son las dos comunidades con mayor nivel de deuda en relación al PIB, con un 20,7% y un 19,9%. En tercer lugar figura Castilla-La Mancha, con un 18%. Esta última debe en términos absolutos 6.587 millones, de los que apenas 1.732 corresponden a emisiones de deuda y el resto (4.556, un 70% del total) a préstamos bancarios. El gran deterioro económico de esa región le ha cerrado las puertas de los mercados financieros y le ha obligado a refinanciar las deudas pendientes con la banca.

Las cifras

5,5% es la rentabilidad que ha ofrecido Andalucía en su última emisión de bonos para colocar títulos a dos años.

10.363 millones es el montante de los vencimientos de Cataluña para 2012.

470 millones es el volumen de deuda a corto y largo plazo que le vence a la Comunidad Valenciana solo en el mes de mayo.

El palo y la zanahoria estatal con las autonomías

"El Ejecutivo no está dispuesto a dejar caer a ninguna comunidad autónoma". Con esta frase, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dejó claro el pasado mes de diciembre que el Ejecutivo estaba dispuesto a asistir a las regiones con mayores desequilibrios económicos. En esa fecha, Cataluña y Comunidad Valenciana tuvieron verdaderos problemas para afrontar el pago a sus empleados públicos ante la caída de los ingresos y el incremento imparable de la factura correspondiente a los intereses de la deuda.

Esa asistencia, sin embargo, no se había traducido hasta ahora en ningún mecanismo de financiación en concreto. Ha sido el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, el que ha explicitado que se creará antes del verano un ente para la emisión de hispanobonos (deuda autonómica con el aval del Estado).

Dicho organismo representará a todas las regiones, se encargará de la coordinación de las emisiones de deuda y permitirá, según los cálculos del Ejecutivo, un ahorro de costes de 1.000 millones, así como acabar con las tensiones de liquidez de algunas regiones.

Como contraprestación, el Ejecutivo se ha asegurado el control sobre las cuentas autonómicas a través de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. En esa norma se establece que el Ejecutivo podrá sancionar desde mayo a aquellas regiones que no cumplan con el objetivo de déficit para este año (1,5% del PIB). Un límite inalcanzable para algunas regiones cuyo déficit cerró muy por encima del 1,3% previsto para 2011, como Castilla-La Mancha (7,30%), Extremadura (4,59%), Murcia (4,33%) o Cataluña (3,72%).

LOS ESPECIALISTAS

¿POR QUE LOS TIPOS DE INTERES REALES SON TAN BAJOS?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

La amenaza del ébola y la innovación de proceso

Convertir la novedad en valor

Francisco González Bree

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00