lunes, 21 abril 2014

Está pasando

Destinos. Perspectivas

Semana Santa, la primera gran prueba del turismo

  • La industria encara su primera cita vacacional de 2012. Proponemos cinco ideas para pasar las fiestas
Temas relacionados:

Es la primera gran prueba del año para el sector turístico, la que tradicionalmente le toma el pulso al mercado y da una idea a los profesionales de la industria acerca de cómo funcionará el año. Las vacaciones de Semana Santa son también las que registran un mayor desplazamiento de turistas nacionales a destinos que pierden relevancia en verano: rurales e interior.

En términos absolutos, y ciñéndose a los viajeros afincados en España, se trata del tercer mejor periodo del año para el turismo, con 4,6 millones de desplazamientos, superado por los puentes (5 millones) y la temporada alta o verano (22 millones). Aunque si contabilizáramos todos los fines de semana como un periodo vacacional, este ganaría por goleada con 80 millones de desplazamientos.

En este caso, además, servirá para comprobar si el ejercicio 2012 proseguirá o no los buenos resultados cosechados en 2011, año histórico para la industria, que ha vuelto a colocarse como el primer sector económico del país. No en vano, España recibió 57 millones de turistas, un 8% más que en 2010, y acumula un peso relativo sobre el PIB superior al 10%.

Las llegadas de fuera de España no peligran, opinan los expertos

Las vacaciones darán comienzo el viernes 31 de marzo y, por el momento, las perspectivas no son todo lo buenas que se esperaban. Tal y como avanzó CincoDías esta semana, los grupos hoteleros y las agencias de viajes tienen los libros de reservas, a 15 días del inicio de la operación salida, menos ocupados que el año pasado por estas fechas.

Independientemente de cómo puedan afectar al cómputo las reservas de última hora (el turista español es especialmente dado a tomar la decisión de viajar, o al menos de contratar el viaje, días antes de la salida), las perspectivas de ocupación para Semana Santa podrían retrotraer al sector a niveles de 2009, el peor año de la crisis. En 2011, año de récords históricos para el sector turístico, la tasa fue del 82%.

El problema está, aseguran las patronales, en los movimientos de turistas nacionales (responsables del 50% de los desplazamientos). El presupuesto dedicado al ocio es el primero del que recortan las familias cuando su situación económica se complica, y ésta no pasa por su mejor momento. Todos los indicadores muestran que el gasto no deja de contraerse. Así, según los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el porcentaje de hogares que pernoctó al menos una vez fuera de casa en 2011 se situó por debajo del 60%.

Las llegadas internacionales, sin embargo, no peligran, según fuentes del sector. Podrían ser la tabla de salvación de estas vacaciones. Dado que los destinos del norte de África sigue siendo percibida como una región inestable, las comunidades autónomas que más han turistas han ganado en virtud del efecto primavera árabe (Canarias y Baleares), responsables a su vez de buena parte del crecimiento de 2011, seguirán manejando buenas cifras de llegadas.

Cultura. México, oferta turística para todos los gustos

El país norteamericano está llevando a cabo una importante campaña para recuperar el crédito de una gran potencia turística, manchado en los últimos años por la escalada de violencia del narco.

México tiene una oferta turística prácticamente inagotable. Muy bien comunicado con España (más de una veintena de aeropuertos tienen vuelos directos al país azteca), sus atractivos pueden convencer a todo tipo de viajero. Los resorts de Cancún o Acapulco, ambos bien nutridos de hoteles españoles, convencerán a quienes busquen calma y playa.

A quienes les aburran el combo tumbona-margarita, la vibrante megaurbe que es el DF o la inacabable Oaxaca justifican por sí mismas cruzar el océano.

Crucero. Del Mediterráneo al Mar del Norte o el Caribe

Sigue siendo una opción interesante y económica para pasar una semana en familia. Las compañías cruceristas y las touroperadores no han aflojado el pistón en su campaña de ofertas.

Para empezar, son muchas las operadoras que dejan embarcar gratis a los niños. Asimismo, la intensa competencia del sector, aupada por el buen ejercicio cosechado en 2011, han repercutido positivamente en la clientela, que se está beneficiando de descuentos de hasta el 70%: los billetes pueden salir desde unos 300 euros.

Los itinerarios son muy diversos. Los más económicos son las rutas por el Mediterráneo, con salida desde Barcelona o Valencia. El Mar del Norte y el Caribe (desde unos 500 euros por persona con Royal Caribbean) son otras buenas opciones.

Nieve. Los últimos descensos de la temporada

Los amantes del esquí tienen en la Semana Santa una de las últimas oportunidades del año de disfrutar de la nieve. Siempre quedará la opción de ir y volver en un mismo fin de semana, pero gozar de este deporte varios días seguidos es demasiado tentador para los adictos.

España ofrece varias opciones al respecto: Pirineos catalán y aragonés, Sierra Morena, etc. Una de las estaciones con mayor atractivo, por su cercanía con varias capitales (a 500 km de Madrid y a 300 km de Barcelona y de Bilbao).

Situada en Jaca, la zona ofrece además un atractivo añadido para cuando se cuelgan los esquís: la Semana Santa de dicha localidad, que cuenta con nueve cofradías y hermandades, es Fiesta de Interés Turístico en Aragón desde 2011.

Temático. Turismo religioso por Oriente Próximo

Los viajes temáticos son una manera diferente de aproximarse a un país desconocido (o de repetir uno en el que ya se ha estado). Dentro de esta modalidad, Oriente Próximo destaca por ser la cuna de la civilización europea y por haber alumbrado las tres religiones del libro (hebrea, cristiana y musulmana). La agencia Ruth Travel organiza viajes bajo el título de Mundo bíblico, en el que se visitan los lugares citados en el texto (conferencias incluidas), La ruta del æpermil;xodo (siguiendo el camino de los israelitas de Egipto a la actual Israel) o viajes a destinos santos como Petra o Belén.

Playa. Canarias y Baleares: la apuesta segura

Las cifras son claras: la mayoría de españoles aún prefiere los destinos de sol y playa para sus vacaciones de Semana Santa. La costa valenciana, la andaluza y los archipiélagos canario y balear son en este sentido las opciones más populares.

Dentro de este espectro destaca con luz propia Canarias, sobre todo por la gran concurrencia de turistas internacionales. Las agencias han preparado buenas ofertas: toda la semana en Tenerife o Lanzarote puede salir por unos 400 euros.

Ir a Baleares puede salir incluso más barato: Viajes Iberia vende paquetes de una semana en Menorca por menos de 300 euros.

La cifra

4,6 millones de desplazamientos hubo en la Semana Santa de 2011.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00