miércoles, 1 octubre 2014

Está pasando

La salida de Grecia del euro, un "error"

Angela Merkel, dispuesta a ampliar el cortafuegos europeo

  • La canciller alemana ha sido hasta ahora el principal obstáculo para la ampliación del llamado cortafuegos europeo, que deberá aislar del peligro de contagio griego a economías como la española. Esta reticencia parece estar cediendo, según informa el diario Financial Times, como una vía para calmar a los mercados financieros.

G. S. Vega

26-03-2012 08:04

Temas relacionados:

El semanario Der Spiegel ya avanzó ayer esta posibilidad, y pasaría por que se combinasen el fondo temporal o Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) con su sucesor, el permanente o Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Esta no sería la fórumla ideal para las autoridades comunitarias o para países como España, pero, al menos, sería una fórmula de compromiso. Esta unión de ambas bolsas de dinero proporcionarían 940.000 millones para evitar contagios (440.000 del EFSF y 500.000 del MEDE), si bien 200.000 millones ya están comprometidos para Grecia.

La petición de una mayor potencia de tiro del cortafuegos se había convertido en unánime en las últimas semanas. El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, reclamó a la zona euro que eleve hasta el billón de euros el cortafuegos financiero para evitar que la crisis de la deuda alcance a España y otros países.

La salida de Grecia, un "error"

Angela Merkel, por optra parte, calificó una hipotética salida de Grecia de la zona euro como un "error". En una entrevista con la BBC, la canciller alemana aseguró que Alemania hará lo posible por que la región permanezca unida y calmó los miedos ante otros rescates de países de la eurozona, asegurando que "habían aprendido lecciones importantes". "hemos tomado la decisión de estar debntro de una modena común; y esta no es solo una decisión monetaria, es una decisión política".

Merkel aseguró además que Europe, y particularmente la eurozona, se ha deslizado hacia la crisis" por culpa de la recesión mundial.

"It is a very tense situation right now," she said.

El año electoral alemán se abre con victoria de Merkel y desplome de su socio

El año electoral alemán se abrió hoy en el "Land" del Sarre, fronterizo con Francia, con una victoria para la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel y un mazazo mortal para sus socios liberales, mientras que los Piratas consolidaron su proceso de emergencia como alternativa a los partidos establecidos, informa Efe.

La CDU se defendió como primera fuerza con un 34,5 % -idéntico porcentaje en ese "Land" al de 2009-, pero el Partido Liberal (FDP) se estrelló con un 1,2 % -frente al 9 % de entonces-, según las proyecciones de la televisión pública ZDF a las 17.30 GMT.

El Partido Socialdemócrata (SPD) quedó en segundo lugar, con un 31 % -una caída de tres puntos-, lo que prácticamente les condena a convertirse en comparsas en una gran coalición como gobierno del "Land", bajo dominio de la CDU.

El reverso de la moneda al hundimiento del FDP fue el 7,7 % obtenido por Los Piratas, partido de nuevo cuño defensor de la libertad en internet y aglutinante del voto joven.

La Izquierda de Oskar Lafontaine, jefe del gobierno del Land durante más de una década, se defendió como tercera fuerza y obtuvo un 16,2 %, una notable caída de votos respecto al 21,3 % de 2009. Los Verdes quedaron en la cuerda floja del 5 %, mínimo necesario para obtener escaños, frente al 5,9 % de 2009.

Las elecciones en el Sarre eran las primeras del año en Alemania, a las que seguirán el 6 de mayo las regionales de Schleswig-Hosltein, fronterizo con Dinamarca, y una semana después las de la populosa Renania del Norte-Wetsfalia, en el oeste.

Los comicios se celebraban por anticipado -por ruptura de la coalición entre la CDU, el FDP y Verdes-, como asimismo lo serán los renanos, cuestión que ha alterado un año que se preveía electoralmente tranquilo para las filas de Merkel.

Al golpe asestado hoy a sus socios liberales se espera que sigan otros parecidos, lo que significará que quedarán fuera de ocho del total de 16 estados federados, en una especie de via crucis que culminará en las generales de 2013, donde se les pronostica el adiós al Bundestag (Parlamento federal).

En Berlín se da por hecho que Merkel tratará de aguantar lo que resta de legislatura con sus agónicos socios, por mucho que socialdemócratas, verdes y de La Izquierda, así como de los recién llegados Piratas, presionen para un adelanto de las elecciones.

El desplome de los liberales discurre en paralelo a la efervescencia de los Piratas, a los que el resto de formaciones ven aún como intrusos en el reparto tradicional parlamentario.

Ambas formaciones, FDP y Piratas, son de cuño y trayectoria divergente y no puede hablarse, a juicio de los expertos, de trasvase directo de electorado.

El FDP es un partido arraigado en las estructuras de poder alemán -ha integrado 17 de los 22 gobiernos federales-, identificada con los intereses de la industria y los llamados "sueldos altos".

Los Piratas es un partido sin perfil ideológico definido, que logró sus primeros escaños en un "Land" alemán el pasado septiembre, al saltar de la nada al 8,9 % en la ciudad-estado y capital, Berlín.

Los sondeos les pronostican porcentajes similares a los obtenidos hoy en los dos siguientes comicios regionales y hasta un 7 % en las generales previstas para 2013.

Las pérdidas sufridas por los Verdes fueron un mal menor, del que los ecopacifistas esperan resarcirse en las próximas regionales.

La Izquierda, en cambio, está de capa caída y debió este domingo su buen porcentaje a la garra de Lafontaine, el que sigue apodando el "Napoleón del Sarre" por la etapa en que fue jefe del gobierno del "Land", entre 1985 y 1998, entonces como líder socialdemócrata.

Su fuerte personalidad es un imán para el electorado, pero también el obstáculo para que no pueda convertirse en compañero de coalición del SPD, como alternativa a una gran coalición.

El SPD sigue sin perdonarle el doble abandono en 1998, como líder del partido y ministro de Finanzas, pocos meses después de la formación del primer gobierno socialdemócrata-verde, bajo Gerhard Schröder, entre acusaciones de traición a los valores del partido.

Lafontaine volvía a la palestra en estos comicios, tras haber superado un cáncer y convertido en pareja sentimental de Sarah Wagenknecht, representante del ala comunista de la Izquierda.

LOS ESPECIALISTAS

Las 24 horas del vía crucis de Cañete

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

¿SOLO ES POR LA SINCRONIZACION?

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

El QE “a la europea” de Draghi

El color de los mercados

Renta 4

Cuatro pilares del nuevo curso académico

Escuelas de negocio

Juan Luis Manfredi

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00