lunes, 21 abril 2014

Está pasando

El Ibex cae el 0,9% y entra de nuevo en pérdidas en el año

El riesgo soberano reaparece y dispara la prima a 342 puntos

  • El temor de que la solución para Grecia y las inyecciones de liquidez del BCE hayan cerrado en falso la crisis soberana se cebó ayer con España. La prima de riesgo se disparó más de 20 puntos, hasta los 342, y el Ibex acusó el golpe con una caída del 0,89%.
Temas relacionados:

La extrema sensibilidad del mercado hacia el desenlace de la crisis de deuda soberana quedó ayer de nuevo de manifiesto. El economista jefe de Citigroup, Willem Buiter, destapó la caja de los truenos al afirmar que España está ahora "más que nunca" en riesgo de impago. Y advirtió que las inyecciones millonarias de liquidez del BCE han creado en el mercado una sensación próxima a la euforia que lleva a pensar que todos los problemas se han terminado, cuando la realidad es que comienza a instalarse cierta inquietud sobre cuál será el futuro de la banca europea sin la eficaz tutela de Mario Draghi.

"España es el país por el que estoy más preocupado", afirmó Buiter, que añadió que Grecia, Irlanda y Portugal podrían necesitar nuevos rescates. Semejante diagnóstico disparó la prima de riesgo española hasta los 342 puntos, con un avance de 23,2 en el día, y frente al nivel de 300 en que había iniciado el mes de marzo. El alza estuvo compartida, aunque en menor medida, por la prima de riesgo italiana, que se colocó de nuevo en los 300 puntos, tras encarecerse en 15 puntos. Y la rentabilidad del bono español subió al 5,4%, mientras que la del bono italiano rozó de nuevo la cota del 5%.

La factura en la Bolsa fue de una caída del 0,89% para el Ibex 35, arrastrado en gran medida por el retroceso de los bancos. BBVA cayó el 2,92%; Santander, el 2,43% y Popular, el 2,37%. Telefónica perdió el 0,77% y Repsol, por el contrario, se anotó la mayor alza del selectivo, del 4,28%, después de que las autoridades argentinas hayan negado cualquier intención de nacionalizar YPF.

Los principales bancos españoles sufren descensos de más del 2%

Las declaraciones del estratega de Citi deslucieron por completo la buena noticia de que la cámara de compensación LCH.Clearnet ha suavizado los requisitos que exige para aceptar como colateral deuda soberana española. En los momentos más crudos de la crisis de deuda soberana, el endurecimiento de las garantías por parte de LCH tenía un efecto devastador en la prima de riesgo, al impulsar las ventas de deuda soberana por su menor capacidad de colateral.

La caída del Ibex solo fue superada en Europa por la Bolsa de Milán, que perdió el 1,29%. La indecisión predominó en el resto de índices europeos: el Dax subió el 0,23%; el Euro Stoxx cayó el 0,35% y el Cac, el 0,10%.

LCH suaviza las garantías para la deuda española

Buenas noticias para España. LCH.Clearnet, una de las principales cámaras de compensación europeas, relajó ayer las garantías que exige para negociar deuda española, lo que supone un espaldarazo a la mayor estabilidad en el mercado de deuda soberana española. LCH aplicó hace apenas dos meses un descuento del 8% a los bonos españoles entre siete y 10 años que se utilicen como colateral a la hora de obtener liquidez en la cámara. Esto significaba que las entidades que acudan a la cámara para financiarse recibían menos préstamos al entregar bonos como colateral, lo que restaba atractivo a la deuda española. La nueva exigencia se hizo efectiva el 28 de febrero y suponía un incremento desde el 6% que se impuso el pasado 20 de enero. Ahora la cámara ha relajado ligeramente la presión sobre la deuda española, como consecuencia, sobre todo, de las dos megasubastas celebradas en los últimos meses por el BCE.

En concreto, la cámara británica ha rebajado el recorte en 13 puntos básicos, es decir, que los bonos a 10 años pasan a contar con un descuento del 7,87%. En cuanto a la deuda a dos años la rebaja es mayor, son 30 puntos básicos menos, es decir, un 3%, hasta dejarlo en el 2,10%. Los títulos españoles pasan así a mejorar ligeramente la valoración de los italianos, cuyos descuentos se mantienen en el 8% para los bonos de siete a 10 años. El uso de las cámaras de contrapartida se extendió con la crisis ya que al interponerse entre el comprador y el vendedor eliminan riesgos a ambos, al asegurar el cumplimiento de las operaciones. El endurecimiento de las garantías para aceptar deuda como colateral por parte de LCH Clearnet fue una grave amenaza para la deuda soberana en los momentos más crudos de la crisis, ya que tenía la capacidad de activar las ventas de bonos y encarecer con ello las primas de riesgo.

Un billón en cortafuegos del euro

La nueva escalada de la prima de riesgo en España pone fin a algunos días de tranquilidad en la zona euro, una vez que los acreedores privados pactaran la quita con Grecia y, sobre todo, que el BCE inundara los mercados con liquidez. La amenaza, empero, no ha concluido, según advierte la OCDE. Su secretario general, Ángel Gurría, reclamó ayer a la zona euro que eleve hasta el billón de euros el cortafuegos financiero para evitar que la crisis de la deuda alcance a España y otros países.

En una entrevista con el diario suizo Handelszeitung, Gurría sostiene que la zona euro no debería esperar para crear un fondo de rescate adecuado a las necesidades. A su juicio, los mercados financieros podrían explotar cualquier signo de debilidad, y España podría ser la siguiente víctima.

"Los países del euro todavía no están fuera de peligro", afirma el dirigente del organismo que asesora a los países más desarrollados. "Debemos construir la madre de todos los cortafuegos; eso enviaría una señal, un claro mensaje a los mercados financieros y al mundo. Y, por tanto, reduciría el riesgo de confianza".

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00