miércoles, 26 de noviembre de 2014

Está pasando

El BCE reclama que se obvie el trámite parlamentario

La UE respalda los ajustes pero exige su aplicación inmediata

  • La UE apoyó el viernes el proyecto de Presupuestos de España para 2012, pero se reservó la opinión definitiva hasta conocer los datos sobre el ajuste de la Administración autonómica. El BCE exigió, además, que las cuentas se tramiten por vía de urgencia, sin seguir el procedimiento parlamentario ordinario.
Temas relacionados:

La UE respalda los ajustes pero exige su aplicación inmediata

EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, adelantó el viernes por la mañana en Copenhague a sus colegas de la zona euro las grandes líneas de lo que definió como "los Presupuestos más austeros en mucho tiempo". Pero ni siquiera el ajuste previsto (27.300 millones de euros) satisfizo por completo a las instituciones europeas.

Los miembros del Eurogrupo (consejo de ministros de Economía de la zona euro) guardaron silencio, lo que en esta coyuntura puede interpretarse, y así lo hizo De Guindos, como una "percepción positiva". Pero en la sala del Bella Centre, un centro de congresos en la capital danesa, se encontraban también el comisario europeo de Asuntos Económicos, el finlandés Olli Rehn, y el miembro alemán del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Jörg Asmussen. Y ambos expresaron tanta cautela como reiteradas exigencias. Rehn se mostró satisfecho de que el Presupuesto tenga como objetivo un déficit público del 5,3%, tal y como se pactó en el Eurogrupo, y no el 5,8% anunciado por Rajoy en la última cumbre europea. Pero ahí se terminó la complacencia. El comisario se reservó la última palabra "hasta que conozcamos la semana que viene el alcance del ajuste en las Administraciones regionales". Y volvió a insistir en que "el objetivo de España debe ser el 3% de déficit en 2013".

Mucho más duro fue, en la misma rueda de prensa al término de la primera jornada de la cita en Copenhague, el representante del BCE. Asmussen llegó a pedir que "el presupuesto se aplique por vía legislativa de urgencia", para que los ajustes afecten a la mayor parte posible del ejercicio. La petición del BCE refleja el disgusto comunitario ante lo que se considera un excesivo retraso en las cuentas públicas para este año. La UE teme que el proyecto presentado el viernes no tenga efecto hasta mediados de junio, como muy pronto, lo que podría hacer prácticamente imposible la consecución del objetivo de déficit para este año y provocar un retraso en el objetivo del 3%, previsto para 2013. De Guindos no se comprometió, al menos en público, a la petición de acelerar el calendario, pero se mostró dispuesto a hacerlo en la medida de lo posible. "Independientemente de lo que diga el representante del BCE, se va a hacer lo antes posible", señaló el ministro español en rueda de prensa con aparente displicencia. De Guindos aseguró que "hay una serie de trámites que se pueden recortar y lo vamos a mirar".

España subrayó su compromiso para aplicar las cuentas con la mayor celeridad

El titular de Economía, sin embargo, recordó que la aprobación de los Presupuestos debe ser global y no se pueden desgajar partidas para tramitarlas con mayor rapidez. No obstante, fuentes del Ejecutivo recordaron que la aprobación del paquete de medidas tributarias mediante decreto ley permite su entrada en vigor inmediata y el acuerdo de no disponibilidad limita el gasto de los ministerios aunque no esté aprobado el Presupuesto.

Fragilidad

La reunión de ministros de la UE en Copenhague, presidida por la titular danesa, Margrethe Vestager, también analizó la coyuntura económica del continente. "La situación se ha estabilizado, pero continúa la fragilidad", resumió Vestager. La ministra señaló que Europa dispone ahora de un respiro que debería aprovechar para completar el ajuste y las reformas. Y en ese proceso, la reestructuración del sector bancario español y la consolidación fiscal en España e Italia se valoran como las piezas pendientes para intentar pasar definitivamente la página de la crisis del euro.

El Eurogrupo, por otra parte, aplazó la elección de un sucesor para el miembro español del BCE, José Manuel González Páramo. El luxemburgués Yves Mersch no pudo ser confirmado, lo que pareció provocar las iras del primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker.

El fondo de rescate se eleva a 700.000 millones

El consejo de Ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) acordó el viernes en Copenhague elevar de 500.000 a 700.000 millones de euros la capacidad de intervención conjunta de los fondos de rescate (el provisional, que expira a mediados de 2013, y el permanente, cuya entrada en funcionamiento está prevista para mediados de este año). Tanto la Comisión Europea como el Fondo Monetario Internacional reclamaban una ampliación mayor, para llegar al menos al billón de euros. Pero el Gobierno alemán rechazó la propuesta.

Para los tres rescates en marcha (Grecia, Irlanda y Portugal) ya se han desembolsado o comprometido 200.000 millones, por lo que el dinero disponible para futuras intervenciones se limita a medio billón de euros.

LOS ESPECIALISTAS

DEL IMPULSO MONETARIO AL CRECIMIENTO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Preparación para la reunión de la OPEP

La ventana a los mercados

Cortal Consors

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00