domingo, 23 de noviembre de 2014

Está pasando

Las seis grandes declaran 11.000 millones menos

Las constructoras cotizadas facturan la mitad que en 2007 por obra local

  • ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr sumaron ventas en obra pública española por 22.000 millones en 2007, cuando la construcción tocaba techo en España. La crisis y los consiguientes recortes de inversión pública han ido desinflando hasta la mitad esa cifra. Al cierre de 2011, las seis juntas declaran 11.200 millones y esperan nuevos tijeretazos.

Se avecina una nueva poda del 40% en la inversión pública, según dijo el miércoles el ministro de Economía Luis de Guindos, quien ha dejado heladas a las constructoras. El ajuste podría alcanzar unos 8.000 millones entre las distintas Administraciones, y Fomento ha venido asumiendo la parte más dura de los recortes.

"La reducción del déficit se ha basado hasta ahora en más de un 20% en la reducción de la inversión pública", recordó David Taguas, presidente de Seopan, horas antes del anuncio del ministro. El representante de las constructoras, y con él toda la CEOE, defiende un programa de colaboración público privada con 80.000 millones de inversión en cinco años para reactivar la economía.

Y es que parece que la aportación de fondos privados es la única vía posible para mantener vivo al sector. A falta de detalles sobre el presupuesto de Fomento para 2012, entre las constructoras se da por descontado un nuevo tijeretazo que deje la obra pública bajo mínimos. Ferrovial recordó días atrás que en el último ejercicio la licitación cayó en España un 43%, situándose en niveles de 1999.

ACS 28,855 5,812%

En el caso de nuevas restricciones, llueve sobre mojado. Solo ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr, las seis grandes cotizadas, facturaron 22.052 millones por obras en el mercado local en 2007, ejercicio inmediatamente anterior a la crisis. La cifra descendió drásticamente en 2008, hasta rozar los 20.000 millones, se despeñó hasta los 17.000 millones en 2009; bajó a 13.700 millones en 2010, y acaban de concluir 2011 sumando unas ventas por obra nacional de 11.200 millones. El balance deja una caída del 50% en facturación por construcción en España desde que arrancó la crisis.

De momento, la creciente actividad de estas empresas en el ámbito internacional de las infraestructuras no acaba de compensar el derrumbe.

Peso económico

Un 11% del PIB español dependía en 2007 de la construcción, una cuota que, según los expertos, debería estabilizarse en torno al 3% contando solo con la inversión pública. Pero en 2011 no se alcanzó ese nivel a la vista de que los presupuestos del Estado reservaban 13.600 millones para infraestructuras (1,3% del PIB).

Este maná que ahora escasea venía manteniendo antes de la crisis al 15% de la población ocupada, pero también hizo que engordara en exceso la industria constructora. En 2010 accedieron a obras de Fomento un total de 309 empresas, frente a las 190 compañías que contrataron en el año 2000. Un incremento del 60% que hace ahora necesario un proceso de concentración al que se han resistido las propias empresas, muchas de ellas de base familiar o seriamente afectadas por el parón inmobiliario.

Estas últimas, firmas medianas con más dificultades para salir al exterior, sufren sobremanera la falta de proyectos de infraestructuras. En todo caso, grandes y medianas viven en la actualidad de la cartera contratada años atrás y el futuro en este negocio para todas ellas es algo más que incierto.

ACS coloca el 23,5% de Clece a Mercapital

ACS se desprendió ayer del 23,5% de la filial de servicios Clece, paquete traspasado a distintos fondos de Mercapital por 80 millones.

La desinversión se ha quedado en menos de lo que buscaba inicialmente el grupo que preside Florentino Pérez, que acordó la venta de la compañía en abril de 2011 por 608 millones. De los compradores de entonces, Permira y Mercapital, se ha quedado sola la segunda ante los problemas de Permira para cerrar la financiación.

Los fondos gestionados por la firma de capital riesgo que dirige Javier Loizaga compartirán el control con ACS y se reservan una opción de compra por el resto. Se da la circunstancia de que Mercapital fue fundada y presidida hasta 2008 por José María Loizaga, padre de Javier Loizaga y consejero independiente de ACS desde 1993.

Los 80 millones acordados valoran Clece en 505 millones. Tras la operación, el grupo de construcción comunicó a la CNMV que variará el método de consolidación de Clece en sus cuentas. La filial, que obtuvo un beneficio de 46 millones en 2011, pasará de contabilizarse por integración global al método de la participación.

Clece está especializada en servicios de limpieza, servicios sociales y mantenimiento de edificios. Su venta parcial se enmarca en la estrategia de rotación de activos maduros de ACS. Días atrás Florentino Pérez advirtió que 2012 sería un año intensivo en desinversiones, partiendo con un presupuesto de 3.000 millones en traspaso de activos. Ya en 2010 se produjo la importante colocación del 15% de Abertis y de la división de servicios portuarios Dragados SPL. Entre tanto, 2011 ha sido el año de soltar lastre en el negocio de las energías renovables, con la puesta en venta de 1.700 megavatios.

Caídas

ACS es la empresa que más pierde en obra civil española desde que arrancó 2008. Los 2.943 millones que facturó en 2011 la sitúan como líder del sector, pero la cifra está a un 57% de lo declarado en 2007.

Ferrovial, con un 50,5% de caída en las ventas de obra civil local, y Sacyr, con el 51,7% menos, siguen a ACS.

Las ventas de Acciona por obra local han mermado un 35%, por el 43% de FCC y un 49% de OHL.

LOS ESPECIALISTAS

Social Media en la PYME.

USS Enterprise

Carlos Rosales

Cuando Iberia perdió el vuelo

Idearium

ESADE Business & Law School

Ver

Asociados
© ESTRUCTURA GRUPO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS S.A.- Miguel Yuste, 42 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 538 61 00