domingo, 20 abril 2014

Está pasando

Por delito contra Hacienda tras la compra de Aerolíneas

El fiscal pide prisión para Díaz-Ferrán y Gonzalo Pascual

  • Miguel Ángel Carballo, fiscal de la Audiencia Nacional, solicita una pena de dos años y cuatro meses de prisión para Díaz-Ferrán y Gonzalo Pascual y una indemnización de 99 millones por supuesto delito contra Hacienda tras la compra de Aerolíneas Argentinas.

A. Ortín / K. Artea

09-03-2012 07:00

Temas relacionados:

El fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ángel Carballo solicita en un escrito de acusación fechado el pasado 8 de noviembre, y conocido ayer, penas de prisión de dos años y cuatro meses por presunto delito contra la Hacienda pública contra los expropietarios de Marsans, Gerardo Díaz-Ferrán y Gonzalo Pascual, y Antonio Mata, exconsejero delegado de Air Comet. Además, en su escrito, al que ha accedido este diario, el fiscal, que pide al Juzgado Central de Instrucción número 6 la apertura de juicio oral, reclama una indemnización de 99 millones.

Los hechos presuntamente constitutivos de delito se refieren a la operación de compra de Aerolíneas Argentinas. El fiscal sostiene que los acusados defraudaron 99 millones de euros por Impuesto de Sociedades, siendo responsables en la compra de Aerolíneas Argentinas al Estado español por parte de Air Comet, la compañía aérea de Marsans (en la actualidad en liquidación).

El fiscal explica que, en el año 2001, la SEPI era propietaria del 99,2% de las acciones de Interinvest, domiciliada en Argentina y propietaria, a su vez, del 92,10% del capital de Aerolíneas Argentinas.

Interinvest fue creada en 1994 por Iberia. Un año después la aerolínea española "procedió a separar sus riesgos en empresas aéreas latinoamericanas como condición impuesta por la Unión Europea para poder ser beneficiaria de determinadas ayudas". Iberia vendió su participación en Interinvest a la sociedad Andes Holding, compañía de derecho holandés participada en un 42% por SEPI.

En 2001, poco después de que Aerolíneas suspendiera pagos, SEPI vende Interinvest a Air Comet por el precio simbólico de un euro. El organismo público español se comprometía a aportar a Interinvest 300 millones de dólares que Air Comet tendría que destinar al pago de pasivos en Aerolíneas.

En su escrito el fiscal indica que Air Comet "adquiría un beneficio que resultaba de haber adquirido tales créditos con fondos procedentes de SEPI", beneficio que tendría ciertas consecuencias fiscales, según las cuales, en el ejercicio cerrado a 28 de febrero de 2002, Air Comet tendría que haber ingresado por impuesto sobre sociedades 99 millones.

Reclamación en Washington

La acusación del fiscal español se produce cuando está abierto otro proceso en el que Díaz-Ferrán y Pascual reclaman una indemnización de 1.100 millones de euros por la expropiación de Aerolíneas Argentinas.

Los expropietarios del grupo Marsans declararon en mayo en Washington en la vista por el proceso que se sigue en el Ciadi, organismo de arbitraje económico del Banco Mundial.

La tesis de los empresarios es que dicho "proceso de nacionalización, por el cual Marsans no recibió compensación económica, fue una de las razones que llevaron al grupo a presentar la solicitud de concurso voluntario".

"Si Air Comet, antigua propietaria de Aerolíneas Argentinas, hubiese recibido del Gobierno la correspondiente compensación económica por la aerolínea, podría haber pagado a sus acreedores, en su mayoría empresas del grupo, y estas, a su vez, a sus propios acreedores, llegando a evitar la situación de tener que presentar concurso voluntario de acreedores", subrayaron en un comunicado.

Saldos pendientes sin aclarar en Air Comet

Air Comet, el instrumento para adquirir Aerolíneas Argentinas, también aparece en el informe de clasificación del concurso de Marsans. Los administradores nombrados por la juez han solicitado que el concurso sea declarado culpable y que Gerardo Díaz-Ferrán y Gonzalo Pascual sean inhabilitados por 15 años para administrar sociedades.

Los administradores concursales se apoyan en el último informe de auditoría de Teinver, titular de Air Comet y Marsans, entre otras sociedades, para constatar que Marsans avaló 418,3 millones a Air Comet y a Astra, propietaria del arrendamiento de los aviones y los motores de la compañía aérea. En la documentación de los auditores, que incluye un buen número de salvedades y donde expresan su opinión negativa, ponen de manifiesto que "debido a que no hemos recibido las cuentas anuales auditadas de diciembre de 2008 de Astra ni de febrero de 2009 de Air Comet, y a la situación financiera de Air Comet, en el momento actual no estamos en posición de evaluar cuáles serían las provisiones necesarias para insolvencias, provisiones adicionales en las inversiones, si las garantías se convertirán finalmente en un pasivo y si se podrán recuperar los anticipos entregados".

El informe es concluyente sobre la inversión en la compañía aérea argentina. Así se asegura que en la inversión neta directa a 30 de septiembre de 2008 en Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas "existen varios saldos pendientes de aclaración en estas sociedades".

Añade que los procedimientos y reclamaciones derivados de la expropiación de estas empresas por el Gobierno argentino "existe una incertidumbre sobre la recuperación de la citada inversión y de los saldos" con estas firmas.

LOS ESPECIALISTAS

Las exportaciones no van bien

El economista observador

José Carlos Díez

Legislatura desaprovechada

La UE, del revés

Bernardo de Miguel

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00