viernes, 31 octubre 2014

Está pasando

Presupuestos 2012

La crisis rebaja la factura fiscal

  • La recuperación de la deducción por vivienda no impide que los beneficios tributarios caigan un 5,6%

La suma de deducciones y bonificaciones que contempla la legislación fiscal permitirá a los contribuyentes reducir su factura tributaria en 38.102 millones este año, un 5,6% menos que el año anterior. Este descenso se explica por la recesión económica y no por la eliminación de beneficios fiscales. De hecho, el Gobierno recuperó este año y con carácter retroactivo la deducción por inversión en vivienda habitual, un beneficio fiscal que el anterior Ejecutivo eliminó para las rentas superiores a 24.100 euros.

Sin embargo, las previsiones del Gobierno apuntan que la deducción por inversión en vivienda permitirá reducir en 2.523 millones el resultado global de la declaración del IRPF, una cifra inferior en un 13,8% a la prevista en 2011. Ello indica que el número de contribuyentes que cancelan su hipoteca y dejan de aplicarse el beneficio fiscal es superior al volumen de declarantes que formalizan un nuevo préstamo. Los datos del Ejecutivo sugieren que la recuperación de la deducción por vivienda no conseguirá revitalizar al dañado sector inmobiliario.

Es en el IRPF donde se produce un mayor descenso de los beneficios fiscales, que pasan de 16.636 millones a 15.108, a pesar de que el Ejecutivo no ha eliminado deducciones. Hacienda explica esa contracción por "la disminución en el número previsto de declarantes y en el volumen de las rentas", especialmente en las salariales, aunque también sufren un descenso los contribuyentes que tributan por actividades económicas y aquellos que declaran ganancias patrimoniales.

Las pérdidas empresariales impedirán aplicar bonificaciones

En el impuesto sobre sociedades, los beneficios fiscales se reducen un 1,7%, un descenso que se explica, sobre todo, por el deterioro económico. Los cambios normativos aprobados por el Gobierno para elevar la tributación de las grandes empresas no han afectado al presupuesto de beneficios fiscales. El problema es que la mayoría de las empresas españolas presentan pérdidas y, por lo tanto, no pueden aplicarse las deducciones que contempla la legislación. Los últimos datos muestran que solo el 32% de los 1,2 millones de compañías que tributan por sociedades obtuvo ganancias.

En cualquier caso, el principal beneficio fiscal sigue siendo el tipo reducido que se aplican las pymes, que tributan al 25% o al 20%, frente al tipo general del 30%.

Efecto del IVA superreducido

Respecto al IVA, el presupuesto de beneficios fiscales contempla el efecto de aplicar el gravamen reducido del 8% y el superreducido del 4%, que el Gobierno estableció para las viviendas nuevas, una medida que adoptó en agosto de 2011 el anterior Ejecutivo. La aplicación del llamado IVA superreducido permitirá a los contribuyentes un ahorro de 4.356 millones, un 73,5% más que el año anterior. Este incremento se explica porque el Presupuesto de beneficios fiscales de 2011 no contemplaba la posibilidad de gravar con un IVA del 4% a la vivienda, una medida que, en principio, caduca este año.

Reacciones

PSOE. "No es lo que necesita el país"

El Partido Socialista presentará una enmienda a la totalidad de unos Presupuestos "injustos" que "castigan a España". "No es lo que necesita el país para generar riqueza, para crear empleo y para salir de la crisis", dijo en una entrevista en RNE Antonio Hernando, secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del principal partido de la oposición. La portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, agregó que las cuentas del Gobierno "castigan a la sociedad española". "Son muy duros", sostuvo Rodríguez antes de criticar los 8.000 millones de recortes en gasto social, los 300 millones menos en dependencia, los 1.500 menos en políticas de desempleo.

CiU. "Hay margen para negociar"

Convergència i Unió criticó con un tono moderado las cuentas presentadas por el Gobierno. "No nos han gustado nada", declaró el portavoz de la formación, Francesc Homs, que evitó cargar las tintas contra el Ejecutivo. Homs consideró que los recortes "quedan mal repartidos" porque "antes de tocar los sueldos de los funcionarios", como se ha hecho en Cataluña, donde gobierna CiU, "se ha preferido reducir las partidas de dependencia, transporte público y formación de parados". El portavoz dejó abierta la negociación en el trámite parlamentario. "Tenemos dos meses de margen para utilizar todos los recursos políticos a nuestro alcance", anunció.

IU. "La calle no se quedará quieta"

Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, consideró que los Presupuestos son "una declaración de guerra" que avivará la indignación de parte de la sociedad. "La calle no va a estar quieta", advirtió Lara en una rueda de prensa en el Congreso en la que criticó que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explicaras las cuentas al Ejecutivo alemán antes que a los diputados españoles. El coordinador cree que los Presupuestos dan "regalos fiscales a una minoría" mientras hace "sufrir a la mayoría". "Habrá paz para los malvados, pero no habrá impuestos", expuso Lara, convencido de que, pese a todo, el Gobierno no alcanzará los objetivos de déficit.

LOS ESPECIALISTAS

HOY EN JAPON

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

"Pensamiento dinámico" y trabajo en equipo, claves de un buen análisis

Inteligencia competitiva

Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00