viernes, 25 abril 2014

Está pasando

La caída del euríbor no se reflejará en las cuotas

La cláusula suelo fulmina el ahorro de los hipotecados

  • Una parte de los hipotecados españoles no disfrutará de la caída del euríbor. Las cláusulas suelo vuelven a convertirse en barreras que impiden sacar partido de la relajación del mercado monetario.

Pablo M. Simón / Tatiana Nogueras

17-03-2012 17:53

Temas relacionados:

La cuota de las hipotecas revisadas con el euríbor de febrero bajará por primera vez desde agosto de 2010... Al menos, teóricamente. En la práctica, depende de que en las escrituras del préstamo no conste un suelo (tipo de interés mínimo). Y es que una parte importante de la cartera de créditos de la banca española cuenta con este tipo de cláusulas.

El euríbor a 12 meses, el índice más utilizado como referencia hipotecaria en España, se sitúa por debajo del 1,5% después de una intensa tendencia a la baja desde diciembre del año pasado. Entonces, se situaba en el entorno del 2%. El descenso respecto a los máximos de octubre de 2008, cuando llegó a traspasar la barrera del 5,5%, es casi de tres puntos porcentuales.

Las inyecciones de liquidez del BCE, que realizó una megasubasta a finales de diciembre y también el pasado 29 de febrero, comienzan a tener resultados en los bolsillos de algunos ciudadanos. El jueves, Mario Draghi elevó las previsiones de inflación para este y el próximo ejercicio, lo que reduce las posibilidades inmediatas de rebajas del precio del dinero. Sin embargo, la mayoría de los expertos considera que los posibles movimientos, si se producen, serán a la baja.

La cuota de una hipoteca de 150.000 euros con un diferencial de un punto porcentual revisada en febrero, cuando el euríbor hipotecario (media mensual del euribor diario a 12 meses) se situó en el 1,678%, quedaría en unos 686 euros, frente a los 689 anteriores de febrero del año pasado. Es la primera bajada en año y medio.

A pesar de que vuelven a escena los riesgos inflacionistas, todos los indicios apuntan a que marzo también concluirá con otra importante caída del índice hipotecario: previsiblemente, concluirá en el entorno del 1,5%. La rebaja para un préstamo como el mencionado alcanzaría unos 32 euros mensuales, de manera que el ahorro al año alcanzaría los 385 euros anuales.

La mala noticia es que una parte importante de las hipotecas firmadas en España tienen una salvaguarda para las entidades financieras, que cubren sus márgenes con tipos de interés mínimos, haga lo que haga el euríbor. "Limitan el efecto de las revisiones de las carteras crediticias con tipos de interés más bajos", explica Nuria Álvarez, de Renta 4.

El efecto de los suelos hipotecarios se nota especialmente en momentos como el actual, cuando la referencia se sitúa en niveles históricamente bajos, pues abre la puerta a que se active la cláusula, aunque esta se sitúe en niveles relativamente razonables. Por ejemplo, con un euríbor del 1,5% y un diferencial de 0,4 puntos ya comenzaría a actuar un suelo del 2%.

Obviamente, cuanto más alto sea el suelo, menos margen tienen los hipotecados para beneficiarse del descenso del euríbor. Con un mínimo del 3%, una hipoteca de 150.000 euros a 25 años pagará como mínimo 711 euros mensuales.

No existen datos globales sobre el porcentaje de hipotecas con suelo en España, pero las entidades más transparentes sí dan a conocer esta cifra. Por ejemplo, en torno a la mitad de la cartera crediticia de Popular cuenta con un tipo de interés mínimo y el 62% de estas tenía el suelo activado a finales de 2011. Fuentes financieras señalan que el porcentaje no es extrapolable al resto de las entidades, si bien la tendencia a imponer suelos es creciente en los últimos tiempos.

Asimismo, algunas entidades informan de cuál es el tipo de interés mínimo de sus hipotecas en sus oficinas o, incluso, en su página web. En concreto, la Hipoteca Joven de Bancopopular-e tiene un suelo del 2,75%, mientras que la Hipoteca Activa Plus de ActivoBank fija el interés mínimo en el 3% y ha aumentado el diferencial sobre el euríbor hasta el 1,49%. La Hipoteca Bonificada de Sabadell, por su parte, tiene un suelo del 3,75% con un tipo fijo del 3,90% durante el primer año y de euríbor más 1,40% con tres productos vinculados a partir del segundo año.

En este momento, la Hipoteca Joven de Unnim es la que tiene el suelo más alto, en el 4,25%. Los primeros 24 meses, el tipo es fijo y se sitúa en el 4,75%. A partir de los dos años, el interés aplicado es el euríbor más 2,75%. Otra de las hipotecas de esta entidad, la Hipoteca Récord, cuenta con un suelo del 3,50%.

Sin embargo, no todas tienen esta cláusula. La Hipoteca Naranja de ING, la Hipoteca Azul de iBanesto o la Hipoteca Open de OpenBank son algunos ejemplos.

LOS ESPECIALISTAS

TIEMPO DE REFLEXION...PASADO

Una visión desde los mercados

José Luis Martínez Campuzano

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00