lunes, 21 abril 2014

Está pasando

La entidad coloca 1.000 millones en bonos a cinco años

Santander abre el mercado de financiación a largo plazo

  • Santander abrió ayer una nueva puerta en el mercado de capitales con una emisión de bonos a cinco años, la primera que realiza un banco español a este plazo desde el pasado abril. La entidad colocó 1.000 millones con una elevada demanda.

El banco que preside Emilio Botín ha vuelto a ser el primero. El pasado 2 de febrero, reabrió el mercado de financiación mayorista al ser la primera entidad española en colocar cédulas hipotecarias por primera vez en ocho meses. Vendió 2.000 millones de euros a tres años con un diferencial de 230 puntos básicos sobre el midswap a tres años (el tipo de interés a ese plazo libre de riesgo).

Ayer, Santander volvió a reabrir el mercado, esta vez el de financiación a largo plazo. Colocó 1.000 millones de euros con un diferencial de 250 puntos básicos sobre el midswap, lo que implica un tipo de interés del 4,011%.

La demanda alcanzó los 1.500 millones de euros, con 214 órdenes y gran presencia de inversor final. Así, el 50,8% del volumen vendido correspondió a fondos de inversión; el 22,7%, a entidades financieras; el 18,5%, a fondos de pensiones y aseguradoras; y el 8% restante, a empresas y bancos centrales.

SANTANDER 7,064 0,200%

Más llamativa aún es la distribución por país de procedencia de los inversores. El 79,7% de la demanda llegó de fuera de España. En concreto, inversores franceses se hicieron con el 25,1% de la colocación; desde Alemania acapararon el 20,8%; desde Italia, el 8,4%; y desde Reino Unido, el 7,9%.

La última vez que una entidad española colocó deuda sin garantía -es decir, ni cédulas hipotecarias ni territoriales- a un lustro fue en abril de 2011, cuando BBVA vendió 500 millones de euros con un diferencial de 180 puntos básicos, lo que situó su rentabilidad en el 4,875%.

En las últimas semanas, sin embargo, la actividad de la banca española en el mercado de deuda mayorista vuelve a ser intensa. Bankinter colocó el lunes cédulas a cinco años. Aspiraba a captar un mínimo de 500 millones y finalmente emitió 1.000 millones. El precio de salida se fijó en los 275 puntos básicos más el midswap pero gracias a la demanda se cerró con un diferencial de 268, lo que supone un tipo cercano al 4,18%.

El ICO triunfa

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) también salió ayer con éxito al mercado. Colocó 1.500 millones en bonos a cuatro años, por encima de los 1.000 millones que había previsto inicialmente. Pagará el 3,875%, 55 puntos básicos más que el Tesoro en su última subasta de bonos con vencimiento al mismo plazo.

Bankia vende 4.000 millones en pagarés entre sus clientes

La entidad ha conseguido captar 4.000 millones en pagarés entre sus clientes. Este producto, que Bankia comenzó a comercializar en su red de sucursales hace cinco meses, ofrece diferentes rentabilidades en función del plazo (uno, tres o seis meses y un año), importe invertido y el nivel de vinculación. Por el plazo a 12 meses, por ejemplo, se abona un 4%. Bankia tenía previsto colocar un máximo de 5.000 millones con este programa.

Los pagarés han sido uno de los instrumentos que más han utilizado las entidades españolas como alternativa a los depósitos tradicionales para captar pasivo. La diferencia con los depósitos es que no están garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00